Granuloma inguinal: síntomas y tratamiento

Revisión clínica: Marcela Lemos
Biomédica
julio 2022

El granuloma inguinal es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Klebsiella granulomatis, antiguamente conocida como Claymmatobacterium granulomatis, que afecta la región genital, anal y la ingle.

Este granuloma, también es conocido como donovanosis o granuloma venéreo, y sus síntomas pueden aparecer en un período que puede variar de 30 días a 6 meses después del contacto con la bacteria, ocasionando el surgimiento de lesiones ulcerosas en la región.

El tratamiento para el granuloma inguinal debe ser indicado por el urólogo o el ginecólogo, el cual una vez diagnosticada la infección, receta el uso de antibióticos específicos para eliminar la bacteria.

Principales síntomas

Los síntomas del granuloma inguinal son:

  • Aparición de lesiones ulcerativas en la región genital que aumentan con el paso del tiempo;
  • Heridas con aspecto bien definido, sin dolor;
  • Heridas o bultos con aspecto rojo brillante que crecen y pueden sangrar fácilmente.

Debido al hecho de que las heridas de la donovanosis son abiertas, esta representa una puerta de entrada para las infecciones secundarias, ya que la enfermedad se asocia a un mayor riesgo de infección por el VIH. Vea cómo identificar el VIH.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico consiste en la evaluación de los síntomas que la persona presenta, así como un análisis microbiológico de la herida o de una parte del tejido afectado, siendo necesario para ello realizar una biopsia. Conozca qué es una biopsia y cómo se realiza.

Tratamiento del granuloma inguinal

El tratamiento se realiza según la orientación médica, en la cual se suele recomendar el uso de antibióticos, como azitromicina, hasta por 3 semanas. Como alternativa a este medicamento, el médico puede indicar el uso de doxiciclina, ciprofloxacino o trimetoprima con sulfametoxazol.

El uso de antibióticos se realiza con el fin de combatir la infección y favorecer la recuperación de las lesiones, además de prevenir infecciones secundarias.

En el caso de las lesiones más extensas, se puede recomendar la extirpación de las mismas mediante cirugía. Asimismo, durante y después del tratamiento, es importante realizar exámenes periódicos para verificar cómo el organismo está reaccionando al mismo y si se están eliminando las bacterias.

Además de esto, es importante que la persona que está en tratamiento no mantenga relaciones sexuales hasta que se identifiquen los microorganismos, con la finalidad de evitar la transmisión de la enfermedad a otras personas.

Cómo se puede prevenir

La prevención del granuloma inguinal se realiza a través del uso de preservativo en cualquier contacto íntimo. Es importante verificar si la herida está protegida con el preservativo, ya que si la misma está expuesta y entra en contacto con la pareja, es posible transmitir la bacteria responsable de la enfermedad. Vea cómo colocar el preservativo correctamente.

Evitar el contacto íntimo mientras todavía existan síntomas de la enfermedad es primordial para la prevención de la donovanosis. Por otra parte, realizar el autoexamen de los órganos genitales, observando si el olor, color, apariencia y piel poseen alguna anormalidad, ayuda a identificar más rápido la existencia del granuloma inguinal y a buscar atención médica lo antes posible.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em julio de 2022. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em julio de 2022.

Bibliografía

  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE INFECTOLOGIA. Donovanose. Disponível em: <https://www.infectologia.org.br/pg/987/donovanose>. Acceso en 02 jul 2020
  • CDC. Granuloma Inguinale (Donovanosis). Disponível em: <https://www.cdc.gov/std/tg2015/donovanosis.htm>. Acceso en 02 jul 2020
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Magister en Microbiología Aplicada, con habilitaciones en Análisis Clínicas y formada por la UFPE en 2017. Registro profesional en el CRBM/ PE 08598.