Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo aumentar la producción de leche materna?

El amamantamiento es un proceso de aprendizaje tanto para la madre como para el niño, con el tiempo, ambos se tornan expertos y logran el amamantamiento hasta en las circunstancias más difíciles. Como todo proceso de aprendizaje, cada madre debe aprender a conocer a su hijo en cuanto a la frecuencia y duración de la mamada, por lo que la lactancia materna no tiene reglas fijas.

Algunas situaciones pueden disminuir la producción de leche materna, esta condición se conoce como hipogalactia, y algunas de ellas son:

  • Falta de estimulación, que puede ocurrir por establecer horarios y no dar lactancia materna a libre demanda;
  • Mal agarre del pecho por una mala posición de la madre o del bebé, que no permite que el bebé succione correctamente;
  • Succión deficiente o poco efectiva, pudiendo ocurrir porque el bebé tiene algún problema en la boca, por una mala técnica para amamantar o porque es muy perezoso;
  • Condiciones o trastornos como hipoplasia mamaria donde hay escaso tejido mamario, síndrome de ovario poliquísticos, alteraciones de la tiroides,Síndrome de Sheehan, cirugía de reducción mamaria.

Además de esto, existen algunas condiciones que pueden disminuir la producción de leche temporalmente o retrasar la subida de la leche como es la obesidad mórbida, diabetes, parto por cesárea, retención de la placenta.

¿Cómo aumentar la producción de leche materna?

Consejos para aumentar la producción de leche materna

Algunos consejos para aumentar la producción son:

1. Beber mucha agua

El agua es el principal componente de la leche materna, siendo necesario que la madre beba muchos líquidos, para suplir esta necesidad. Lo recomendado es consumir en promedio 3 L de agua por día, este hábito puede empezarse durante el embarazo. Una señal para saber que se está ingiriendo una cantidad suficiente de líquidos es tener la orina de color amarilla clara. 

Además de esto, se pueden comer alimentos ricos en agua como gelatina y frutas como naranja, melón y sandía o jugos naturales. Vea algunos alimentos ricos en agua

2. Alimentarse bien

Alimentarse bien durante y después del embarazo es importante para que la embarazada tenga todos los nutrientes necesarios para la producción de la leche, debiéndose aumentar el consumo de alimentos como pescados, frutas frescas, legumbres, vegetales, semillas como chía y linaza, y alimentos integrales como pan integral y arroz integral.

Estos alimentos son ricos en omega 3, vitaminas y minerales que mejoran la calidad de la leche materna y favorece al crecimiento y desarrollo del bebé. Además de esto, comer bien ayuda a regular el aumento de peso durante la gestación y a la disminución de peso después del parto, dándole la energía necesaria que el organismo de la mujer necesita para generar la producción de leche. Conozca qué debe comer durante la lactancia.

3. Masaje en los senos

Al final de la gestación o durante la lactancia, la mujer también se puede realizar masajes rápidos en los senos para fortalecer los pezones y estimular poco a poco el descenso de la leche. Para ello, la mujer debe sostener el seno colocando una mano de cada lado y hacer una presión desde la base hasta el pezón, como si se estuviese ordeñando.

Se debe repetir este movimiento cinco veces con delicadeza, realizado a continuación, el mismo movimiento con una mano arriba y una debajo del seno, el masaje se debe realizar de 1 a 2 veces al día.

En caso el bebé no esté mamado correctamente por algún motivo, mientras se resuelve la situación, es posible estimular el seno con el uso de un extractor de leche manual o eléctrico de manera que se mantenga la estimulación y a su vez la producción de leche.

4. Descansar

Es muy importante que durante los primeros 21 días, la madre consiga amamantar tranquila, sin tener que preocuparse por otras tareas. Cuanto más la mujer descanse, más leche producirá debido a que el organismo tiene suficiente energía para producirla. 

Es importante que mientras se esté amamantando al bebé durante las primeras semanas no se reciban visitas, de manera que este sea un momento especial y de conexión con su bebé y sea un momento tranquilo para ambos, evitando el estrés y las interrupciones. 

5. Ofrecer lactancia materna a libre demanda

Es fundamental darle al bebé lactancia materna a libre demanda, esto significa que se debe dar el pecho siempre que quiera, esto ayuda a estimular la producción de leche debido a que cuando el bebé succiona se estimula el reflejo de la hormona prolactina, manteniendo y aumentando la producción de leche materna. El tiempo de las mamadas lo define el niño que se retirará del pecho cuando esté satisfecho.

Remedio natural para aumentar la producción de leche materna

La silimarina es un producto natural a base de cardo mariano, que debe ser aconsejado por el médico, pudiendo ser encontrado en las farmacias o en tiendas de productos naturales. En general, su uso es de 3 a 5 veces al día. Más información en: Remedio natural para aumentar la producción de leche materna.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar