Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Metotrexato: para qué sirve, cómo tomar y efectos

El metotrexato es un medicamento análogo del ácido fólico, siendo indicado para el tratamiento de la artritis reumatoide y la psoriasis grave que no responde a otros tratamientos. Sin embargo, en su forma inyectable, puede ser utilizado en la quimioterapia para el tratamiento del cáncer. 

Este medicamento está disponible en forma de pastillas o inyectable y puede encontrarse en las farmacias bajo los nombres de Trixilem y Metrex, por ejemplo. 

Metotrexato: para qué sirve, cómo tomar y efectos

Para qué sirve

El metotrexato en pastillas está indicado en el tratamiento de la artritis reumatoide, pues presenta efectos sobre el sistema inmunitario que disminuyen la inflamación, y su acción es notada a partir de la 3ª semana de tratamiento. Por otra parte, en el tratamiento de la psoriasis, el metotrexato disminuye la proliferación y la inflamación de las células de la piel, y sus efectos son notados de 1 a 4 semanas después del inicio del tratamiento. 

El metotrexato inyectable es indicado para tratar la psoriasis grave y los siguientes tipos de cáncer:

  • Neoplasias trofoblásticas gestacionales;
  • Leucemias linfocíticas agudas;
  • Cáncer pulmonar de células pequeñas;
  • Cáncer de cabeza y cuello;
  • Cáncer de mama;
  • Osteosarcoma;
  • Tratamiento y profilaxis de linfoma o leucemia meníngea;
  • Terapia paliativa de tumores sólidos inoperables;
  • Linfomas no-Hodgkin y linfoma de Burkitt. 

En qué dosis se debe utilizar

La posología varía dependiendo de la enfermedad a tratar, por ello:

1. Artritis reumatoide

La dosis oral recomendada puede ser de 7,5 mg, una vez por semana; o de 2,5 mg cada 12 horas, en tres dosis, las cuales deben ser administradas como un ciclo una vez por semana. 

Las posologías de cada esquema deben ser ajustadas gradualmente para obtener una buena respuesta, sin embargo, estas no deben exceder una dosis semanal total de 20 mg. 

2. Psoriasis

La dosis oral recomendada es de 10 a 25 mg por semana hasta que se obtenga una respuesta adecuada o, de forma alternada, de 2,5 mg cada 12 horas, en tres dosis. 

Las posologías en cada esquema pueden ajustarse gradualmente para lograr una buena respuesta clínica, evitando exceder la dosis de 30 mg por semana. 

Para casos de psoriasis grave, en las que es usado el metotrexato inyectable, se debe administrar una dosis única de 10 a 25 mg por semana hasta obtener una respuesta adecuada. 

3. Cáncer

El rango de dosis terapéutica del metotrexato para indicaciones en los casos de cáncer es muy amplio y depende del tipo de cáncer, el peso corporal y las condiciones del paciente. 

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes que pueden surgir durante el tratamiento con metotrexato en pastillas son: dolor de cabeza intenso, rigidez en la nuca, vómitos, fiebre, enrojecimiento de la piel, aumento del ácido úrico y reducción del número de espermatozoides, surgimiento de úlceras en la boca, inflamación de la lengua y las encías, diarrea, reducción en el conteo de glóbulos blancos y plaquetas, insuficiencia renal y faringitis. 

Contraindicaciones

El metotrexato en pastillas está contraindicado en pacientes con alergia al metotrexato o a cualquier componente de la fórmula, mujeres embarazadas, lactantes, personas con el sistema inmunitario comprometido, insuficiencia hepática o renal grave y alteraciones en las células sanguíneas, como la reducción en el conteo de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. 

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje