Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en el hombre

Las Infecciones de transmisión sexual (ITS), anteriormente conocidas como enfermedades de transmisión sexual (ETS), normalmente causan síntomas como: comezón en el pene y salida de secreciones a través del mismo, ardor al orinar y surgimiento de verrugas o heridas en la región íntima. 

Para identificar este tipo de infecciones y prevenir complicaciones, los hombres con vida sexualmente activa deben acudir por lo menos 1 vez al año a consulta con el urólogo o médico de familia para que evalúen el aparato reproductor y, en caso de haber alguna enfermedad, sea tratada rápidamente. 

Por ser infecciones que se transmiten por vía sexual, es importante que tanto el hombre afectado como su compañera o compañero también sean tratados, para que la persona no vuelva a contraer la enfermedad. Para evitar estas infecciones, lo más importante es tener relaciones sexuales con protección, debiendo utilizar un preservativo. Vea cómo colocarse el preservativo masculino de forma correcta

Síntomas de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en el hombre

Los principales síntomas relacionados con infecciones de transmisión sexual en el hombre son: 

1. Comezón, enrojecimiento y dolor en el pene 

Estos síntomas normalmente son indicios de infección por hongos, principalmente por el hongo Candida albicans, el cual puede ser adquirido durante el contacto íntimo y manifestarse cuando el sistema inmune del hombre se encuentre debilitado y no logre combatir la infección. Este hongo también puede desarrollarse en la boca debido al sexo oral desprotegido y ocasiona síntomas como dolor de garganta, mal aliento o placas blanquecinas en la parte interna de las mejillas, encías y garganta. 

Además de la candidiasis, estos síntomas pueden indicar herpes genital, que es un tipo de ITS muy común y que además de esos síntomas, se caracteriza por la presencia de microampollas en la región íntima. 

Cómo tratarla: en el caso de la candidiasis, el tratamiento normalmente se realiza con la aplicación de cremas o ingesta de medicamentos antifúngicos, como Fluconazol o Clotrimazol, los cuales deben ser indicados por el urólogo o médico general. En el caso de herpes genital, el urólogo puede recomendar el uso de antivirales o la aplicación de pomadas como Aciclovir o Fanciclovir, por ejemplo, los cuales deben usarse por 10 a 14 días, o de acuerdo con la orientación del médico. Conozca qué cuidados debe tener durante el tratamiento para herpes genital

2. Heridas en la región genital

La presencia de heridas, bolas o ampollas en la región genital normalmente ocurre debido a infección por un microorganismo durante el contacto sexual, siendo indicativo de ITS. 

El VPH, que es una enfermedad causada por el Virus del Papiloma Humano, es caracterizada por la presencia de verrugas en el pene, escroto o ano, pero también pueden estar presentes en la boca o en la garganta en caso de que haya habido contacto de esas regiones con las secreciones de la compañera o compañero infectado. 

Otras enfermedades que pueden caracterizarse por la presencia de heridas pequeñas o ampollas en la región genital son el herpes genital y sífilis, las cuales se caracterizan por la presencia de heridas en la región íntima que no duelen, además de bolas en el cuello que ocasionan dolor en la zona, dolor de cabeza, malestar general y fiebre. 

Cómo tratarla: el tratamiento para herpes genital se realiza con el uso de medicamentos antivirales de acuerdo con la orientación médica. En el caso del VPH, el médico puede recomendar la aplicación de una pomada en casa para eliminación de la verruga, como la Podofilina, o realizar una aplicación en el consultorio en caso de ser varias verrugas. 

El tratamiento para la sífilis depende de la fase de la enfermedad, siendo normalmente recomendado por el médico la aplicación de una inyección de penicilina en las fases iniciales y en las fases más avanzadas, pueden ser necesarias varias inyecciones. Conozca más sobre cómo se realiza el tratamiento de la sífilis

3. Secreción

La presencia de secreción también puede indicar ITS, principalmente gonorrea o clamidia. En el caso de la gonorrea, se puede notar la presencia de secreción amarillenta parecida al pus, además de dolor y ardor al orinar y fiebre baja. En caso de que haya habido contacto oral o anal con la persona infectada, puede surgir dolor en la garganta e inflamación en el ano, por ejemplo. 

La clamidia también es una ITS que puede presentar secreciones en el pene, además de heridas pequeñas y poco dolorosas y ganglios inflamados en la región de las ingles.

Cómo tratarla: estas ITS son causadas por bacterias, de esta forma, el urólogo normalmente indica el uso de antibióticos, como Azitromicina, Ceftriaxona o Doxiciclina por al menos 1 semana o de acuerdo con la orientación del médico. Es importante que el tratamiento de la clamidia sea realizado conforme a la orientación del clínico, puesto que en caso de que no sea tratada correctamente, podría ocasionar infertilidad. 

4. Dolor y ardor al orinar

El dolor y ardor al orinar normalmente son síntomas de infecciones urinarias, pero también podrían indicar infecciones de transmisión sexual, como el herpes genital, gonorrea, clamidia y candidiasis, por ejemplo. 

Cómo tratarlo: en esos casos, es importante acudir al urólogo o al médico de familia para que sean solicitados exámenes que permitan identificar la causa y, de esta forma, iniciar el tratamiento, pudiendo ser realizado con medicamentos antivirales, antibióticos o antifúngicos. 

5. Malestar general, pérdida de peso y heridas en la boca

No siempre los síntomas de ITS están relacionados con alteraciones a nivel genital, como es el caso de la infección por el VIH, cuyos síntomas iniciales son semejantes a los de la gripe, como por ejemplo fiebre, malestar y dolor de cabeza. Además de eso, puede surgir fiebre alta y persistente, pérdida de peso rápida, cansancio, diarrea, presencia de manchas rojas en la piel y heridas en la boca. 

Cómo tratarla: la infección por VIH no tiene cura, no obstante, puede controlarse por medio de la toma de medicamentos antivirales para evitar el progreso de la infección, el surgimiento de SIDA o algunas otras complicaciones. Conozca cuáles son los medicamentos utilizados en el tratamiento

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje