Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Exceso de hierro: Principales síntomas, tratamiento y complicaciones

Febrero 2020

El exceso de hierro en la sangre puede ocurrir debido a la ingesta elevada y/o prolongada de suplementos de hierro, a la realización de varias transfusiones sanguíneas o por enfermedades genéticas como la hemocromatosis.

Cuando este mineral se encuentra elevado en el organismo puede acumularse en los órganos, principalmente en el hígado, corazón y páncreas, originando síntomas como cansancio, pérdida de peso sin razón aparente, debilidad y caída del cabello. Esta situación es difícil de diagnosticar principalmente en bebés, debido a que suelen ser confundidos con otras enfermedades comunes como infecciones intestinales o alteraciones hormonales. 

El tratamiento para el exceso de hierro dependerá de la causa que lo origine, por lo que el médico podrá sugerir alteraciones en la dieta, el uso de medicamentos o la realización de una flebotomía.

Exceso de hierro: Principales síntomas, tratamiento y complicaciones

Principales síntomas

Los principales signos y síntomas que puede originar el exceso de hierro en la sangre son: 

  • Fatiga y debilidad;
  • Impotencia sexual y disminución de libido;
  • Dolor abdominal y en las articulaciones;
  • Náuseas y vómitos;
  • Perdida de peso;
  • Dolor en las articulaciones;
  • Caída de cabello;
  • Palpitaciones cardíacas;
  • Alteraciones en el ciclo menstrual;
  • Alteraciones hormonales;
  • Arritmias;
  • Hinchazón;
  • Atrofia testicular.

Asimismo, el exceso de hierro causa alteraciones en el color de la piel, la cual comienza a tener una tonalidad grisácea y azulada o metálica, esto ocurre principalmente en la hemocromatosis.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de esta condición se realiza a través de un examen de sangre, que evalúa no solo la cantidad de hierro sérico sino también la cantidad de ferritina, una proteína responsable por mantener las reservas de hierro en el organismo. Obtenga más información sobre el examen de ferritina.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para disminuir la cantidad de hierro en la sangre varía de acuerdo con los niveles de este mineral, los síntomas presentes y si hay o no complicaciones, pudiendo adoptarse las siguientes estrategias:

1. Flebotomía

La flebotomía, también llamada sangría terapéutica, consiste en retirar entre 450 y 500 ml de sangre del paciente, ayudando a reducir la cantidad de hierro en el organismo. Este procedimiento es simple, realizándose como si fuese una donación de sangre, donde la cantidad de líquido retirada es repuesta con suero fisiológico.

2. Alteraciones en la dieta

Para ayudar a controlar los niveles de hierro en la sangre, se debe evitar el consumo de alimentos ricos en este mineral, algunos ejemplos son: el hígado, mollejas, carnes rojas, mariscos, frijoles y los vegetales verdes oscuros, como la col y la espinaca. Conozca cuáles son los alimentos ricos en hierro que deben evitarse.

Además, se debe consumir alimentos que disminuyan la absorción de hierro en el organismo, como los alimentos ricos en calcio como la leche y sus derivados, así como el té negro. Una buena estrategia, es consumir un yogur como postre en el almuerzo y en la cena.

También se deben evitar los suplementos y alimentos ricos en vitamina C, ya que esta favorece la absorción de hierro en el intestino. Esta vitamina se encuentra en las fresas, kiwi, naranjas, brócolis, entre otros. 

3. Utilizar quelantes de hierro

Los quelantes son medicamentos que se unen al hierro en el organismo, estos impiden que este micronutriente se acumule en el organismo y perjudique otros órganos, como el hígado, páncreas y corazón.

Este tipo de medicamento debe ser recetado por el médico, pudiendo ingerirse en forma de comprimidos o ser administrados por infusión subcutánea, durante aproximadamente 7 horas, la cual irá liberando el medicamento mientras el paciente duerme.

Complicaciones del exceso de hierro

El hierro que se encuentra en exceso en el organismo pueda dañar las células del organismo, acumulándose en diversos órganos como el corazón, hígado, y páncreas. Si la condición empeora es posible que el individuo desarrolle artritis, cirrosis, cáncer de hígado, diabetes, alteraciones en el corazón o decoloración de la piel. 

Asimismo, este problema también puede causar el envejecimiento precoz debido a que favorece la acumulación de radicales libres en las células del organismo.

Bibliografía >

  • HOFFBRAND, A. V.; MOSS, P. A. H. Fundamentos em Hematologia. 6 ed. Porto Alegre: Artmed, 2013. 50-57.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje