Las alteraciones en los ojos pueden tener diferentes significados y causas, siendo generalmente causadas por irritaciones en el revestimiento del ojo, causadas por aire seco o polvo, por ejemplo. Este tipo de alteraciones dura alrededor de 1 a 2 días y desaparece solo, sin requerir tratamiento

Sin embargo, cuando surgen alteraciones que duran más de 1 semana o causan otros síntomas como dolor en los ojos, dificultad para enfocar o aumento de la sensibilidad a la luz, pueden indicar la presencia de algún problema más grave, como infección o problemas en el hígado.

Por ello, cuando se observen alteraciones en los ojos, y además, se acompañan de otros síntomas, se recomienda consultar a un oftalmólogo para identificar si hay alguna enfermedad que requiera tratamiento.

1. Ojos rojos

Pequeñas arterias y venas en los ojos pueden hacerse más visibles en algunas situaciones, dando como resultado ojos rojos. En la mayoría de las veces, esto está relacionado a una irritación en el ojo que puede ser causada por aire muy seco, polvo, ojo seco, uso de lentes e incluso, pequeños traumas causados por las uñas. En estos casos, generalmente hay una leve sensación de ardor o el surgimiento de una pequeña mancha roja en la parte blanca del ojo, que desaparece en algunos minutos u horas, sin que sea necesario tratamiento específico.

Otros síntomas, como exceso de lágrimas o comezón intensa en ambos ojos también pueden indicar una alergia.

Cuando existe dolor intenso, aumento de la sensibilidad a la luz, enrojecimiento en el ojo, dificultad para enfocar o, en caso de que haya habido alguna herida, los ojos rojos pueden tener causas más graves, como glaucoma agudo o infección. En estos casos, es importante consultar a un oftalmólogo lo antes posible para iniciar el tratamiento adecuado. Vea cómo identificar una infección en el ojo.

2. Temblor en el ojo

El temblor en el ojo normalmente es signo de cansancio o estrés, debido a una descarga de adrenalina. Normalmente, el problema provoca un temblor ligero que va y viene y puede durar hasta 2 o 3  días. Conozca otras causas de temblor en los ojos

3. Ojos amarillos

La presencia de una coloración amarillenta en los ojos generalmente es señal de ictericia, una alteración que ocurre debido a la acumulación de bilirrubina en la sangre, que es una sustancia producida por el hígado. Así, cuando esto ocurre, es muy común sospechar que hay alguna enfermedad o inflamación en este órgano, como hepatitis o cirrosis.

Además de ojos amarillos, síntomas comúnmente relacionados a estas enfermedades pueden estar presentes, como piel amarillenta, dolor abdominal, orina oscura, heces muy claras, pérdida de peso e incluso fiebre.

En caso de presentar ojos amarillentos y otros síntomas relacionados, es importante consultar al médico general, gastroenterólogo o hepatólogo. Vea cuáles son los síntomas que pueden indicar un problema en el hígado

4. Ojos saltones

Los ojos saltones y salidos, en la mayoría de los casos no indican una enfermedad. Sin embargo, pueden ser una señal de hipertiroidismo, cuando hay una producción excesiva de hormonas tiroideas. En este caso, también son comunes otros síntomas como palpitaciones, sudoración excesiva, pérdida de peso a pesar de un apetito adecuado, ansiedad y temblores.

Ante la presencia de síntomas de hipertiroidismo junto con ojos saltones, es importante consultar a un médico general. Conozca más sobre los síntomas, causas y tratamiento del hipertiroidismo.

5. Ojos con anillo gris o blanco

Un anillo gris o blanco puede surgir alrededor de la córnea en algunas personas, en la zona donde el color se junta con el blanco. Esto es más común en personas mayores y generalmente sucede debido a una acumulación de colesterol y triglicéridos transportados por la sangre.

Esta alteración se le conoce como arco senil o halo corneano, y cuando se presenta en personas menores de 50 años puede estar relacionada a un mayor riesgo de enfermedades del corazón y vasos, como infarto o ACV. El arco senil no afecta la vista y generalmente se presenta sin síntomas, pero se recomienda que personas en esta rango de edad con esta alteración consulten a un médico, ya que puede ser necesario realizar exámenes de sangre para evaluar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Por ello, en algunos casos, el tratamiento del colesterol alto con alteraciones en la dieta y medicamentos puede ser indicado.

6. Ojos con nube blanca

La presencia de una nube blanca en el ojo, o en la visión, es más común en personas mayores debido a la aparición de catarata, que es cuando el cristalino del ojo envejece y se vuelve opaco o presenta opacidades que interfieren en la visión. Sin embargo, cuando aparece en jóvenes, puede indicar otras enfermedades como diabetes descompensada e incluso tumores.

Lo ideal es siempre consultar a un oftalmólogo para confirmar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado. Conozca más sobre las cataratas y su tratamiento.

7. Párpados caídos

La caída de los párpados es común que ocurra con el envejecimiento, trauma o uso prolongado de lentes de contacto. Sin embargo, algunas veces puede indicar alguna enfermedad, pudiendo incluso, estar presente desde el nacimiento.

Enfermedades neurológicos, como miastenia gravis, también pueden presentar síntomas como párpados caídos, que generalmente es peor al final del día o después de pasar algunos instantes viendo hacia arriba. Sin embargo, existen otros síntomas que generalmente ocurren en estas situaciones, como visión doble, dificultad para subir escaleras, caminar o realizar esfuerzos, cansancio, asimetrías en la cara y dificultad para deglutir o respirar. De esta forma, si el párpado presenta caída en uno o en ambos ojos, principalmente se asocia a otros síntomas, siendo importante consulta a un neurólogo.

Sin embargo, algunas enfermedades infecciosas de la piel, reacciones alérgicas y tumores, también pueden ser responsables de causar caída del párpado, lo que generalmente ocurre en solo uno de los lados. Por eso, principalmente cuando hay inflamación, fiebre, enrojecimiento o dolor, es importante consultar a un médico lo antes posible.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em junio de 2022. Revisión médica por Dr. Arthur Frazão - Oftalmólogo, em mayo de 2021.

Bibliografía

  • DÍAZ-MANERA, Jordi; LUNA, Sabina; ROIG, Carles. Ocular ptosis: differential diagnosis and treatment. Current Opinion in Neurology. Vol.31, n.5 . 618-627, 2018
  • FLORES-SÁNCHEZ, Blanca C; TATHAM, Andrew J. Acute angle closure glaucoma. British Journal of Hospital Medicine. Vol.80,n.12. 174-179, 2019
Abrir la bibliografía completa
  • KILDUFF, Caroline; LOIS, Charis. Red eyes and red-flags: improving ophthalmic assessment and referral in primary care. BMJ Quality Improvement Reports. Vol.5, n.1. 2016
  • STATPEARLS. Arcus Senilis. 2021. Disponível em: <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK554370/>. Acceso en 19 may 2022
  • KRAVETS, Igor. Hyperthyroidism: Diagnosis and Treatment. American Family Physician. Vol.93, n.5. 363-370, 2016
  • FARGO, Matthew V; GROGAN, Scott P; SAGUIL, Aaron. Evaluation of Jaundice in Adults. American Family Physician. Vol.95, n.3. 164-168, 2017
Revisión médica:
Dr. Arthur Frazão
Oftalmólogo
Médico general especialista en Oftalmología por la Universidad Federal de Rio Grande do Norte en el 2008, con registro profesional en el CRM/PE 16878.