Moco amarillo: 4 causas y qué hacer

Actualizado en marzo 2024

El moco amarillo puede ser causado por la presencia de inflamaciones o infecciones respiratorias, como resfriados, gripes o sinusitis, por ejemplo, y su presencia indica que el organismo está combatiendo al agente infeccioso.

La coloración amarilla se debe a la presencia de glóbulos blancos, que son células de defensa del cuerpo, que han acudido rápidamente para combatir la infección y, una vez que cumplen su función, estos glóbulos blancos son eliminados junto con el microorganismo en la mucosidad, lo que le confiere esta coloración.

Es importante acudir al médico general o neumólogo si el moco amarillo persiste por muchos días o se acompaña de otros síntomas graves, de manera que se realice una evaluación para determinar la causa y recibir el tratamiento adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

4 causas de moco amarillo

Las principales causas del moco amarillo son:

1. Resfriado común

El resfriado común es una infección viral que provoca síntomas como secreción nasal, estornudos frecuentes, congestión nasal, ojos llorosos, dolor corporal, malestar general y, en algunos casos, fiebre baja.

Los síntomas del resfriado generalmente desaparecen en unos 4 días sin necesidad de tratamiento específico; sin embargo, en algunos casos, puede complicarse y convertirse en una infección ocasionando el surgimiento de moco amarillo. Vea cuáles son los síntomas del resfriado común.

Qué hacer: para aliviar los síntomas del resfriado, incluyendo la congestión nasal, es posible tomar algunos tés, como el de limón, ajo y jengibre, hierbabuena o de anís estrellado.

Además, es importante mantenerse de reposo, hidratado y hacer una alimentación ligera y fácil de digerir para favorecer la recuperación y el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

2. Gripe

La gripe es una infección viral aguda que afecta al sistema respiratorio, manifestándose con síntomas como tos seca, fiebre, malestar general, secreción nasal, dolor muscular y dolor de garganta. Si estos síntomas persisten durante más de 2 semanas, pueden surgir complicaciones como sinusitis, bronquitis o neumonía. 

Qué hacer: el tratamiento para la gripe debe ser prescrito por un médico general, quien puede recomendar el uso de medicamentos antigripales, antipiréticos, antiinflamatorios y analgésicos, como paracetamol, ibuprofeno o dipirona. Además, en casos de mayor riesgo de complicaciones, pueden recetarse medicamentos antivirales como el oseltamivir, por ejemplo. Vea cómo se realiza el tratamiento para la gripe.

3. Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales, que puede ser causada por virus, bacterias u hongos, y se manifiesta con síntomas como dolor de cabeza, dolor facial, secreción nasal amarilla o verde, tos y fiebre. Vea otros síntomas de la sinusitis y cómo se trata.

Qué hacer: el tratamiento para la sinusitis debe ser indicado por un médico, quien generalmente recomendará el uso de sprays nasales para aliviar la congestión nasal, medicamentos antigripales para aliviar la presión facial y el dolor de cabeza, y antibióticos orales en casos de sinusitis bacteriana.

4. Infecciones fúngicas

A pesar de ser menos común y mucho más raro, algunas infecciones causadas por hongos que invaden las vías respiratorias altas, como es el caso de la rinosinusitis alérgica fúngica, por ejemplo, también pueden causar mocos amarillos o de color dorado e incluso marrón.

Además de la mucosidad, pueden surgir otros síntomas como dolor de cabeza, presión y dolor en el rostro, obstrucción nasal e incluso puede haber disminución en el sentido del olfato.

Qué hacer: en estos casos, el tratamiento debe ser indicado por el médico, pues este podrá implicar el uso de antifúngicos y corticosteroides para disminuir la inflamación.

Qué significa el moco amarillo espeso

A medida que el moco atrapa y elimina los microorganismo, puede volverse más espeso debido a la acumulación de células inmunitarias, bacterias y otros desechos.

Asimismo, la falta de suficiente agua en el cuerpo puede hacer que el moco se vuelva más espeso y pegajoso.

Normalmente, durante la noche, el moco amarillo se acumula mientras se duerme, por lo que al despertarse este también puede ser más espeso y tener una coloración más intensa.

Cuándo acudir al médico

Es importante acudir al médico si se presentan algunos síntomas, que incluyen:

  • Problemas para respirar o respiración rápida;
  • Fiebre que dura más de 4 días;
  • Síntomas que duran más de 10 días sin mejoría.

Además, si los síntomas, como fiebre o tos, mejoran pero luego regresan o empeoran también es importante acudir al médico.