Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Estreptococo: qué es, principales especies y cómo se identifica

El Estreptococo o Streptococcus corresponde a un género de bacterias que se caracterizan porque tienen una forma redonda y crecen en cadenas o en pares, también poseen coloración violeta o azul oscura cuando se visualizan a través del microscopio, siendo por esto llamadas bacterias gram positivas. 

Gran parte de las especies de Estreptococo pueden encontrarse en el organismo sin causar ningún tipo de enfermedad. Sin embargo, debido a alguna situación, puede haber un desequilibrio entre las diversas especies de microorganismos que se encuentran en el cuerpo humano, generándose como consecuencia la proliferación de este tipo de bacteria, pudiendo causar enfermedades graves si no son tratadas a tiempo. 

Estreptococo: qué es, principales especies y cómo se identifica

Principales especies

Las bacterias del género Estreptococo son pequeñas e inmóviles, ya que no poseen la estructura responsable de la locomoción, que son los flagelos. Además de esto, la mayoría de las especies son anaerobias facultativas, es decir, son capaces de crecer en ambientes con o sin oxígeno, y poseen una temperatura óptima de crecimiento alrededor de los 37ºC. Las principales especies de bacterias pertenecientes a este género son:

1. Estreptococos pyogenes

El Estreptococos pyogenes, conocido también como Estreptococos beta-hemolítico del grupo A o S. pyogenes es el más patógeno para las personas, a pesar de que el hombre es su reservorio natural. Esta bacteria está presente principalmente en la boca y en la garganta, además de estar presente en la piel y en el tracto respiratorio, por lo que puede transmitirse fácilmente de una persona a otra a través de besos, secreciones como estornudos y tos, por compartir cubiertos o a través del contacto con la secreción de heridas de personas infectadas.

La principal forma de entrada del S. pyogenes en el organismo es por medio del sistema respiratorio, pudiendo ser el primer sitio de infección o facilitar la aparición de infecciones en otras partes del cuerpo, pero no todas las personas infectadas por esta bacteria desarrollan síntomas.

Una de las principales enfermedades causadas por el S. pyogenes es la faringitis, que se caracteriza por dolor de garganta, fiebre, malestar y dolor de cabeza. Además de la faringitis, el S. pyogenes puede causar escarlatina, infecciones en la piel como impétigo y erisipela, además de necrosis tisular y fiebre reumática. La fiebre reumática es una enfermedad autoinmune que se caracteriza porque el organismo ataca a su propio sistema inmune y se puede presentar después de una infección con las bacterias estreptococos del grupo A, habiendo dolor en las articulaciones y comprometimiento cardíaco, por ejemplo. 

Los síntomas de la infección por S. pyogenes varían de acuerdo a la enfermedad, sin embargo el síntoma más común es el dolor de garganta persistente y que ocurre más de 2 veces al año. La identificación de la infección se realiza por medio de exámenes de laboratorio, principalmente a través del examen de la antiestreptolisina O (ASLO), que permite identificar anticuerpos producidos contra esa bacteria.

Vea en qué consiste la prueba ASLO.

El tratamiento para la infección por S. pyogenes dependerá de la enfermedad que la bacteria cause, realizándose principalmente con el uso de antibióticos como Penicilina y Eritromicina. Es importante que el tratamiento se realice bajo orientación médica, ya que es común que esta bacteria adquiera mecanismos de resistencia, lo que puede hacer que el tratamiento sea difícil, causando complicaciones graves para la salud.

2. Estreptococos agalactiae

El Streptococcus agalactiae, o S. agalactiae o Streptococcus del grupo B son bacterias que se pueden encontrar fácilmente en el tracto gastrointestinal inferior, en el sistema urinario y genital femenino, pudiendo causar infecciones graves en los recién nacidos.

A pesar de que pueden estar presente naturalmente en la vagina de las mujeres, el S. agalactiae puede representar un riesgo para el bebé en mujeres embarazadas, pudiendo causar sepsis, neumonía, endocarditis e incluso meningitis. Esto porque la bacteria presente en la vagina puede contaminar el líquido amniótico y ser succionado por el bebé, pudiendo resultar en septicemia tanto para la madre como para el bebé, pudiendo ser transmitido al bebé a la hora del parto.

La presencia de esta bacteria normalmente no causa síntomas, pero puede ser identificada en la mujer unas semanas antes del parto para que se tomen medidas profilácticas que eviten la infección en el recién nacido durante el parto. La infección por S. agalactiae en el bebé puede identificarse a través de la presencia de características como por ejemplo alteración en el nivel de la conciencia, cianosis y apnea, que pueden surgir horas después del parto o hasta dos días después. 

Durante el embarazo, la infección por S. agalactiae puede causar aborto, infección del líquido amniótico, sepsis durante el parto, neumonía y meningitis, por ejemplo. En el caso de la meningitis, el diagnóstico se realiza a través de una muestra de líquido cefalorraquídeo que es cultivado con el objetivo de verificar si hay o no crecimiento bacteriano. Además de esto, se pueden realizar algunas pruebas específicas para concluir el diagnóstico de la infección por S. agalactiae. El tratamiento normalmente se realiza con el uso de antibióticos, siendo los más comúnmente indicados por el médico Penicilina, Cefalosporina, Eritromicina y Cloranfenicol.

Estreptococo: qué es, principales especies y cómo se identifica

3. Estreptococos pneumoniae

El Streptococcus pneumoniae o S. pneumoniae o neumococos, puede encontrarse en el tracto respiratorio de los adultos, siendo menos frecuentemente en los niños. Siendo el responsable de enfermedades como otitis, sinusitis, meningitis y principalmente neumonía.

La neumonía es la principal enfermedad causada por este microorganismo, que puede identificarse por medio de síntomas respiratorios como dificultad para respirar, respiración más rápida de lo normal y cansancio excesivo, por ejemplo. Conozca otros síntomas de neumonía.

El tratamiento para la infección por S. pneumoniae se realiza con el uso de antibióticos, que deben ser recomendados por el médico como por ejemplo Penicilina, Cloranfenicol, Eritromicina, Sulfametoxazol-Trimetoprim y Tetraciclina.

4. Estreptococos viridans

El Streptococcus viridans, también conocido como S. viridans, se encuentra principalmente en la cavidad oral y en la faringe. Su principal función es impedir la colonización de la región por especies patógenas de bacterias como por ejemplo S. pyogenes.

El Streptococcus mitis, perteneciente al grupo del S. viridans, está presente en la superficie de los dientes y de las mucosas, pudiendo identificarse por medio de la presencia de placa dental. Estas bacterias pueden entrar en el torrente sanguíneo al cepillarse los dientes o cuando se realiza una extracción dental, principalmente cuando la encía se encuentra inflamada. Sin embargo, en personas sanas, estas bacterias se eliminan fácilmente en el torrente sanguíneo, pero cuando la persona tiene alguna condición de riesgo como por ejemplo aterosclerosis, uso de drogas intravenosas o problemas cardíacos, la bacteria puede crecer en un determinado lugar del cuerpo, causando por ejemplo una endocarditis.

El Streptococcus mutans, que también pertenece al grupo del S. viridans, está presente principalmente en el esmalte dentario y su presencia en los dientes está directamente relacionada con la cantidad de azúcar consumida, siendo la principal responsable por la formación de caries.

Cómo identificar

Identificar la infección por bacterias del género Streptococcus se realiza en laboratorio por medio de exámenes específicos. El médico indicará, de acuerdo con los síntomas presentados por la persona, el material que se enviará a laboratorio para ser analizado pudiendo ser sangre, secreción de la garganta, de la boca o secreción vaginal, por ejemplo.

En el laboratorio se realizan pruebas específicas que permiten indicar que la bacteria causal de la infección es Streptococcus, además de otras pruebas que permiten la identificación de la especie de bacteria, lo que es importante para que el médico concluya el diagnóstico. Además de la identificación de la especie, se realizan pruebas bioquímicas que permiten verificar el perfil de sensibilidad de la bacteria, es decir, verificar cuáles son los mejores antibióticos para combatir la infección.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje