Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas, causas y tratamiento de la hipotensión

La presión baja, también llamada hipotensión arterial, ocurre cuando la presión llega a valores iguales o inferiores a 90 mmHg x 60 mmHg.

Generalmente los individuos con presión baja no presentan síntomas, por lo que esta situación no suele ser problemática, sin embargo algunas personas pueden presentar síntomas como dolores de cabeza, mareos, debilidad o sensación de desmayo.

La hipotensión es peligrosa en los pacientes en condición crítica que se encuentran en estado de shock por pérdida excesiva de sangre, falla del corazón, por infecciones graves como sepsis, entre otras causas. En estos casos el paciente necesita de medicamentos endovenosos para aumentar la presión sanguínea para evitar un paro cardiorrespiratorio.

Síntomas, causas y tratamiento de la hipotensión

Síntomas de la hipotensión

Los síntomas de hipotensión son: 

  • Sensación de debilidad;
  • Vista oscura cuando el individuo se levanta rápidamente;
  • Mareos y dolor de cabeza;
  • Sueño o desmayo.

El individuo con estos síntomas debe medirse la presión arterial para confirmar si está baja y consultar un médico general o cardiólogo para diagnosticar el problema e iniciar el tratamiento en caso de ser necesario.

Qué hacer cuando la presión está baja

Las orientaciones médicas dadas a los pacientes que acostumbran a presentar caídas de presión es que en el inicio de lo síntomas de mareo, sudor frío o malestar el individuo:

  • Se acueste boca arriba, colocando las piernas encima de una silla, de manera que permanezcan más altas que el resto del cuerpo.

Elevar las piernas, hace con que la sangre retorne más facilmente al corazón y al cerebro, normalizando la presión del paciente.

Utilizar sal colocándola debajo de la lengua cuando el individuo presenta estos síntomas no es recomendado, porque la sal no tiene efecto inmediato y puede demorar horas para aumentar la presión. 

Para las personas que tienden a quedarse con la presión arterial muy baja y con síntomas de presión baja, se recomienda comer de 3 en 3 horas y beber bastante agua a lo largo del día, para mantener la presión bajo control.

Presión baja en el embarazo

La presión baja en el embarazo es frecuente en el inicio de la gestación, pero generalmente no trae complicaciones para el bebé, y está relacionada con la acción de la hormona relaxina sobre las venas. Además de esto el feto necesita de una mayor cantidad de sangre, y por esto, naturalmente disminuye la cantidad de sangre en las arterias de la madre, causando hipotensión.

Si la gestante presenta síntomas de presión baja se debe acostar boca arriba, manteniendo las piernas elevadas para normalizar la presión. Sin embargo, si no hay mejoría de los síntomas se recomienda consultar al obstetra para investigar las causas de la hipotensión y su posible correción.

Posibles causas de la hipotensión

La presión baja puede ser provocada por:

  • Quedarse mucho tiempo de pie (hipotensión ortostática);
  • Calor excesivo;
  • Hemorragia;
  • Hipoglicemia;
  • Insuficiencia cardíaca;
  • Alimentación baja en sal;
  • Deshidratación.

Otras causas comunes de presión baja incluyen el uso de medicamentos laxantes, anti-hipertensivos y medicamentos para adelgazar.

Más sobre este tema:
Carregando
...