Embarazo de alto riesgo: síntomas y factores de riesgo

octubre 2022

Un embarazo de riesgo es cuando la mujer inicia la gestación con alguna enfermedad o cuando, después de exámenes médicos se confirma que hay alguna probabilidad de desarrollar alguna enfermedad, ya sea la madre o el bebé durante el embarazo o al momento del parto.

Generalmente, el embarazo de riesgo se desarrolla en mujeres que antes de embarazarse ya poseen factores factores o situaciones de riesgo, como tener hábitos poco saludables o tener exceso de peso. Sin embargo, el embarazo puede desarrollarse de forma natural y las alteraciones surgir en cualquier momento de la gestación.

Por ello, cuando se diagnostica un embarazo de riesgo, es importante seguir las indicaciones del médico y acudir a todas las consultas prenatales y realizar los exámenes correspondientes, los cuales se hacen con mayor frecuencia. Además, es importante prestar atención a la alimentación y a los hábitos de vida diarios.

Síntomas de embarazo de riesgo

Algunos síntomas que pueden indicar un embarazo de riesgo, incluyen:

  • Sangrado vaginal;
  • Contracciones uterinas antes de tiempo;
  • Salida de líquido amniótico antes de tiempo;
  • No sentir que el bebé se mueva o sentir que haya disminuido su actividad;
  • Mareos y desmayos frecuentes;
  • Dolor al orinar;
  • Hinchazón repentina del cuerpo;
  • Dolor de cabeza frecuente;
  • Dolor fuerte en los brazos o piernas;
  • Ganancia de peso en poco tiempo;
  • Sensación frecuente de sed;
  • Aceleración repentina de los latidos cardíacos;
  • Dificultad para caminar.

Cuando se siente algunos de estos síntomas se recomienda consultar al médico lo antes posible para que sea posible identificar la causa y, de estar forma, iniciar el tratamiento adecuado para prevenir complicaciones tanto para la mujer como para el bebé.

En el caso de que se confirme el embarazo de riesgo, es importante que la mujer consulte al obstetra con más frecuencia para que se realice una evaluación del estado general de salud de la mujer y el bebé, pudiendo, en algunos casos, recomendarse la hospitalización para llevar a cabo los cuidados necesarios.

Factores de riesgo

La probabilidad de embarazo de riesgo es mayor cuando la mujer tiene menos de 17 años o más de 35, pudiendo el riesgo, ser influenciado por enfermedades y hábitos. Por eso, los principales factores de riesgo son: 

1. Presión alta y preeclampsia

La presión alta en el embarazo es un problema común y ocurre cuando es superior a 140/90 mmHg después de dos mediciones hechas con un intervalo mínimo de 6 horas.​

La presión alta en el embarazo puede ser causada por alimentación rica en sal, sedentarismo o malformación de la placenta, aumentando las posibilidades de tener preeclampsia, que es el aumento de la presión arterial y pérdida de proteínas, pudiendo causar aborto, convulsiones, coma e incluso la muerte de la madre y del bebé, cuando la situación no se controla adecuadamente.

2. Diabetes

La mujer con diabetes o que desarrolla esta enfermedad durante la gestación también posee una mayor posibilidad de tener un embarazo de riesgo, ya que la azúcar elevada en la sangre puede atravesar la placenta y llegar al bebé, lo cual puede hacer que crezca mucho y pese más de 4Kg. Un bebé grande dificulta el parto, siendo necesaria una cesárea, además de haber mayor posibilidad de que nazca con problemas como ictericia, hipoglucemia y problemas respiratorios.

3. Embarazo gemelar

El embarazo gemelar se considera de riesgo debido a que el útero tiene que desarrollarse más y todos los síntomas de embarazo están más presentes. Además, existen mayores posibilidades de tener todas las complicaciones de un embarazo, principalmente hipertensión, preeclampsia, diabetes gestacional y dolor en la espalda, por ejemplo.

4. Consumo de alcohol, cigarro y drogas

El consumo de alcohol y drogas, como heroína, durante el embarazo atraviesan la placenta y afectan al bebé, provocando retraso en el crecimiento, retraso mental y malformaciones en el corazón y en el rostro, por lo que es necesaria la realización de varios exámenes para evaluar el desarrollo del bebé.

El humo de cigarro también aumenta las posibilidades de un aborto, pudiendo causar efectos en el bebé y en la embarazada, como fatiga muscular, hipoglucemia, pérdida de la memoria, dificultad respiratoria y síndrome de abstinencia.

5. Uso de medicamentos peligrosos durante el embarazo

Algunos medicamentos como fenitoína, triamtereno, trimetoprim, litio, estreptomicina, tetraciclina, warfarina, morfina, anfetaminas, barbitúricos, codeína y fenotiazidas, pueden aumentar el riesgo de embarazo de riesgo debido a sus efectos secundarios, además, algunos medicamentos logran pasar por la placenta y llegar al bebé, aumentando el riesgo de complicaciones en su desarrollo.

6. Sistema imunológico débil

El sistema inmunológico debilitado también puede considerarse un factor que aumenta la posibilidad de embarazo de riesgo, debido a que hay una mayor probabilidad de que la mujer adquiera infecciones que pueden ser transmitidas al bebé en caso de que no sean tratadas.

7. Embarazo con bajo peso u obesidad

Gestantes muy delgadas, con un IMC de 18,5 kg/ m2, pueden tener un parto prematuro, aborto y retraso del crecimiento del bebé, ya que la embarazada le proporciona pocos nutrientes al bebé, limitando su crecimiento, lo cual puede hacer que se enferme con facilidad y que desarrolle enfermedades cardíacas. Además, mujeres con peso excesivo, principalmente cuando el IMC es mayor de 35 kg/ m2, presentan mayor riesgo de complicaciones y también pueden afectar al bebé que puede desarrollar obesidad y diabetes.

Cómo saber si es embarazo de alto riesgo

Para saber si el embarazo es de riesgo, es fundamental que se consulte al obstetra para que se realicen pruebas que evalúen el estado de salud general tanto de la mujer como del bebé, teniendo en cuenta todos los signos y síntomas que presente la mujer.

De esta forma, el médico podrá indicar la realización de exámenes de laboratorio, como medición de colesterol total y fracciones, glucemia en ayunas, hemoglobina glucosilada, prueba de tolerancia oral a la glucosa y hemograma, además de toma de presión arterial y pruebas de imagen, como ecografía. . Vea cuáles son los exámenes indicados en el control prenatal.

En caso de que se confirme el embarazo de riesgo, el médico puede indicar otras pruebas, como cardiotocografía, perfil bioquímico fetal y ecocardiograma fetal, por ejemplo. Conozca cuáles son las pruebas indicadas en embarazo de alto riesgo.

La probabilidad de un embarazo de riesgo es mayor cuando la mujer es menor de 17 años o mayor de 35 años, y el riesgo también puede estar influenciado por enfermedades y hábitos.

Cuidados durante el embarazo de riesgo

Durante el embarazo de riesgo es importante que la mujer tenga algunos cuidados para evitar complicaciones para ella y el bebé, como por ejemplo:

  • Tener una alimentación saludable y equilibrada;
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas;
  • Controlar el peso;
  • No fumar y evitar ambientes con humo..

Es fundamental también que se realicen consultas regulares con el obstetra para que pueda hacerse el acompañamiento adecuado de la gestación y, de esta forma, se identifiquen precozmente algunas alteraciones y, de así, iniciar el tratamiento adecuado lo antes posible, para mantener la salud de la madre y del bebé. Conozca con más detalles cómo deben ser estos cuidados de salud durante el embarazo de riesgo.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em octubre de 2022. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em noviembre de 2019.

Bibliografía

  • UK HEALTH CARE. High-risk pregnancy and high-risk obstetrics. Disponível em: <https://ukhealthcare.uky.edu/sites/default/files/healthsmart-high-risk-pregnancy-high-risk-obstetrics.pdf>. Acceso en 10 mar 2022
  • NHS. Your baby's movements. Disponível em: <https://www.nhs.uk/pregnancy/keeping-well/your-babys-movements/>. Acceso en 10 mar 2022
Abrir la bibliografía completa
  • NIH. What are some factors that make a pregnancy high risk?. Disponível em: <https://www.nichd.nih.gov/health/topics/high-risk/conditioninfo/factors>. Acceso en 10 mar 2022
  • CENTRO HOSPITALAR DE SÃO JOÃO. Queixas na gravidez que devem levar à Urgência. Disponível em: <https://portal-chsj.min-saude.pt/uploads/writer_file/document/1524/Queixas_na_gravidez_que_devem_levar___Urg_ncia_v3.pdf>. Acceso en 04 dic 2019
  • BEAUMONT HOSPITAL. UNDERSTANDING High-Risk Pregnancies. Disponível em: <https://www.beaumont.org/docs/default-source/default-document-library/understanding-high-risk-pregnancies.pdf?sfvrsn=2>. Acceso en 04 dic 2019
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.