Grasa en la orina: 4 principales causas y qué hacer

julio 2021

La presencia de grasa en la orina no se considerada normal, por lo que es importante acudir al médico para que solicite exámenes que evalúen principalmente la función de los riñones y, en caso de encontrarse alteraciones, iniciar el tratamiento adecuado. 

Cuando hay grasa en la orina, esta tiene un aspecto turbio o grasoso a simple vista, sin embargo existen otras características que solo pueden observarse cuando se envía una muestra de orina a un laboratorio y se analiza bajo un microscopio. Conozca cómo entender el resultado del examen de orina

Algunas de las situaciones en las que se puede identificar la presencia de grasa en la orina son: 

1. Síndrome nefrótico

El síndrome nefrótico es una de las principales situaciones en las que se puede observar grasa en la orina, la cual se caracteriza por la eliminación excesiva de proteínas en casos de diabetes, lupus o enfermedades cardíacas, por ejemplo. 

Además de tener un aspecto grasoso en la orina también puede haber presencia de espuma en la misma, además de hinchazón de los tobillos o pies. 

Qué hacer: cuando la presencia de grasa en la orina se debe al síndrome nefrótico, se recomienda que se realice el tratamiento de acuerdo a la orientación del nefrólogo, con el uso de medicamentos para disminuir la presión arterial, diuréticos o medicamentos que disminuyan la actividad del sistema inmunológico para reducir la inflamación, además de realizar cambios en la dieta.

2. Deshidratación

En el caso de deshidratación, la orina se torna más concentrada, lo que causa que tenga un olor más fuerte, sea más oscura y puedan notarse otras sustancias, como la grasa, por ejemplo. 

La deshidratación puede ocurrir como consecuencia de enfermedades o debido al hábito de no tomar cantidades suficientes de agua durante el día, lo que puede ocasionar el surgimiento de signos y síntomas característicos, como boca seca, dolor de cabeza, mareos, calambres, alteración en el ritmo cardíaco y fiebre baja. 

Qué hacer: es importante beber por lo menos 2 litros de agua o líquidos al día para evitar la deshidratación, además de beber agua durante y después de la actividad física. Sin embargo, en los casos de deshidratación severa, es importante que la persona acuda rápidamente para el hospital o el puesto de primeros auxilios más cercano para el restablecimiento de la hidratación mediante suero directamente por vía intravenosa. Conozca qué hacer en caso de deshidratación

3. Cetosis

La cetosis es una alteración que se caracteriza por la producción de energía a partir de la grasa cuando no hay cantidades suficientes de glucosa en el organismo, siendo considerado un proceso natural del cuerpo. De esta forma, como respuesta a períodos de ayuno o dietas restrictivas, las células de grasa son destruidas y se forman cuerpos cetónicos, que son compuestos de desecho de las grasas y que se pueden acumular en la sangre y llegar a la orina.

No obstante, mientras mayor sea la producción de cuerpos cetónicos y mayor la cantidad en la orina, el aspecto de esta será más grasoso. Asimismo, es posible saber que la persona se encuentra en un estado de cetosis debido al aliento fuerte y característico, el cual es muy dulce y afrutado, aumento de la sed, disminución del hambre y dolor de cabeza, por ejemplo. 

Qué hacer: se recomienda evitar largos períodos de ayuno sin orientación médica o de un nutricionista, además de no recomendarse la realización de dietas restrictivas, como la dieta cetogénica o el ayuno intermitente, sin la evaluación previa y orientación de un profesional de salud.

4. Quiluria

La quiluria es una situación que se caracteriza por el paso de fluidos linfáticos, que es un líquido que tiene glóbulos blancos y que ayuda a transportar grasas,  desde el intestino a los riñones, dando un aspecto lechoso a la orina, además de una apariencia grasosa, esto gracias a que buena parte de la grasa de la dieta es absorbida por los vasos linfáticos en el intestino. Además del color blanquecino y de la presencia de grasa, es posible que también haya síntomas como dolor al orinar o aumento de la necesidad de orinar. 

Qué hacer: el tratamiento para la quiluria debe ser realizado de acuerdo con la causa, como infecciones, tumores, problemas en los riñones o alteraciones congénitas; sin embargo, en todas las situaciones se recomienda que la persona realice una dieta baja en grasas y rica en proteínas y líquidos. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em julio de 2021. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em julio de 2021.

Bibliografía

  • DREYER, Gerusa; MATTOS, Denise; NORÕES, Joaquim. Quilúria. Rev Assoc Med Bras 2007; 53(5): 460-4. Vol 53. 5 ed; 460-464, 2007
  • CAVANAUGH, Corey; PERAZELLA, Mark A. Urine Sediment Examination in the Diagnosis and Management of Kidney Disease: Core Curriculum 2019. AJKD. Vol 73. 2 ed; 2019
Abrir la bibliografía completa
  • HEALTHLINE. Why Is My Urine Oily?. Disponível em: <https://www.healthline.com/health/oily-urine>. Acceso en 25 sep 2019
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Magister en Microbiología Aplicada, con habilitaciones en Análisis Clínicas y formada por la UFPE en 2017. Registro profesional en el CRBM/ PE 08598.