Destete: 4 consejos para dejar de amamantar sin traumas

La madre solo debe dejar de amamantar a partir de los 2 años de edad del bebé. Para hacerlo, debe reducir las mamadas y su duración, con el objetivo de iniciar gradualmente el proceso de destete.

El bebé se debe amamantar exclusivamente hasta los 6 meses, no recibiendo ningún otro alimento hasta esta etapa, pero la madre debe continuar la lactancia hasta completar al menos 2 años de edad, ya que la leche materna es ideal para un buen crecimiento y desarrollo del bebé.

Aunque no siempre es fácil dejar de amamantar para la madre o para el bebé, existen algunas técnicas que facilitan el destete, tales como las siguientes:

1. Disminuir la cantidad de mamadas y jugar con el bebé

Destete: 4 consejos para dejar de amamantar sin traumas

Este cuidado es importante porque, al disminuir el número de veces que el bebé mama, también va disminuyendo la producción de leche materna al mismo ritmo y así la madre no tiene los senos pesados y llenos de leche.

Para realizar esto sin perjudicar a la madre ni al bebé, se puede, a partir de los 7 meses de edad, sustituir un horario de mamada por una comida.

Ejemplo: si el bebé come una papilla salada en el almuerzo, no debe ser amamantado en este período, ni una hora antes ni una hora después. A los 8 meses, se debe sustituir la merienda, por ejemplo, y así sucesivamente. Normalmente, a partir de 1 año de edad, el niño ya puede comenzar a comer la misma comida de los padres y, en este período, la madre puede comenzar a amamantar solo cuando el bebé se despierta, antes del desayuno, y cuando va a dormir en la tarde y en la noche.

2. Reducir la duración de las mamadas

Destete: 4 consejos para dejar de amamantar sin traumas

Otra técnica buena para finalizar el período de lactancia sin traumas es disminuir el tiempo que el bebé mama en cada toma.

No obstante, no se debe obligar al bebé a dejar el pecho, ya que es importante que la madre mantenga el mismo tiempo de antes para continuar dándole atención al bebé después de amamantar, jugando con él, por ejemplo. Asimismo, el bebé comienza a asociar que la madre no es solo para amamantar, sino que también puede jugar.

Ejemplo: si el bebé está alrededor de 20 minutos en cada pecho, lo que se puede hacer es dejarlo mamar solo 15 minutos en cada uno, reduciendo un poco más el tiempo cada semana.

3. Pedir a otra persona que alimente al bebé

Destete: 4 consejos para dejar de amamantar sin traumas

Es normal que, cuando el bebé tiene hambre, asocie la presencia de la madre con el deseo de ser amamantado. Así, cuando la madre tiene dificultades para darle la comida, en lugar de darle el pecho, puede ser una buena opción pedirle a otra persona, como el padre o la abuela, que lo haga.

Si aun así el bebé todavía quiere mamar, la cantidad de leche que beba tiene que ser menor de lo normal.

4. No ofrecer el pecho

Destete: 4 consejos para dejar de amamantar sin traumas

A partir de 1 año de edad, el niño puede comer prácticamente de todo y, por lo tanto, si tiene hambre, puede comer otro alimento en vez de ser amamantado. Una buena estrategia para facilitar el destete es que la madre no ofrezca el pecho ni use blusas que faciliten el acceso del bebé al pecho, dando de amamantar solo en la mañana y en la noche, y cuando esté cerca de los 2 años de edad, solo ofrecer la mama en estos horarios si el niño lo pide.

Ejemplo: si el niño se despierta queriendo jugar, la madre no necesita sacarlo de la cuna y amamantarlo, pues puede dejarlo jugando en la cocina mientras prepara su comida; sin embargo, si el niño busca el pecho, la madre no debe negarse de forma brusca, tratando de distraerlo primero.

Cuándo se debe hacer el destete

La madre puede elegir cuándo dejar de amamantar, no obstante, es mejor para el niño que sea amamantado al menos hasta los 2 años, debiendo dejar la lactancia únicamente a partir de esa edad.

Sin embargo, el número de mamadas durante el día debe ir disminuyendo gradualmente a partir de los 7 meses del bebé, con el objetivo de facilitar el destete y las complicaciones que puedan presentarse, como la leche empedrada y la mastitis en la madre, y la sensación de abandono que puede surgir en el bebé.

En algunos casos, la mujer puede tener que dejar de amamantar para no perjudicar la salud del bebé, como en el caso de la varicela, el herpes con lesiones en la mama o la tuberculosis. 

Cuándo dejar de amamantar en la noche

Por lo general, la última mamada del día, que ocurre antes de que el bebé se duerma, es la última en ser retirada; sin embargo, cuando el bebé aprende a dormir solo y ya no necesita pecho para calmarse, es un buen momento para dejar de amamantarlo antes de dormir. Este es un proceso que puede demorar meses antes de que el destete se complete. Algunos bebés pueden pasar hasta 2 o 3 días sin mamar y después buscar nuevamente el pecho, permaneciendo solo algunos minutos. Esto es normal y forma parte del desarrollo del bebé, lo que no se debe hacer es negárselo o regañarlo.

Otro error que puede perjudicar el destete es querer que este proceso ocurra muy rápido. Cuando el bebé deja de mamar bruscamente, puede percibir falta de la madre y sentirse abandonado, y esto también puede tener consecuencias desagradables para la mujer porque la leche acumulada en la mama puede causar una infección.

Cómo alimentar al bebé que dejó de ser amamantado

Normalmente, el bebé comienza a alimentarse con alimentos sólidos entre los 4 y 6 meses de vida, y hasta 1 año de edad puede seguir comiendo sus papillas intercaladas con las mamadas o con el biberón. Vea qué dar de comer al bebé de 6 meses

Después de 1 año de vida, el bebé puede ser amamantado o tomar biberón solo cuando se despierta y en la noche antes de irse a dormir. En todas las demás comidas debe comer verduras, frutas, carnes magras y productos lácteos, siempre que no tenga alergias o intolerancia alimentaria. Vea cómo debe ser la alimentación del bebé a partir de 1 año.

Si el bebé mama hasta los 2 años de edad, en esta etapa ya debe estar acostumbrado a comer de todo, comiendo en la mesa la misma comida de los padres. Por esta razón, cuando el período de amamantar llegue al final, no será necesario ningún suplemento, teniendo el cuidado de ofrecer siempre alimentos saludables y nutritivos para que el niño pueda crecer sano.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: