8 principales causas de dolor en la muñeca y qué hacer

El dolor en la muñeca ocurre principalmente debido a movimientos repetitivos, los cuales ocasionan la inflamación de los tendones de la región o la compresión de los nervios locales, como sucede en el caso de la tendinitis, del síndrome de Quervain y del síndrome del túnel carpiano, por ejemplo, siendo tratadas estas condiciones solo con reposo y uso de antiinflamatorios. 

Por otra parte, en ciertas ocasiones, el dolor en la muñeca puede estar acompañado de hinchazón en la región, cambio de coloración y rigidez de la articulación, lo que es indicativo de situaciones más graves que deben ser tratadas de acuerdo con la orientación del médico, el cual puede recomendar la inmovilización de la muñeca y la realización de cirugía y sesiones de fisioterapia.

8 principales causas de dolor en la muñeca y qué hacer

Las principales causas del dolor en la muñeca son las siguientes:

1. Fractura

Las fracturas corresponden a la pérdida de la continuidad del hueso, la cual puede suceder debido a caídas o golpes que suelen ocurrir durante la práctica de actividad física, como gimnasia, boxeo o voleibol, por ejemplo. De esta forma, cuando hay fractura en la muñeca, es posible sentir dolor intenso, hinchazón y alteración de la coloración de la piel de la zona. 

Qué hacer: es importante que la persona acuda al ortopedista para que sea realizada una radiografía que permita verificar si hubo o no fractura del hueso. En caso de que se confirme, puede ser necesaria la inmovilización, la cual normalmente es realizada con yeso. 

2. Esguince

Un esguince de grado 1, llamado también entorsis, puede ser una de las causas de dolor en la muñeca. Esta ocurre al levantar pesas en el gimnasio, cargar un saco muy pesado o practicar jiu-jitsu u otro deporte de contacto físico. Aparte del dolor en la muñeca, también es posible notar hinchazón en la mano que surge a las pocas horas de ocurrida la lesión. 

Qué hacer: así como en la fractura, el esguince de grado 1 de muñeca es bastante incómodo, razón por la que se recomienda que la persona acuda al ortopedista para que se lleve a cabo el examen de imagen para confirmar la entorsis y, de esta forma, se indique el mejor tratamiento, que normalmente es realizado mediante la inmovilización de la muñeca y reposo. 

3. Tendinitis

La tendinitis en la muñeca corresponde a la inflamación de los tendones de esta región, la cual puede ocurrir principalmente al realizar movimientos repetitivos, como pasar gran parte del día tecleando en la computadora, limpiando la casa, lavando los platos, ejerciendo fuerza para abrir llaves o para apretar tapas de botellas o incluso tejiendo. Este tipo de esfuerzo repetitivo causa una lesión en los tendones, lo que hace que estos se inflamen y generen dolor en la muñeca. 

Qué hacer: lo mejor en caso de tendinitis es dejar de realizar estos movimientos repetitivos y guardar reposo, además de hacer uso de medicamentos antiinflamatorios para reducir la inflamación y, de esta forma, aliviar el dolor y la incomodidad. En ciertos casos, también puede ser indicada la realización de fisioterapia, principalmente cuando la inflamación es frecuente y no desaparece a lo largo del tiempo.

Conozca más detalles sobre el tratamiento de la tendinitis

4. Síndrome de Quervain

El síndrome de Quervain es una situación que también causa dolor en la muñeca y que ocurre debido a la realización de actividades repetitivas, principalmente que exigen esfuerzo del pulgar, como pasar muchas horas jugando videojuegos con el joystick o en el teléfono celular, por ejemplo. 

Además del dolor en la muñeca, debido a la inflamación de los tendones ubicados en la base del pulgar, también es posible sentir dolor al mover este dedo, hinchazón de la región y dolor que empeora al realizar movimientos repetitivos. 

Qué hacer: el tratamiento para el síndrome de Quervain debe ser indicado por el ortopedista de acuerdo con los síntomas presentados por la persona, pudiendo ser necesaria la inmovilización del pulgar y el uso de antiinflamatorios para aliviar los síntomas. 

5. Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano ocurre principalmente como consecuencia de movimientos repetitivos y surge debido a la compresión del nervio que pasa por la muñeca e inerva la palma de la mano, lo que da como resultado dolor en la muñeca, hormigueo en la mano y alteración de la sensibilidad. 

Qué hacer: en este caso, el tratamiento puede ser realizado mediante el uso de compresas heladas, muñequeras, medicamentos antiinflamatorios y fisioterapia. Observe el siguiente video y conozca qué hacer para aliviar el dolor de muñeca causado por el síndrome del túnel carpiano:

6. Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que tiene como principal síntoma el dolor e hinchazón de las articulaciones; asimismo, también puede afectar la muñeca y ocasionar la deformación de los dedos. 

Qué hacer: el tratamiento para la artritis reumatoide debe ser realizado de acuerdo con la orientación del médico y la gravedad de los síntomas, pudiendo ser indicados medicamentos antiinflamatorios, inyecciones de corticosteroides o inmunosupresores y sesiones de fisioterapia. 

7. Inestabilidad del carpo

La inestabilidad del carpo puede surgir en adolescentes o adultos y causar dolor en la muñeca cuando la palma se encuentra hacia abajo, lo que da una sensación de que la muñeca está "abierta" y requiere el uso de una muñequera. 

Qué hacer: se recomienda acudir a un ortopedista para que realice una radiografía y así verifique si hay aumento de distancia entre los huesos, que aunque sea de menos de 1 mm, puede causar incomodidad, dolor y crujido de la muñeca. 

8. Enfermedad de Kienböck

La enfermedad de Kienböck es una situación en la que uno de los huesos que forman la muñeca, el semilunar, no recibe la cantidad suficiente de sangre, lo que hace que comience a deteriorarse y que surjan síntomas como dolor constante en la muñeca y dificultad para mover o cerrar la mano. 

Qué hacer: en este caso, se recomienda que sea realizada la inmovilización de la muñeca durante 6 semanas aproximadamente; no obstante, en ciertas ocasiones, el ortopedista puede recomendar la realización de cirugía para unir este hueso con uno cercano. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: