Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Enema de glicerina: qué es, para qué sirve y cómo usarlo

El enema de glicerina es una solución rectal que contiene glicerol como principio activo y es indicado para el tratamiento del estreñimiento, con la finalidad de realizar exámenes radiológicos del recto y durante el lavado intestinal, pues posee propiedades de lubricación y, además, humedece las heces. 

El enema de glicerina por lo general es aplicado directamente en el recto, a través del ano, mediante el uso de una pequeña sonda aplicadora que viene junto con el producto, específica para la aplicación. 

La glicerina es almacenada en empaques de 250 a 500 mL de la solución, en los cuales, generalmente, cada mL contiene 120 mg del principio activo. Este medicamento puede ser comprado en las farmacias y uno de los nombres comerciales más conocido es el microlax, el cual es un microenema. 

Enema de glicerina: qué es, para qué sirve y cómo usarlo

Para qué sirve

El enema de glicerina actúa ayudando a eliminar las heces del intestino, pues retiene agua, estimulando así los movimientos intestinales. Este está indicado para:

  • Tratamiento del estreñimiento;
  • Limpieza del intestino en el pre y posoperatorio;
  • Preparación para la realización de un examen de enema opaco, que utiliza rayos X y contraste para estudiar la forma y la función del intestino grueso y el recto.

Para tratar el estreñimiento, la glicerina normalmente es indicada cuando hay una constipación recurrente y de difícil tratamiento.

Conozca cuáles son los efectos negativos que genera el uso de remedios laxantes frecuentemente

Cómo usarlo

El enema de glicerina es aplicado directamente por vía rectal, en el que la concentración, la cantidad del producto y el número de aplicaciones dependerán de las indicaciones médicas, de acuerdo con las necesidades de cada persona. 

En general, la dosis mínima recomendada es de 250 mL hasta un máximo de 1000 mL al día para una solución estándar al 12%, y el tratamiento no debe exceder 1 semana. 

Para la aplicación, el producto no necesita ser diluido y debe ser realizada en dosis única. La aplicación se lleva a cabo con una sonda aplicadora que viene en el empaque, la cual debe ser utilizada de la siguiente forma:

  • Introducir el pico de la sonda aplicadora en la punta del empaque del enema, cerciorándose de que esté ajustado hasta la base;
  • Insertar el tubo de flujo de la sonda aplicadora en el recto y presionar la ampolla;
  • Remover el material con cuidado e, inmediatamente, descartarlo. Conozca más consejos sobre la aplicación en cómo hacer un enema en casa

Una alternativa al enema es el uso de un supositorio de glicerina, que es aplicado de una forma más práctica. Conozca cuándo está indicado el supositorio de glicerina

Asimismo, la glicerina puede ser diluida junto con solución fisiológica para un lavado intestinal; en estos casos, es introducido un tubo fino a través del ano que libera gotas en el intestino a lo largo de algunas horas, hasta que el contenido intestinal sea eliminado y el intestino quede limpio. 

Posibles efectos secundarios

Como el enema de glicerina es un medicamento de acción local, el cual no es absorbido por el organismo, los efectos secundarios son inusuales. No obstante, se espera que surjan cólicos intestinales y diarrea por el aumento de los movimientos intestinales. 

Otros posibles efectos secundarios son sangrado rectal, irritación anal, deshidratación y síntomas de reacción alérgica en la piel, como enrojecimiento, comezón e hinchazón. En la presencia de estos signos y síntomas es necesario buscar atención médica de inmediato. 

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje