Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Impotencia sexual masculina

La impotencia sexual masculina, o disfunción eréctil, es la incapacidad para iniciar y mantener una erección en al menos  la mitad de los intentos de contacto íntimo, pudiendo ser considerada también como una interrupción de los intentos durante el coito.

Tratamiento para la impotencia sexual masculina

En la mayoría de los casos, la disfunción eréctil puede ser tratada. Pero, el tipo de tratamiento depende de la causa y el estilo de vida del paciente. El tratamiento puede consistir en la psicoterapia, terapia de reemplazo hormonal, inyecciones, dispositivo de vacío o intervención quirúrgica como la introducción de una prótesis.

Cuando la libido es acompañada por la posibilidad de obtener una erección el suficiente tiempo para mantener una relación o si la persona tiene erecciones durante el sueño o al despertar por la mañana, la impotencia puede ser causada por problemas psicológicos.

Causas de la impotencia sexual masculina

Las causas por trastornos mecánicos o fisiológicos a menudo tienen relación con antecedentes quirúrgicos, como cirugía vascular, pélvica, rectal o de la próstata. Algunos medicamentos e incluso el consumo regular de alcohol y drogas pueden causar impotencia, al igual que los niveles bajos de testosterona en sangre.

Un hemograma completo y exámenes de bioquímica y hormonas son capaces de identificar la presencia de anemia, infección, diabetes, hipertiroidismo o hipotiroidismo son enfermedades que pueden estar implicadas en la impotencia sexual masculina.

Más sobre este tema:


Carregando
...