Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Hipoclorito de sodio: qué es, usos y para qué sirve

El hipoclorito de sodio se utiliza como desinfectante, siendo utilizado también para desinfectar el agua para uso y consumo humano. El hipoclorito de sodio se conoce popularmente como lejía o cloro, el cual es vendido en solución de 2,0 a 2,5% de hipoclorito de sodio.

El hipoclorito de sodio puede comprarse en los supermercados, fruterías o farmacias. Existen en el mercado pastillas de uso doméstico y, generalmente, una pastilla se utiliza para desinfectar el un litro de agua, pero se debe prestar atención al tipo de hipoclorito de sodio que se vende, porque también existe hipoclorito de sodio que se vende como sal, soluciones o en pastillas que son utilizadas para desinfectar cisternas, pozos y el tratamiento de piscinas.

Hipoclorito de sodio: qué es, usos y para qué sirve
Hipoclorito de sodio: qué es, usos y para qué sirve

¿Para qué sirve?

El hipoclorito de sodio sirve para limpiar superficies, blanquear la ropa blanca, lavar las verduras y también para desinfectar el agua para consumo humano, para reducir las posibilidades de contaminación por virus, parásitos y bacterias que causan diarrea, hepatitis A, cólera o rotavirus.

¿Cómo usarlo?

Para purificar el agua para consumo humano se recomienda colocar 2 a 4 gotas de hipoclorito de sodio con concentración de 2 a 2,5%, para cada litro de agua. Esa solución debe guardarse dentro de un recipiente que no sea transparente, para que no sea confundido con un líquido claro, y de esta forma evitar un accidente.

Es importante mantener el recipiente tapado y esperar 30 minutos después de echar una gotas para el agua que se va a consumir. Este tiempo es necesario para que la desinfección haga efecto, matando así todos los microorganismos.

El agua desinfectada con hipoclotiro de sodio sirve para beber, cocinar, lavar verduras, frutas y hortalizas, lavar los platos y tomar un baño.

Se debe tener cuidado y evitar que la lejía tenga contacto con el agua corriente, ya que posee acción corrosiva y puede causar quemaduras en la piel y los ojos cuando se encuentra en grandes cantidades.

Qué debe hacer en caso de haber puesto más cloro del necesario

En caso de que el cloro se use accidentalmente en una dosis mayor a la recomendada, se debe lavar la región expuesta inmediatamente con agua de la llave y observar su surgen síntomas como comezón y enrojecimiento. Cuando se ingieren dosis exageradas de esta sustancia puede ocasionar náuseas, tos y dificultad para respirar, siendo necesaria la atención médica urgente.

Sin embargo, cuando el cloro se usa dentro de la recomendaciones, es seguro para la salud y el agua desinfectada se les puede dar a los bebés y niños, pero en caso de duda, se recomienda darles solamente agua sellada.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje