10 síntomas que indican deficiencia de vitamina C

La vitamina C o ácido ascórbico es un micronutriente presente en los alimentos, principalmente en las frutas cítricas, como la acerola o naranja, por ejemplo. Esta vitamina posee una potente acción antioxidante y actúa retardando el envejecimiento celular, pero también participa en la formación de colágeno, absorción de hierro a nivel intestinal, síntesis de norepinefrina y en la conversión del colesterol en ácidos biliares.

La principal enfermedad causada por la deficiencia de vitamina C se denomina escorbuto. Esta enfermedad se suele manifestar al cabo de 4 a 6 meses de la falta de esta vitamina, causando la aparición de algunos signos y síntomas como manchas rojas (petequias) y morados en la piel. El escorbuto infantil se denomina enfermedad de Moeller-Barlow, y se caracteriza por causar deformidad ósea, retraso en el crecimiento y alteraciones cardíacas.

10 síntomas que indican deficiencia de vitamina C

Principales síntomas

La deficiencia de vitamina C puede provocar signos y síntomas como:

  1. Cansancio, palidez y mareos, debido a la anemia causada por la poca absorción de hierro;

  2. Dificultad para la cicatrización de heridas, debido a la deficiencia del colágeno;

  3. Sangrados, principalmente por las encías, en los ojos y la nariz, pudiendo ocurrir en cualquier parte del cuerpo, debido a la rotura de los tejidos que soportan los vasos sanguíneos;

  4. Hematomas en el cuerpo y el surgimiento de petequias, manchas rojas en la piel que surgen por la fragilidad capilar de los vasos sanguíneos;

  5. Deformidades óseas y aumento del riesgo de fracturas, principalmente en los niños, por alterar el proceso de calcificación y formación de huesos;

  6. Pérdida del cabello y debilidad de las uñas, cartílagos y articulaciones;

  7. Dolor óseo e hinchazón en el cuerpo;

  8. Pérdida y debilitamiento de los dientes por haber alteración en la formación de la dentina, que es la matriz de los dientes;

  9. Aumento del riesgo de infecciones como gripes y resfriados, pues la falta de vitamina C perjudica la formación de glóbulos blancos y altera varias funciones del sistema inmune;

  10. Tristeza, estrés mental, histeria, depresión y/o dificultad de raciocinio, la falta de esta vitamina puede producir alteraciones químicas cerebrales.

Además de esto, en caso que la deficiencia continúe, puede haber el surgimiento de otros síntomas tardíos como fatiga y letargia. 

Causas de deficiencia de vitamina C

La vitamina C es absorbida en el intestino y su principal fuente es la alimentación, por lo tanto, la deficiencia de esta vitamina sucede cuando la dieta es insuficiente o cuando la absorción por el intestino no es adecuada. Así, algunos de los principales factores de riesgo son: desnutrición, anorexia, tabaquismo, alcoholismo, enfermedades inflamatorias agudas o crónicas como la enfermedad de Crohn, por ejemplo. Además de esto, durante el embarazo y la lactancia materna el requerimiento de esta vitamina aumenta.

Asimismo, la deficiencia de vitamina C también se puede presentar en personas con enfermedades del tracto gastrointestinal, enfermedades inflamatorias crónicas o agudas, personas en post operatorio intestinal o que posean quemaduras graves. 

La diarrea también puede aumentar las pérdidas fecales de esta vitamina, así como la aclorhidria, que es una condición donde no se produce ácido gástrico, disminuye la cantidad que se absorbe. 

Tratamiento de la deficiencia de vitamina C

La vitamina C se encuentra principalmente en frutas y vegetales, como piña, acerola (semeruco o cerecita), naranja, limón y pimentón, por ejemplo, siendo importante la presencia de alimentos en la dieta para cubrir las necesidades diarias. Conozca la lista completa de alimentos que son fuente de vitamina C

La cantidad de vitamina C que debe ser consumida diariamente es de 75 mg al día para mujeres y de 90 mg al día para hombres desde los 19 años en adelante. 

Sin embargo, algunas personas pueden necesitar de cantidades más elevadas, como es en el caso de las mujeres embarazadas, fumadores y personas que utilizan algunos medicamentos que pueden afectar la absorción de esta vitamina, como la ingesta de anticonceptivos, antidepresivos y diuréticos y; en el caso de los bebés, niños y adolescentes la cantidad es menor, por ello se recomienda consultar al médico o nutricionista para ajustar la reposición de esta vitamina en estas situaciones.

Como la vitamina C puede ser eliminada lentamente a través de la orina, su consumo debe ser a diario y, en caso que la cantidad necesaria no se logre a través la alimentación, es posible consumir suplementos con vitamina C.

Vea cómo usar la vitamina C en el día a día en el siguiente video:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • COZZOLINO Silvia. Biodisponibilidade de nutrientes. 4º. Brasil: Manole Ltda, 2012. 409-428.
Más sobre este tema: