Glucosa en ayunas: qué es, niveles normales y resultados

Actualizado en diciembre 2023

La prueba de glucemia en ayunas se utiliza para medir el nivel de glucosa en el torrente sanguíneo, siendo útil para investigar el diagnóstico de diabetes y para monitorear los niveles de azúcar en sangre de personas diabéticas o con riesgo de padecer esta enfermedad. El valor normal de glucosa en ayunas es de hasta 99 mg/dL.

La glucosa en ayunas o glucemia en ayunas, debe realizarse después de un ayuno de 8 a 12 horas de duración, o según las indicaciones del médico, sin consumir ningún alimento ni bebida excepto agua.

Además, con el fin de obtener resultados más confiables, esta prueba se puede solicitar en conjunto con otras que también evalúan estos cambios, como la prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTGO) y la hemoglobina glicosilada, principalmente si se verifica alteración en el examen de glucosa en ayunas. Conozca más sobre los exámenes que confirman la diabetes.

Imagem ilustrativa número 1

Niveles normales de la glucosa en ayunas

Los valores de referencia de la glucemia en ayunas son:

  • Glucemia en ayunas normal: inferior a 99 mg/dL;
  • Glucemia en ayunas alterada: entre 100 mg/dL e 125 mg/dL;
  • Diabetes: igual ou superior a 126 mg/dL;
  • Glucemia baja en ayunas o hipoglucemia: igual o inferior a 70 mg/dL.

Para confirmar el diagnóstico de diabetes cuando el valor de la glucemia es igual o mayor a 126 mg/dl, es necesario repetir la prueba otro día, ya que se recomiendan al menos 2 muestras, además de la necesidad de realizar la prueba de hemoglobina glicosilada y la prueba de tolerancia oral a la glucosa.

Calculadora de la glucosa en ayunas

Para entender mejor el resultado del examen de glucemia, indique los valores obtenidos en la siguiente calculadora:

Erro
Erro

Qué significa el resultado

El resultado se considera normal cuando la glucemia en ayunas es de hasta 99 mg/dL y en diabetes cuando el valor es igual o superior a 126 mg/dL.

Cuando los valores del examen se encuentran entre los 100 y los 125 mg/dL, significa que la glucemia en ayunas está alterada, es decir, la persona tiene una prediabetes, situación en que la enfermedad aún no está establecida, pero hay un alto riesgo de desarrollarla. Conozca más sobre la prediabetes y cómo se trata.

El examen de glucemia en ayunas en el embarazo hace parte de la rutina prenatal y se puede realizar en cualquier trimestre del embarazo, pero los valores de referencia son diferentes. Así, para las mujeres embarazadas, cuando la glucemia en ayunas está por encima de 92 mg/dl se puede tratar de una situación de diabetes gestacional, sin embargo, la principal prueba de diagnóstico para esta condición, es la curva de glucemia o PTGO. Conozca qué significa y cómo se realiza la prueba de la curva de tolerancia a la glucosa.

Cómo prepararse para el examen

La preparación para la prueba de glucemia en ayunas incluye no ingerir ningún alimento o bebida que contenga calorías durante al menos 8 horas, y no exceder las 12 horas de ayuno. Vea más sobre el ayuno para el análisis de sangre.

Se recomienda mantener la alimentación habitual la semana previa al examen y, además, es importante no consumir alcohol, evitar la cafeína y no realizar ejercicio de forma rigurosa el día anterior al examen.

Cuándo se indica la prueba de glucosa en ayunas

Esta prueba suele ser solicitada por los médicos, para rastrear la presencia de diabetes mellitus, enfermedad que causa aumento de la glucosa sanguínea o para controlar los niveles de glucemia en aquellas personas que están en tratamiento para esta enfermedad.

Este análisis por lo general, se realiza para todas las personas por encima de los 45 años, cada 3 años, pero se puede realizar en personas más jóvenes, si existen factores de riesgo de diabetes, como:

  • Síntomas de diabetes, como sed excesiva, hambre excesiva y pérdida de peso;
  • Antecedentes familiares de diabetes;
  • Sedentarismo;
  • Obesidad;
  • Colesterol HDL (bueno) bajo;
  • Presión alta;
  • Enfermedad coronaria, como angina o infarto;
  • Antecedentes de diabetes gestacional o parto de hijo con macrosomía;
  • Uso de medicamentos que aumentan la glucosa, como corticosteroides y beta-bloqueadores.

En casos de glucemia en ayunas alterada o tolerancia a la glucosa disminuida detectada en exámenes previos, se recomienda repetir la prueba anualmente.