Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Factor Rh negativo en el embarazo

Es importante que durante el embarazo la madre conozca si su tipo de sangre es factor Rh positivo o negativo, debido a que si posee factor negativo deberá colocarse una inyección de inmunoglobulina durante el embarazo o después del parto, evitando así que pueda ocurrir alguna complicación en el bebé.

Esto ocurre porque cuando la mujer posee sangre con factor Rh negativo y entra en contacto con la sangre Rh positivo del bebé, su organismo reconoce las células del feto como si fuesen un cuerpo extraño y crea anticuerpos que podría destruir los glóbulos rojos del bebé, esto se denomina aloinmunización materno-fetal o sensibilización al RH durante el embarazo.

Factor Rh negativo en el embarazo

Por lo general esta situación se presenta más durante el segundo embarazo, debido a que ya hubo un embarazo previo donde el organismo de la madre ya produjo estos anticuerpos. Esto no significa que no podrá ocurrir en los primogénitos, en estos casos puede ocurrir si la madre ya sufrió de un aborto anteriormente, por ejemplo. 

Signos, síntomas y complicaciones

Tener factor Rh negativo no causa signos o síntomas durante el embarazo. Sin embargo, en el bebé puede causar una anemia hemolítica, destruyendo los glóbulos rojos rápidamente, haciendo con que el organismo no pueda reponerlos rápidamente.

La destrucción de los glóbulos rojos causa ictericia, una coloración amarilla de la piel, también disminuye la cantidad de oxígeno que debe llegar a los tejidos del bebé, pudiendo causar acumulación de líquido, daño cerebral o inclusive la muerte.

Quién debe colocarse la inyección de inmunoglobulina

El tratamiento con la inyección de inmunoglobulina se indica en todas las embarazadas cuyo tipo de sangre sea factor Rh negativo y que el tipo de sangre del padre sea factor Rh positivo, ya que existe riesgo de que el bebé herede el factor positivo del padre. 

En los casos donde tanto la madre como el padre son factor Rh negativo, la inyección de inmunoglobulina no será necesaria, debido a que el bebé tendrá factor negativo.

Cómo se coloca la inyección

El tratamiento indicado por el médico cuando la mujer posee Rh negativo consiste en la colocación de 1 o 2 inyecciones de inmunoglobulina anti-D, siguiendo el siguiente esquema:

  • Durante el embarazo: se debe colocar 1 inyección de inmunoglobulina anti-D entre las 28 y 30 semanas de embarazo, o 2 inyecciones en las semanas 28 y 34, respectivamente; 
  • Después del parto: Si el bebé es Rh positivo, la madre debe colocarse una inyección de inmunoglobulina anti-D hasta 3 días después del parto, si no se colocó la inyección durante el embarazo.

Este tratamiento es indicado para todas las mujeres que desean más de 1 hijo y la decisión por no realizar ese tratamiento debe ser discutida con el médico.

El médico puede decidir realizar el mismo esquema de tratamiento en cada embarazo, porque la inmunización dura poco tiempo y no es definitiva. Cuando el tratamiento no se realiza el bebé puede nacer con la enfermedad de Reshus, también conocida como enfermedad hemolítica del recién nacido. 


Bibliografia

  • COCHRANE PREGNANCY AND CHILDBIRTH GROUP. Anti-D administration in pregnancy for preventing Rhesusalloimmunisation (Review). Link: <www.cochranelibrary.com>. Acceso en 15 Mar 2019
  • NATIONAL HEART, LUNG AND BLOOD INSTITUTE. Rh Incompatibility. Link: <www.nhlbi.nih.gov>. Acceso en 16 May 2019
¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje