Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Foliculitis: qué es y cómo es el tratamiento (según la región afectada)

La foliculitis es una inflamación del folículo piloso llevando a la aparición de pequeños bultos rojos en la región y que pueden causar comezón. La foliculitis puede ser tratada en casa con la higienización de la región con jabón antiséptico, además, puede ser necesario el uso de cremas o pomadas específicas recomendados por el dermatólogo.

Generalmente, la foliculitis es causada por vellos encarnados, que también pueden originarse por una infección bacteriana u hongos, provocando enrojecimiento en la piel y pequeñas ampollas con pus, similares al acné, que causan ardor y picazón.

La foliculitis es más frecuente en las nalgas, piernas, ingle, brazos y barba, especialmente en personas que utilizan ropas ajustadas, se rasuran los pelos o usan maquillaje.

Foliculitis: qué es y cómo es el tratamiento (según la región afectada)

Cómo se realiza el tratamiento

Es importante que el tratamiento para la foliculitis sea realizado en las fases iniciales, para evitar la inflamación en otras regiones. El tratamiento debe ser indicado por el dermatólogo y se realiza de acuerdo al sitio de la foliculitis. Normalmente, se indica la higiene de la región afectada con un jabón antiséptico.

Dependiendo de la región con foliculitis, pueden ser indicados tratamientos específicos, como:

1. Rostro y barba

Este tipo de foliculitis es más común en hombres, ocurriendo principalmente cuando se retiran los pelos de la barba con afeitadora. En este tipo de foliculitis hay la aparición de pequeñas bolitas rojas que se pueden infectar, además de enrojecimiento y comezón en el rostro. Vea más sobre la foliculitis en la barba.

Cómo tratar: La foliculitis en el rostro y en la barba se puede evitar con el uso de una afeitadora eléctrica. Además, en caso de no desaparecer espontáneamente se recomienda ir al dermatólogo para que sea indicado una crema, para tratar la inflamación.

El tratamiento normalmente, varía de acuerdo con la intensidad de los síntomas, pudiendo ser realizado con el uso de pomadas con cortisona o antibióticos, cuando la infección es más grave. Es importante lavar el rostro con agua fría o aplicar una crema calmante después de rasurarse, por ejemplo. Además de la afeitadora eléctrica, otra opción capaz de disminuir la frecuencia de la foliculitis es la depilación láser.

2. Cuero cabelludo

La foliculitis en el cuero cabelludo es rara, pero puede aparecer debido a la proliferación de hongos o bacterias en el cuero cabelludo. En los casos más graves de foliculitis, puede haber la caída aguda de cabello, siendo llamada también foliculitis decalvante o disecante. Este tipo de foliculitis se caracteriza además, por la aparición de bolitas rojas en el cuero cabelludo, conteniendo pus y originando dolor, ardor y picor. Vea otras enfermedades que pueden surgir en el cuero cabelludo.

Cómo tratar: Es importante acudir al dermatólogo para identificar el agente causante de la foliculitis. En caso de foliculitis causada por hongos, se puede recomendar el uso de champú antifúngico, normalmente, compuesto por Ketoconazol. En los casos, de foliculitis causada por bacterias, puede ser indicado la aplicación de antibióticos como Eritromicina o Clindamicina.

Es importante seguir el tratamiento conforme a la indicación del médico y acudir a consultas periódicas para verificar la eficacia del tratamiento.

Foliculitis: qué es y cómo es el tratamiento (según la región afectada)

3. Nalgas e ingle

La foliculitis que puede aparecer en las nalgas e ingle, es más frecuente en personas que frecuentan de forma regular ambientes con agua como piscinas o bañeras de hidromasajes. Esto sucede porque las nalgas y la ingle permanecen húmedas por más tiempo lo que favorece el crecimiento de hongos y bacterias en la región, originando la inflamación de los pelos de la región.

Cómo tratar:En estos casos se recomienda mantener la región siempre seca y usar pomadas de acuerdo con la orientación del dermatólogo, siendo normalmente recomendado el uso de pomadas que contengan en su composición una combinación de antibióticos, cortisona y /o antifúngico, o diprogenta, evitando además, la depilación con afeitadora de lámina.

4. Piernas

La foliculitis en las piernas es causada por la infección de bacterias que están normalmente presentes en la piel y que pueden entrar en pequeñas heridas, pudiendo ocurrir debido a la depilación. Además, este tipo de foliculitis puede ocurrir cuando se usa ropa muy ajustada que rozan la piel, dificultando el crecimiento del pelo.

Cómo tratar: La foliculitis en las piernas debe ser tratada por medio de la limpieza de la piel con agua tibia y jabón neutro, también, puede ser recomendado por el dermatólogo el uso de pomadas antibióticas durante 7 a 10 días para combatir la causa de la foliculitis.

Conozca otras causas de ronchas o bolitas en la piel.

5. Axilas

La aparición de pequeñas protuberancias en las axilas pueden indicar infección o pelos encarnados, siendo más frecuente de ocurrir en quien elimina los pelos de las axilas con afeitadoras de láminas, por ejemplo. Vea otras causas de pequeñas protuberancias en las axilas.

Cómo tratar: En caso de ser frecuente, es importante ir al dermatólogo para que determine la extensión de la foliculitis y pueda indicar el mejor tratamiento. En algunas situaciones se puede recomendar el uso de medicamentos antiinflamatorios o el uso de pomadas con antibióticos cuando la causa de la infección es bacteriana.

Cómo hacer el tratamiento casero

Para ayudar aliviar los síntomas de foliculitis, algunos tratamientos caseros que ayudan a completar el tratamiento del médico incluyen:

  • Colocar una compresa tibia sobre la región afectada, para reducir la comezón;
  • Tomar baño con jabón neutro luego de estar en la piscina, jacuzzi, spa u otros locales públicos;

  • No rascarse o tocar las espinillas.

Cuando los síntomas de foliculitis no mejoran después de 2 semanas, se recomienda consultar nuevamente al dermatólogo para ajustar el tratamiento.

Bibliografía >

  • Bolognia, Jean L. et al. Dermatologia. 3 ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2015. p. 569-576.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje