Zanahoria, limón y miel (jarabe para la tos): 4 beneficios y receta

Actualizado en julio 2023
Evidencia científica

El jarabe de zanahoria, limón y miel es una excelente forma de aliviar la tos con flemas, la gripe y el resfriado, debiendo tomarse 2 cucharadas al día.

La zanahoria y el limón poseen propiedades antioxidantes que ayudan a combatir las afecciones respiratorias, estimulando las células de defensa y ayudando a fortalecer el sistema inmune. Vea cuáles son los beneficios del limón para la salud

En el caso de la miel, es un alimento que posee propiedades antimicrobianas, antioxidantes, antiinflamatorias y expectorantes, ayudando a combatir infecciones causadas por virus y bacterias, aliviando algunos síntomas asociados con la gripe y el resfriado, como la tos, las flemas y el dolor de garganta. 

Imagem ilustrativa número 1

Principales beneficios del jarabe 

Los ingredientes del jarabe de zanahoria, miel y limón aporta diversos beneficios, que incluyen: 

  1. Fortalecer el sistema inmune, pues aporta vitaminas A y C, las cuales son nutrientes que ayudan a estimular las células de defensa del organismo, siendo excelente para combatir la gripe y el resfriado;
  2. Combatir virus, hongos y bacterias, pues la miel y la vitamina A poseen propiedades antimicrobianas;
  3. Eliminar las flemas de la garganta porque tiene acción expectorante;
  4. Aliviar la tos porque mantiene hidratada la mucosa de la garganta, protegiéndola contra la irritación, disminuyendo el reflejo de la tos.

Este jarabe tiene un sabor agradable, siendo tolerado fácilmente por los niños a partir de los 2 años de edad, debido a que contiene miel.

Además del jarabe, puede aprovechar los beneficios de la zanahoria y consumirla en ensaladas, guisos o en forma de licuados, pudiendo aderezarlas con miel y limón. Conozca los beneficios de la zanahoria para la salud y algunas recetas.

Receta del jarabe de zanahoria, miel y limón

Este jarabe es fácil de preparar en casa y para ello necesita de:

Ingredientes:

  • 1 zanahoria rallada;
  • 1/2 limón;
  • 2 cucharadas de azúcar;
  • 1 cucharada de miel (incluir apenas en niños mayores de 1 año).

Modo de preparación:

Rallar la zanahoria o cortarla en rodajas muy finas, colocarla en un plato y espolvorear el azúcar. Para potenciar el efecto del remedio debe agregar 1/2 limón exprimido y 1 cucharada de miel sobre toda la zanahoria.

El plato debe colocarse al aire libre y dejarlo reposar durante unos minutos. Cuando la zanahoria comience a soltar su propio jugo natural, está listo para consumirse.

La miel no debe ser ingerida por niños con menos de 2 años de edad, debido al riesgo de causar botulismo. En este caso, basta retirar la miel de la receta y el jarabe tendrá el mismo efecto. Vea qué es el botulismo.

Cómo tomarlo

Se recomienda tomar 2 cucharadas del jarabe de zanahoria, limón y el por día, pero debe ingerirse con precaución, pues contiene una gran cantidad de azúcar, pudiendo no ser adecuado para las personas que sufren de diabetes. Un buen momento para tomarse este jarabe es por la mañana y después de las comidas.