Gingivitis en el embarazo: qué es, síntomas y tratamiento

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
mayo 2020

La gingivitis es una enfermedad bucal que se caracteriza por la inflamación y sangrado de las encías al momento de cepillarse los dientes, siendo una situación muy común durante el embarzo, especialmente debido a las alteraciones hormonales que ocurren después del segundo mes de gestación, las cuales hacen que las encias estén más sensibles. 

No obstante, la gingivitis durante el embarazo no es grave ni la mayoría de las veces no es indicativo de mala higiene bucal. Normalmente, el dentista recomienda que la mujer continúe realizando su higiene bucal correctamente y, en caso de que los síntomas cotinúen apareciendo, puede indicarse el uso de pasta dental para dientes sensibles, por ejemplo. 

Principales síntomas

La gingivitis en el embarazo normalmente no es signo de mala higiene bucal, pudiendo ocurrir incluso cuando el nivel de bacterias se encuentra dentro de los valores normales y la mujer embarazada cepilla sus dientes correctamente. Los principales síntomas incluyen:

  • Encías enrojecidas e hinchadas;
  • Sangrado fácil de las encías al masticar o cepillar los dientes;
  • Dolor intenso o constante en los dientes;
  • Mal aliento y sensación de mal sabor en la boca. 

La gingivitis debe ser tratada lo más rápido posible, pues si continúa desarrollándose, puede ocasionar complicaciones como aumento de riesgo de parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer. 

Qué hacer en caso de gingivitis

En caso de gingivitis durante el embarazo, lo más recomendable es mantener los buenos hábitos de higiene bucal, es decir, cepillar los dientes por lo menos 2 veces al día y con un cepillo de cerdas suaves, pasar el hilo dental 1 vez al día y utilizar un enjuague bucal sin alcohol después de cepillar los dientes. 

No obstante, si la gingivitis continúa agravándose o el dolor y el sangrado de las encías continúan ocurriendo, se aconseja consultar a un dentista, pues también puede que sea necesario realizar una limpieza profesional de la placa y el cálculo dental. 

En ciertos casos puede ser que el dentista recomiende el uso de una pasta dental para dientes sensibles, como Sensodyne, por ejemplo, y el uso de un hilo dental extremadamente fino para disminuir la irritación y las probabilidades de sangrado de la encía.

Después de que el bebé nazca se recomienda que la mujer vuelva a acudir al dentista para que este determine si la gingivitis no volvió a surgir o si no hay otros problemas dentales, como caries, necesitando de una restauración o tratamiento de conducto. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em mayo de 2020. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em mayo de 2020.
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.