Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la hipocalcemia, principales síntomas y tratamiento

La hipocalcemia es la disminución de los niveles de calcio en la sangre que, en la mayoría de las veces, no produce ningún tipo de síntoma, y ​​suele ser identificada en el resultado del análisis de sangre. Sin embargo, cuando la cantidad de calcio es muy baja, pueden surgir síntomas graves como espasmos musculares, confusión mental y convulsiones.

Generalmente, la hipocalcemia surge cuando el organismo no logra mantener los niveles circulantes de calcio libre normales, como ocurre en el hipoparatiroidismo o en la falta de vitamina D, por ejemplo, y el tratamiento se hace de acuerdo con la causa, teniendo en cuenta la gravedad del cuadro y si hay o no síntomas, siendo necesaria la suplementación de sales de calcio.

El calcio es un mineral esencial para la salud de los huesos y el metabolismo del organismo, y sus niveles en la sangre son regulados esencialmente por la glándula paratiroide y la vitamina D, que hacen el equilibrio entre la absorción del calcio en la alimentación, la distribución en los huesos y en el organismo o su eliminación por los riñones.

Qué es la hipocalcemia, principales síntomas y tratamiento

Causas principales

Las principales causas de hipocalcemia incluyen:

  • Hipoparatiroidismo, especialmente cuando hay lesión o remoción de las paratiroides, que puede ocurrir tanto por una cirugía en el cuello, como durante la extracción de la tiroides, o irradiación durante el tratamiento del cáncer, por ejemplo;
  • Pseudo hipoparatiroidismo, cuando el cuerpo pierde la sensibilidad y no logra responder a los niveles de PTH, que es la hormona de las paratiroides;
  • Deficiencias en el desarrollo de las paratiroides, como el síndrome de DiGeorge, que afecta a los bebés;
  • Deficiencia de vitamina D;
  • Baja ingestión o mala absorción del calcio;
  • Enfermedades renales, que dificultan la activación de la vitamina D y pueden provocar una mayor excreción de calcio en la orina;
  • Efecto secundario de ciertos medicamentos, como Asparginasa, Cisplatino, Rifampicina, Ketoconazol, anticonvulsivantes o bifosfonatos, por ejemplo;
  • Cambios en los niveles de otros minerales que interfieren en los niveles de calcio, como exceso de fosfato o falta de magnesio;
  • Alcoholismo crónico.

Además, la hipocalcemia puede ser una complicación de la pancreatitis aguda, ya que los ácidos grasos liberados por el páncreas inflamado pueden interferir en la cantidad de calcio.

Cómo se confirma la hipocalcemia

La hipocalcemia se diagnostica a través de la medición del calcio libre en la sangre, llamado calcio iónico, que se encuentra por debajo de los niveles normales, y que debe estar entre 4 a 5 mg/dl y la medición del calcio total indica que hace falta cuando está por debajo de 8,5 mg/dl. Sin embargo, estos valores pueden variar de acuerdo con el laboratorio que realiza el examen.

Sin embargo, el médico puede necesitar de la realización de exámenes de los riñones, hormonas y niveles de otros componentes en la sangre, como la medición de PTH, vitamina D, fósforo y magnesio, por ejemplo, para identificar la posible causa del problema.

Principales síntomas

Aunque la hipocalcemia no produzca síntomas en los casos más leves, cuando los niveles de calcio se encuentran muy bajos o bajan abruptamente, pueden aparecer signos como:

  • Calambres y espasmos musculares;
  • Hormigueo en la boca, manos y pies;
  • Convulsiones;
  • Sudoración;
  • Náuseas y vómitos.
  • Cólicos abdominales;
  • Crisis de asma.

Cuando la hipocalcemia es crónica y surge poco a poco, como sucede en el hipoparatiroidismo, también se puede notar piel seca, uñas quebradizas, caída de cabello y erosión de los dientes, además de nerviosismo, ansiedad, confusión mental, alteración de la memoria y temblores. Conozca más sobre los síntomas de deficiencia de calcio.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la hipocalcemia depende de la causa, de la gravedad del cuadro y de la presencia o no de síntomas. Cuando hay una hipocalcemia grave y con síntomas, es necesaria la reposición de calcio, como gluconato de calcio o cloruro de calcio, por la vena, hasta que haya alivio de los síntomas.

En casos de hipocalcemia leve, pueden indicarse suplementos de calcio y aumento de la ingesta de alimentos con calcio. Conozca los alimentos que son ricos en calcio.

También es necesario investigar la causa y tratarla, lo cual puede incluir la reposición de magnesio, vitamina D, además del tratamiento de las alteraciones renales o de las paratiroides, en caso de que sean el motivo de la hipocalcemia.

Bibliografía >

  • HINRICHSEN, Sylvia L. Causas de...: Diagnóstico diferencial. 1 ed. Rio de Janeiro: Medbook, 2014. 278-280.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje