Lavado intestinal: qué es, cómo hacer y posibles riesgos

Revisión médica: Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
mayo 2022

El lavado intestinal es un procedimiento para favorecer la limpieza del intestino, ya que promueve la remoción de los residuos de las heces. Para realizar el lavado intestinal es necesario que sea aplicada una solución directamente en el intestino, a través de la región anal, para estimular el movimiento intestinal.

Este procedimiento suele ser realizado en el hospital, siendo principalmente indicado antes de la realización de exámenes de imagen para evaluar el intestino, como en el caso de las colonoscopia y la rectoscopia, por ejemplo. Sin embargo, también es posible que realizarlo en casa, siempre que sea orientado por el médico.

Es importante que el lavado intestinal sea realizado en el hospital o en casa siguiendo los pasos indicados por el médico para evitar posibles complicaciones como deshidratación, infección o desequilibrio electrolítico, por ejemplo. 

Principales beneficios 

El principal beneficio del lavado intestinal está relacionado con una mejor observación de este órgano en exámenes de imagen, como colonoscopia o rectoscopia, por ejemplo, permitiendo observar con más precisión el intestino y sea posible identificar alteraciones con más facilidad.

Por otro lado, a pesar de que no hay estudios que comprueben este efecto, algunas personas creen que realizar un lavado intestinal puede ayudar a perder pero, eliminar toxinas y equilibrar la flora intestinal con el objetivo de favorecer una mejoría en la digestión y en el sistema inmune, reducir el riesgo de cáncer de colon y aumentar la vitalidad.

Indicaciones de lavado intestinal

El lavado intestinal suele indicarse principalmente en personas que requieren cirugías gastrointestinales o exámenes de imagen para evaluar el intestino. Además, puede ser recomendado en personas con estreñimiento crónico y que no mejora con el uso de laxantes, y en aquellos con fecaloma, que es una masa de heces endurecida que permanece en la porción final del intestino o en el recto. Conozca más sobre el fecaloma.

Cómo se realiza el lavado intestinal

El lavado intestinal puede ser realizado por un profesional de la salud en un hospital o en casa con un enema o un kit propio, siguiendo las indicaciones del médico y del kit. Conozca cómo hacer paso a paso un enema en casa

Antes de realizar el lavado, es importante que las manos y la región anal estén debidamente limpias para prevenir infecciones, así como también es importante que el catéter esté desinfectado correctamente y estéril. La solución que se utiliza para el lavado intestinal puede prepararse o comprarse, pudiendo ser una solución hipertónica de cloruro de sodio, solución con fosfato de sodio o solución glicerinada, por ejemplo.

De forma general, para realizar el lavado intestinal se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Acostarse de lado, dejando las rodillas juntas y frente al pecho;
  2. Lubricar la punta del catéter o del aplicador rectal, o aplicar un anestésico tópico;
  3. Separar los glúteos con una de las manos;
  4. Insertar el catéter o el aplicador rectal;
  5. Iniciar la aplicación de la solución;
  6. Después de aplicar la solución, retirar lentamente el catéter o el aplicador y desecharlo; 
  7. Apretar los glúteos e ir al baño para evacuar.

En algunos casos, puede ser necesario repetir estos pasos de 3 a 4 veces. Conozca con más detalle cómo hacer un lavado intestinal en casa.

La hidrocolonterapia es un tipo de lavado intestinal en que se introduce agua tibia filtrada y purificada a través del ano, permitiendo la eliminación de heces acumuladas y las toxinas del intestino, este método se utiliza muchas veces para tratar el estreñimiento, siendo también muchas veces indicado como preparación para cirugía. Este procedimiento es diferente del enema, ya que el enema sólo elimina las heces de la porción inicial del intestino, mientras que la hidrocolonterapia hace una limpieza intestinal completa. 

Consejos para un lavado intestinal seguro

Para la realización de un lavado intestinal seguro, se debe consultar a un médico, el cual explique el procedimiento o refiera a la persona con un profesional de la salud para que lo realice. Además de que está indicado beber muchos líquidos para evitar la deshidratación. También es importante utilizar de preferencia material nuevo o estéril, utilizar guantes y, al final de procedimiento, realizar la limpieza adecuada.

El lavado intestinal se contraindica en personas que tienen enfermedades anorrectales o que hayan sido sometidas a cirugía reciente en la zona. 

Posibles riesgos y efectos secundarios

El lavado intestinal presenta algunos riesgos, como:

  • Deshidratación, ya que la remoción de residuos se acompaña de fluidos, pudiendo causar, en casos extremos, falla renal;
  • Desequilibrio electrolítico, ya que el lavado del intestino puede producir alteraciones de los electrólitos en el cuerpo, como potasio y sodio, pudiendo llevar a la pérdida de la consciencia y falla renal;
  • Infección, porque el lavado intestinal puede facilitar la entrada de bacterias a través del material utilizado y porque puede remover bacterias buenas del intestino, pudiendo causar un desequilibrio de la flora intestinal;
  • Perforación del intestino, que puede causar síntomas como fiebre, dolor, escalofríos, náuseas e incluso la muerte, por lo que ante los primeros signos es muy importante acudir al servicio de urgencias. 

Debido al hecho de que no hay evidencia que compruebe los supuestos beneficios del lavado intestinal sin fines diagnósticos o terapéuticos, se recomienda siempre acudir al médico para que se evalúe la necesidad de realización de este procedimiento. Algunos de los efectos secundarios de este médico son diarrea, calambres, vómito, náuseas y alteración de la absorción de algunos medicamentos. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado e revisto clinicamente por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em mayo de 2022.

Bibliografía

  • EBSERH. Lavagem intestinal. 2020. Disponível em: <https://www.gov.br/ebserh/pt-br/hospitais-universitarios/regiao-nordeste/hu-univasf/acesso-a-informacao/normas/protocolos-institucionais/Lavagemintestinal.pdf>. Acceso en 03 may 2022
Revisión médica:
Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
Médico general por la UPAEP con cédula profesional Nº12420918 y Licenciado en Psicología Clínica por la UDLAP Nº 10101998.