Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Hiperbilirrubinemia neonatal: qué es, causas y cómo tratar

La hiperbilirrubinemia neonatal o del recién nacido, conocida también como ictericia neonatal, es una enfermedad que aparece en los primeros días de vida del bebé, siendo causada por la acumulación de bilirrubina en sangre, originando una coloración amarillenta en la piel.

Cualquier niño puede desarrollar hiperbilirrubinemia, cuyas causas principales, son cambios fisiológicos en la función hepática, enfermedades de la sangre como anemia hemolítica, enfermedades del hígado, originadas por infecciones o enfermedades genéticas, o incluso hasta por reacciones en la lactancia. Conozca también las: causas de bilirrubina alta e ictericia en el adulto.

Los cuidados para la disminución de la cantidad de bilirrubina en sangre deben iniciarse rápidamente, siendo el tratamiento con fototerapia el más utilizado. En algunas situaciones, el uso de medicamentos o transfusiones de sangre, pueden ser necesarios y son orientados por el pediatra.

Hiperbilirrubinemia neonatal: qué es, causas y cómo tratar

Principales causas

La ictericia se ocurre cuando el bebé no logra eliminar correctamente la bilirrubina, que es producida por el metabolismo de las células sanguíneas, ya que antes del nacimiento la placenta ejerce esta función. Las causas principales de hiperbilirrubinemia del recién nacido son:

1. Ictericia fisiológica

Se origina, por lo general después de 24 a 36 horas del nacimiento, siendo el tipo de ictericia más común, ya que el hígado del bebé está poco desarrollado y puede presentar algunas dificultades para transformar y eliminar la bilirrubina de la sangre a través de la bilis. Este cambio, normalmente, se soluciona en algunos días, con tratamiento de fototerapia y la exposición al sol.

Cómo tratar: la fototerapia con luz fluorescente es útil para reducir la cantidad de bilirrubina en la sangre. En situaciones más leves, la exposición al sol puede ser suficiente, pero en casos muy severos puede ser necesaria una transfusión sanguínea o el uso de medicamentos, como fenobarbital para obtener mejores resultados. Vea cómo se realiza el tratamiento de la ictericia fisiológica del recién nacido.

2. Ictericia de la leche materna

Este tipo de aumento de la bilirrubina puede originarse alrededor de 10 días después del nacimiento, en algunos bebés que están exclusivamente alimentados por lactancia materna, por el aumento de hormonas o sustancias de la sangre, que aumentan la reabsorción de bilirrubina en el intestino y dificultan su eliminación, a pesar de no conocer la forma exacta.

Cómo tratarlo: en los casos de ictericia más importantes, se puede realizar la fototerapia para controlar los niveles en sangre, pero la lactancia materna no se debe interrumpir, a menos que lo indique el pediatra. Esta ictericia desaparece de manera natural alrededor del segundo o tercer mes del bebé.

3. Enfermedades de la sangre

Algunas enfermedades pueden causar la acumulación de bilirrubina en el bebé, como cambios autoinmunes o genéticos, que pueden ser graves y aparecer en las primeras horas después del nacimiento. Algunas enfermedades son la esferocitosis, la talasemia o incompatibilidades con la sangre de la madre, por ejemplo, pero la principal es la enfermedad hemolítica del recién nacido, también conocida como: eritroblastosis fetal

Cómo tratar: además de la fototerapia para controlar la cantidad de bilirrubina en la sangre, el tratamiento se realiza, por lo general, con transfusión sanguínea y en algunas situaciones, se pueden utilizar medicamentos para controlar la inmunidad.

4. Enfermedades del hígado

El bebé puede nacer con alteraciones en la función del hígado, por diferentes causas como deformidades de las vías biliares, fibrosis quística, rubéola congénita, hipotiroidismo congénito, infecciones por virus o bacterias o por síndromes genéticos, como el síndrome de Crigler-Najjar, síndrome de Gilbert y enfermedad de Gaucher, por ejemplo.

Cómo tratar: para controlar la hiperbilirrubinemia en la sangre, en conjunto con la fototerapia se realizan tratamientos para mejorar la enfermedad que causó el aumento de la bilirrubina, como el tratamiento de la infección con antibiótico, cirugía para la corrección de malformaciones hepáticas o reemplazo de hormonas en el hipotiroidismo, por ejemplo.

El tratamiento para reducir el aumento de la bilirrubina en el organismo, principalmente la fototerapia, debe ser realizada rápidamente después de la detección de la alteración, pues el exceso de bilirrubina en el organismo del bebé puede causar complicaciones graves, como la intoxicación cerebral conocida como kernicterus, que causa sordera, convulsiones, coma y muerte.

Hiperbilirrubinemia neonatal: qué es, causas y cómo tratar

Cómo se realiza el tratamiento con fototerapia

La fototerapia consiste en dejar al bebé expuesto a una luz fluorescente, por lo general azul, durante algunas horas, todos los días hasta la mejoría. Para que el tratamiento surta efecto, la piel del bebé debe estar totalmente expuesta a la luz fluorescente, pero los ojos no deben ser expuestos, por esto ello, quedan cubiertos con una tela o lentes especiales.

La luz penetra en la piel, estimulando la destrucción y eliminación de la bilirrubina a través de la bilis, haciendo que la ictericia y el color amarillento desaparezcan poco a poco.

Conozca en qué consiste la fototerapia.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje