Dedo en gatillo: causas, síntomas y tratamiento

El dedo en gatillo, también conocido como dedo engatillado o tendosinovitis estenosante, es una inflamación del tendón responsable de doblar el dedo, haciendo que el dedo afectado se quede siempre doblado, incluso cuando se intente estirarlo, causando dolor intenso en la mano. 

Además, la inflamación crónica del tendón también puede provocar la formación de una nódulo en la base del dedo, que es responsable de un crujido, parecido al de un gatillo, cuando se cierra y abre el dedo, como se muestra en la imagen. 

Dedo en gatillo: causas, síntomas y tratamiento

El dedo en gatillo tiene cura en la mayoría de los casos haciendo ejercicios de fisioterapia, pero, en los casos más graves, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. 

Principales síntomas

Los síntomas del dedo en gatillo se presentan con mayor frecuencia en los pulgares, dedo medio y anular, sin embargo, la inflamación puede manifestarse en cualquier dedo. Los principales síntomas de dedo en gatillo son:

  • Dolor en la base de los dedos o en la palma de la mano;
  • Hinchazón del dedo;
  • Limitación del movimiento del dedo;
  • Endurecimiento del dedo;
  • Dedo doblado que, al intentar estirarlo, produce un crujido doloroso parecido al de un gatillo.

Generalmente, estos síntomas son más intensos durante la mañana debido a la inactividad y aumento de la hinchazón que puede comúnmente suceder durante la noche. Además, cuando no se recibe el tratamiento adecuado puede que el dedo se quede trabado en una posición, lo cual puede causar dificultad para sujetar un  objeto.

Posibles causas

Las causas más frecuentes para el surgimiento del dedo en gatillo son:

  • Realización de actividades repetitivas con las manos;
  • Diabetes descontrolada;
  • Problemas reumáticos.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la causa se desconoce y el diagnóstico se hace a través de la observación de la mano y de la realización de exámenes complementarios, como ultrasonido o resonancia magnética.

Dedo en gatillo congénito

El dedo en gatillo congénito es una alteración que puede identificarse después del nacimiento, a pesar de recibir el nombre congénito. Esa alteración está principalmente relacionada con alteraciones en el desarrollo de los huesos del niño, por lo que hay una mayor posibilidad de que haya una deformación en la articulación del dedo y la presencia de un nódulo en la zona. 

El tratamiento para estos casos puede hacerse con fisioterapia, masaje y cirugía después de que el niño cumpla 1 año de edad. Algunos médicos prefieren realizar la cirugía de manera temprana, mientras que otros prefieren intentar otras formas de tratamiento y sólo después de la cirugía. Sin embargo, la cirugía es obligatoria cuando el movimiento se ve bloqueado.  

 

Dedo en gatillo: causas, síntomas y tratamiento

Cuál es el tratamiento

El tratamiento debe ser orientado por el ortopedista de acuerdo a la gravedad de los síntomas. En los casos leves, normalmente se indicas sesiones de fisioterapia, en la que se realizan ejercicios y masajes con el objetivo de fortalecer los músculos responsables que afectan la mano y los dedos, mantener la movilidad y aliviar la inflamación y el dolor. Conozca algunas opciones de ejercicios para el dedo en gatillo.

Además de la fisioterapia, otras formas de tratamiento que pueden indicarse son:

  • Mantener reposo durante 7 a 10 días, evitando actividades manuales repetitivas y que necesiten de esfuerzo;
  • Usar una férula propia durante algunas semanas, para mantener el dedo siempre estirado
  • Aplicar compresas calientes o calor local con agua tibia, principalmente por la mañana, para aliviar el dolor;
  • Usar gel durante 5 a 8 minutos en la zona para aliviar la hinchazón durante el día;
  • Aplicar pomadas antiinflamatorias con diclofenaco, por ejemplo, para reducir la inflamación y el dolor.

En casos graves, en que el dolor es muy intenso y dificulta la realización de fisioterapia, el ortopedista puede aplicar una inyección de cortisona directamente sobre el nódulo. Este procedimiento es simple y rápido y tiene el objetivo de aliviar los síntomas, principalmente el dolor. Sin embargo, puede ser necesario repetir el procedimiento y no se aconseja usarlo muchas veces ya que puede ocurrir debilitamiento del tendón y riesgo de ruptura o de infección. 

¿Cuándo es necesaria la cirugía?

La cirugía para el dedo den gatillo se realiza cuando la otras formas de tratamiento no dan resultado. Se hace un pequeño corte en la palma de la mano que permite al médico alargar o liberar la porción inicial de la cubierta del tendón. 

Generalmente, este tipo de cirugía se hace con anestesia general en el hospital, por lo que aunque sea una cirugía simple y de bajo riesgo de complicaciones, puede ser necesario permanecer internado una noche en el hospital para garantizar que el efecto de la anestesia pasa por completo. Posteriormente, la recuperación es bastante rápida, pudiendo volver a realizar actividades leves con la mano en 1 o 2 semanas, según las indicaciones del ortopedista.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE ORTOPEDIA E TRAUMATOLOGIA. Dedo em gatilho. Disponible en: <https://sbot.org.br/dedo-em-gatilho/>. Acceso en 13 Ene 2021
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE ORTOPEDIA E TRAUMATOLOGIA. Polegar em gatilho congênito. Disponible en: <https://diretrizes.amb.org.br/ans/polegar_em_gatilho_congenito.pdf>. Acceso en 13 Ene 2021
Más sobre este tema: