Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es el dolor neuropático, síntomas y tratamiento

El dolor neuropático es un tipo de dolor producto de una lesión en el sistema nervioso, el cual puede ser producido por infecciones, como herpes o enfermedades como diabetes, por ejemplo, o tener complicaciones como disfunción del sistema nervioso. Además, el dolor puede acompañarse de edema y sudoración, por alteraciones en el flujo sanguíneo local o por alteraciones en los tejidos, como en la atrofia u osteoporosis.

Este tipo de dolor es producido cuando ocurre un "corto circuito" el cual altera las señales nerviosas que son interpretadas erróneamente en el cerebro, pudiendo causar sensación de quemazón y otras sensaciones extremadamente dolorosas, siendo el dolor neuropático clasificado como uno de los principales tipos de dolor crónico.

Esta situación no suele responder bien a los tratamientos habituales para el dolor, por lo que se recurre a analgésicos de acción central, anticonvulsivos o antidepresivos.

Qué es el dolor neuropático, síntomas y tratamiento

Síntomas de dolor neuropático

El dolor neuropático es un dolor intenso en los nervios del cuerpo el cual puede acompañarse de sensación de quemazón, puntadas, choques e hipersensibilidad al tacto, así como de hormigueo o adormecimiento de la zona del cuerpo cuyo trayecto esté comprometido. Sin embargo, puede estar involucrado más de un nervio, por lo que puede haber dolor generalizado, el cual puede afectar el tronco, piernas y los brazos.

El dolor también puede acompañarse de una sensibilidad exagerada a estímulos que normalmente no producen dolor, como el contacto con la ropa u otros objetos, el cual puede persistir incluso después de remover el estímulo doloroso.

El dolor puede ser intermitente o continuo y su intensidad puede ser leve o intensa, dependiendo de la causa y de los nervios involucrados

Principales causas de dolor neuropático

El dolor neuropático puede ser producido por varios factores como:

  • Alcoholismo o deficiencia nutricional, los cuales afectan la función nerviosa significativamente;
  • Diabetes mellitus, la cual afecta principalmente los miembros, produciendo neuropatía diabética periférica.
  • Alteraciones en los nervios faciales;
  • Problemas en la tiroides;
  • Infecciones por bacterias o virus, como sífilis, herpes o SIDA, por ejemplo, los cuales pueden afectar los nervios debido a la liberación de toxinas;
  • Traumas en la médula espinal, producidos por accidentes, fracturas o cirugías;
  • Amputación de un miembro, el cual provoca un dolor referido al miembro removido, conocido como dolor del miembro fantasma.

Además, la quimioterapia y enfermedades como el mieloma múltiple y esclerosis múltiple también pueden producir dolor neuropático. Conozca más sobre la los síntomas de la esclerosis múltiple.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Los síntomas ayudan a diferenciar el dolor neuropático de otros tipos de dolor, pero no son suficientes paa la confirmación del diagnóstico. Por ello, es muy importante acudir al médico el cual podrá preguntar sobre las características del dolor, cuándo se produce y su intensidad, y hacer una evaluación física acompañado de exámenes neuromusculares, con el objetivo de determinar las zonas neurológicas afectadas.

Tratamiento del dolor neuropático

El dolor neuropático normalmente tiene cura, sin embargo, en caso de que no sea así, existen tratamientos que pueden ayudar al alivio del sufrimiento producido por la enfermedad. El tratamiento depende de la enfermedad que origina el dolor, y consiste en tratar la enfermedad o el nervio causante, y aliviar el dolor.

Para ello, pueden utilizarse medicamentos anticonvulsivos, como la Carbamazepina, Gabapentina o Pregabalina, por ejemplo, los cuales actúan disminuyendo la actividad eléctrica de los nervios o inhibiendo el paso del dolor por determinadas vías nerviosas; analgésicos de acción central, como Tramadol o Tapentadol, los cuales calman el dolor y disminuyen la actividad eléctrica de los nervios, o incluso incluso antidepresivos como Amitriptilina y Nortriptilina, que además de aliviar el dolor, actúan sobre la depresión, condición frecuente en personas con dolor en la fase crónica.

La fisioterapia, la terapia ocupacional, así como estímulos eléctricos y térmicos pueden ayudar a mejorar la función física y ayudar a las personas a recuperar la función. En casos más graves de dolor neuropático, puede ser necesaria la cirugía.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje