Diclofenaco sódico: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Actualizado en enero 2024

El diclofenaco sódico es un antiinflamatorio que actúa reduciendo la cantidad de sustancias inflamatorias en el organismo, siendo recomendado para el tratamiento de situaciones como reumatismo, artritis, gota y espondilitis.

Asimismo, el diclofenaco sódico, o diclofenac sódico, también posee efecto analgésico, por lo que es indicado para el alivio del dolor luego de cirugías, dolor en la espalda o dismenorrea primaria, un cólico que puede surgir antes o durante la menstruación.

El diclofenaco sódico puede ser encontrado en farmacias en forma de comprimidos, cápsulas, supositorios, inyecciones, soluciones oftálmicas o geles, y las dosis varían de acuerdo con el tipo y la gravedad de la condición a ser tratada, razón por la cual debe ser utilizado solo bajo las indicaciones del médico. 

Lea también: Dismenorrea: qué es, síntomas y tratamientotuasaude.com/es/dismenorrea
Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

El diclofenaco sódico es un medicamento antiinflamatorio y analgésico recomendado para el tratamiento de inflamaciones y para el alivio del dolor, en las siguientes situaciones:

  • Reumatismo;
  • Artritis;
  • Crisis de gota;
  • Dolor de espalda;
  • Epicondilitis lateral, conocida como codo de tenista;
  • Espondilitis anquilosante;
  • Osteoartritis;
  • Síndrome del hombro congelado;
  • Espondiloartritis;
  • Inflamación y dolor luego de lesiones, como entorsis y distensiones;
  • Infecciones del oído, nariz o garganta;
  • Inflamación de los ovarios y trompas uterinas.

Además, el diclofenac sódico también está recomendado para el alivio del dolor en la columna y la dismenorrea primaria, además de dolor e inflamación luego de cirugías dentales u ortopédicas.

En qué dosis usar

El uso del diclofenaco sódico varía de acuerdo con la forma farmacéutica, incluyendo:

1. Diclofenaco sódico en comprimidos

Los comprimidos de diclofenaco sódico pueden ser encontrados en dosis de 50 mg, 75 mg o 100 mg, y deben ser tomados con un vaso de agua antes de las comidas o con el estómago vacío. 

Este medicamento está indicado en adolescentes mayores de 14 años y adultos, y la dosis recomendada varía de 75 mg a 150 mg al día, que debe ser dividida en 2 o 3 dosis a lo largo del día.

El tiempo de tratamiento con los comprimidos de diclofenaco sódico debe ser indicado por el médico, pues varía según la condición a tratar y la gravedad del dolor o de la inflamación. 

2. Diclofenaco sódico en supositorio

Los supositorios contienen 50 mg de diclofenaco sódico y están indicados para uso en adolescentes mayores de 14 años de edad y adultos, y la dosis recomendada generalmente varía de 100 a 150 mg al día, es decir, de 2 a 3 supositorios al día. Este supositorio debe ser aplicado en el ano, al acostarse, y preferiblemente luego de evacuar.

3. Diclofenaco sódico en cápsulas

Las cápsulas de diclofenaco sódico contienen 100 mg y son recomendadas en adolescentes mayores de 14 años de edad y adultos. Para tomar este medicamento, basta con ingerir una cápsula por día con 1 vaso de agua, antes o después de las comidas.

4. Diclofenaco sódico inyectable

Cada ampolla de diclofenaco sódico contiene 75 mg, siendo indicada solo en adolescentes mayores de 14 años y adultos. De acuerdo con el problema a tratar, el médico puede recomendar la inyección de 1 a 2 ampollas al día de diclofenaco sódico, por un máximo de 2 días.

Esta inyección debe ser administrada por un enfermero o por otro profesional de salud con experiencia, en el músculo de una de las nalgas.

5. Diclofenaco sódico en gel

El diclofenaco sódico en gel está indicado para el tratamiento local de inflamaciones en los tendones, ligamentos, músculos o articulaciones, como en entorsis, luxaciones y contusiones, por ejemplo.

Para usar este gel, se debe lavar y secar bien la piel y, luego, aplicar este medicamento sobre la región afectada, masajeando suavemente. Luego, lavar bien las manos. El gel de diclofenaco sódico debe ser utilizado de 3 a 4 veces al día.

6. Diclofenaco sódico en solución oftálmica

La solución oftálmica de diclofenaco sódico está indicada para tratar inflamaciones y aliviar dolores en los ojos, como en los casos de conjuntivitis crónica, úlceras de córnea o queratitis fotoeléctrica.

Este medicamento también está indicado para complementar el tratamiento de la queratitis herpética, un tipo de queratitis provocada por el virus del herpes o herpes zóster. La dosis recomendada de esta solución oftálmica generalmente es de 1 gota en cada ojo, 4 o 5 veces al día.

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios del diclofenaco sódico pueden variar de acuerdo con la forma de uso:

  • Comprimidos y cápsulas: dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, diarrea, vértigo, indigestión y enrojecimiento de la piel, acompañada o no de descamación;
  • Inyección: dolor y rigidez en la zona de la inyección;
  • Gel: enrojecimiento, hinchazón, ampollas o descamación de la piel;
  • Solución oftálmica: ardor o irritación luego de la aplicación.

Aunque sea más raro, el diclofenaco sódico también puede causar reacciones más serias que requieren atención médica inmediata, como dolor en el pecho que se puede diseminar por el rostro u hombro, hormigueo o adormecimiento en un lado del cuerpo, dificultades para hablar o sensación de falta de aire, que pueden indicar un infarto o ACV.

Asimismo, el uso de diclofenaco sódico también puede provocar reacciones alérgicas graves, que incluyen síntomas como hinchazón en la cara, la lengua o en los labios, dificultad para tragar o para respirar. En estos casos, se recomienda interrumpir el tratamiento con este medicamento y acudir al centro de urgencias más cercano.

Contraindicaciones

El diclofenaco sódico está contraindicado en personas con úlceras estomacales o intestinales, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, presión alta no controlada y enfermedades graves en el hígado, riñones o corazón.

Este medicamento tampoco está indicado en adolescentes menores de 14 años de edad ni en mujeres embarazadas o que estén en período de lactancia.

El diclofenaco sódico no debe ser empleado por personas alérgicas al diclofenaco o a cualquier otro antiinflamatorio no esteroideo, como ácido acetilsalicílico, naproxeno o ibuprofeno, por ejemplo. Este medicamento tampoco debe ser empleado por personas con asma, rinitis, pólipos nasales o urticaria causados o acentuados por el uso de ácido acetilsalicílico u otros antiinflamatorios no esteroideos.

El diclofenaco sódico en gel no debe ser empleado en heridas abiertas ni en los ojos, y el supositorio no debe ser utilizado en personas que tengan dolor en el ano. Por otra parte, las gotas de diclofenaco sódico no pueden ser aplicadas durante el uso de lentes de contacto.

Además, el diclofenaco sódico también puede alterar el efecto de algunos medicamentos como anticoagulantes, hipoglucemiantes, diuréticos, corticosteroides y otros antiinflamatorios, por ejemplo. Por esta razón, se recomienda siempre informar al médico sobre todos los medicamentos en uso antes de iniciar el tratamiento con el diclofenaco sódico.