Infarto fulminante: qué es, síntomas y qué hacer

agosto 2022
  1. Síntomas
  2. Posibles causas
  3. Tratamiento
  4. Prevención

El infarto fulminante es aquel que surge de repente y que muchas veces puede causar la muerte, pudiendo ocurrir de 1 a 24 horas después del inicio de los síntomas, como dolor en el pecho que puede irradiarse hacia el brazo, falta de aire o sudoración fría, por ejemplo. Casi la mitad de los casos muere antes de llegar al hospital, debido a la rapidez en que sucede y la falta de atención eficaz.

Este tipo de infarto ocurre cuando hay una interrupción brusca del flujo sanguíneo hacia el corazón, y generalmente, es causada por alteraciones genéticas, que provocan modificaciones en los vasos sanguíneos o una arritmia grave. Este riesgo es mayor en personas jóvenes con alteraciones genéticas o personas con factores de riesgo para enfermedades del corazón como el tabaquismo, la obesidad, la diabetes y la presión arterial alta.

Debido a su gravedad, el infarto fulminante puede causar la muerte en minutos, en caso de que no se diagnostique y se trate a tiempo, provocando la situación conocida como muerte súbita. Por esto, en presencia de síntomas que puedan indicar un infarto como por ejemplo dolor en el pecho, sensación de opresión o falta de aire, es muy importante buscar atención médica lo más pronto posible.

Principales síntomas

Los principales síntomas de infarto fulminante son:

  • Dolor, sensación de peso o ardor en el pecho, que puede ser localizado o irradiarse hacia el brazo o la mandíbula;
  • Sensación de indigestión;
  • Falta de aire intenso;
  • Cansancio con sudor frío.

A pesar de que el infarto fulminante puede surgir sin cualquier aviso previo, los síntomas pueden surgir días antes y no solo en el momento del ataque.

La intensidad y los síntomas que surgen varían de acuerdo a la gravedad de la lesión en el miocardio, que es el músculo del corazón, pero también de acuerdo a las características de la persona, ya que se sabe que las mujeres y diabéticos tienen tendencia a presentar infartos más silenciosos. Vea cuáles son los síntomas de infarto en la mujer.

Es importante acudir con el médico lo antes posible o al servicio de urgencias en caso de que surjan síntomas de infarto fulminante, ya que es una condición grave que puede poner en riesgo la vida.

Qué hacer en caso de infarto fulminante

Hasta que se reciba tratamiento en urgencias, es posible ayudar a una persona con infarto fulminante, siendo recomendado llamar a una ambulancia, o llevar a la persona de inmediato al hospital.

Mientras se espera a la ambulancia, es importante calmar a la persona y dejarla en un lugar fresco, siempre verificando el estado de consciencia y la presencia de latidos y movimientos respiratorios. En caso de que se presente la parada de los latidos cardíacos o de la respiración, se debe iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP). Vea cómo se realiza la reanimación cardiopulmonar de forma correcta.

Posibles causas

El ataque al corazón fulminante, generalmente, es causado por la obstrucción del flujo sanguíneo de las arterias coronarias que irrigan el corazón, por placas de grasa, resultando en la muerte de los tejidos cardíacos. Además, el infarto fulminante también puede surgir debido a una arritmia maligna, que impide al corazón producir impulsos eléctricos necesarios para el latido cardíaco.

Estas condiciones hacen que el corazón no logre bombear la sangre hacia el cuerpo y llevar oxígeno a los tejidos, que resulta en el surgimiento de síntomas.

Algunos factores aumentan el riesgo de desarrollar un infarto fulminante, como:

  • Antecedentes familiares de infarto;
  • Edad superior a 45 años;
  • Presión alta;
  • Diabetes;
  • Colesterol alto;
  • Exceso de peso u obesidad;
  • Tabaquismo;
  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

A pesar de que estas personas tienen mayor predisposición, cualquier persona puede desarrollar un ataque cardíaco, por esto, en presencia de señales y síntomas que indican esta situación, se recomienda acudir de inmediato a la emergencia hospitalaria para confirmar los síntomas y comenzar el tratamiento lo más rápido posible.

El infarto fulminante ocurre especialmente en jóvenes, ya que ellos no poseen la llamada circulación colateral, responsable por irrigar el corazón junto con las arterias coronarias. La falta de circulación y oxígeno hace que el músculo cardíaco sufra, causando dolor en el pecho y posteriormente muerte en el músculo cardíaco.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento del infarto fulminante se realiza en el hospital, siendo indicado por el médico el uso de medicamentos para mejorar la circulación sanguínea como AAS, además de procedimientos quirúrgicos para restablecer el paso de sangre al corazón, como el cateterismo. Conozca qué es y cuáles son los riesgos del cateterismo.

En caso de que el infarto cause un paro cardíaco, el equipo médico iniciará un procedimiento de reanimación cardiopulmonar, con masaje cardíaco y, si es necesario, con el uso de desfibrilador, como forma de intentar salvar la vida del paciente.

Además de esto, después de la recuperación, es importante iniciar un tratamiento para rehabilitar la capacidad física después del infarto, a través de la realización de sesiones de fisioterapia, después que el cardiólogo emita el alta.

Cómo prevenir un infarto

Para disminuir el riesgo de sufrir un infarto, se recomienda hábitos de vida saludable como alimentarse correctamente dando preferencia al consumo de vegetales, granos, verduras, frutas y carnes bajas en grasa como por ejemplo pechuga de pollo a la plancha.

Además de esto, se recomienda practicar algún tipo de actividad física regularmente como caminar 30 minutos como mínimo, 3 veces por semana. Otro consejo importante es beber bastante agua y evitar el estrés, tratando de reservar un tiempo para descansar.  Conozca algunos consejos para disminuir el riesgo de un ACV y enfermedades cardiovasculares.

Vea también el siguiente video y conozca qué comer para prevenir un infarto:

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em agosto de 2022. Revisión médica por Drª. Ana Luiza Lima - Cardióloga, em julio de 2018.

Bibliografía

  • ISBISTER, J.; SEMSARIAN, C. Sudden cardiac death: an update. Intern Med J. 49. 7; 826-833, 2019
  • MARKWERTH, P.; et al. Sudden cardiac death-update. Int J Legal Med. 135. 2; 483-495, 2021
Abrir la bibliografía completa
  • JAZAYERI, M-A.; ERMET, M. P. Sudden Cardiac Death: Who Is at Risk?. Med Clin North Am. 103. 5; 913-930, 2019
  • KUMAR, A.; et al. Sudden cardiac death: epidemiology, pathogenesis and management. Rev Cardiovasc Med. 22. 1; 147-158, 2021
Revisión médica:
Drª. Ana Luiza Lima
Cardióloga
Cardióloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en el año 2008 con registro profesional en el colegio de médicos nº CRM/PE – 16886. 

Tuasaude en Youtube

  • ¿Cómo bajar la PRESIÓN ALTA sin medicamentos?

    11:27 | 3274297 visualizações
  • DIETA PARA TRIGLICÉRIDOS ALTOS

    03:24 | 298574 visualizações