Cómo congelar la pulpa de la fruta

Congelar la pulpa de la fruta para hacer jugos y batidos es una buena alternativa para almacenar y preservar la fruta por más tiempo, manteniendo sus nutrientes y su sabor. Cuando se congelan adecuadamente, la mayoría de las frutas puede durar alrededor de unos 8 a 12 meses aproximadamente, congeladas a 0ºC. En el caso de las frutas cítricas puede durar entre 4 a 6 meses congeladas.

Este proceso de congelación hace que el crecimiento de microorganismos sea más lento y ralentiza los cambios que afectan la calidad o causan el deterioro de los alimentos. Congelar las frutas puede ser útil para disfrutar de las frutas de la temporada en otra temporada o para evitar viajes frecuentes al supermercado.

Algunos ejemplos de frutas que se pueden congelar son naranja, maracuyá, guanábana, sandía, fresa y manzana. Sin embargo, los plátanos o bananas congeladas no son buenos para preparar batidos, ya que quedan con una textura cremosa cuando se licuan, sin embargo puede ser una buena opción como helado de fruta natural.

Cómo congelar la pulpa de la fruta

Pasos para congelar la fruta

Para congelar correctamente la pulpa de fruta, es importante:

1. Cómo preparar la fruta para el proceso de congelación

Para preparar la fruta antes de congelarla debe:

  • Escoger frutas frescas de buena calidad;
  • Lavar bien la fruta y retirarle las semillas y la cáscara; 
  • Licuar la fruta, si es posible con una lámina de plástico para evitar que la fruta se oxide.

Es importante que las frutas no estén golpeadas. Tampoco es necesario dejar la fruta remojando porque pierde sus nutrientes y el sabor. Las frutas sin azúcar pierden calidad y se dañan
más rápido que las empacadas con azúcar al momento de licuarlas, siendo esta la opción menos saludable pero que en algunas situaciones podría ser de utilidad.

2. Cómo congelar la pulpa de fruta

Para congelar la pulpa de la fruta es posible utilizar bolsas de plásticos, en bandejas de hielo, también se pueden utilizar recipientes de hacer helados de paletas, como se explica a continuación:

  • Empacar en una bolsa de plástico: usar una bolsa para congelar y colocar solo la cantidad que será utilizada para preparar jugos o batidos más tarde. Se debe eliminar todo el aire de la bolsa de plástico, ya que el aire favorece la pérdida de vitamina C;
  • En bandejas de hielo o recipientes de hacer paletas de helado: colocar la pulpa de fruta en las bandejas de hielo, evitando llenarla hasta el tope, debido a que la pulpa de la fruta aumento de volumen cuando se congela. En este caso, evite colocar las bandejas o los recipientes cerca de la carne o el pescado para evitar que el olor o la sangre contaminen la pulpa de la fruta.

Es importante colocar una etiqueta con el nombre de la fruta y fecha de congelación en las bolsitas, para que sea fácil controlar la validez de la pulpa que ha sido congelada. Para evitar olvidarse que posee esas frutas congeladas puede también realizar una lista y colocarla en el frigorífico con el nombre de la fruta y la fecha. 

3. Cómo usar la pulpa congelada

Para utilizar la pulpa debe retirarla del congelador y licuarla con agua o leche para preparar jugos o batidos. La pulpa debe ser utilizada por completo porque una vez descongelada no se debe volver a congelar. 

Cómo evitar que la fruta se oxide

Algunas frutas como los duraznos, manzanas, peras y melocotones se oscurecen rápidamente cuando se exponen al aire y durante la congelación, por ello para prevenirlo se pueden utilizar algunas estrategias que implican el uso de vitamina C. El ácido ascórbico no solo ayudará a conservar el color natural y el sabor de las frutas, sino también le agregará un valor nutritivo.

Para ello se puede comprar en las farmacias ácido ascórbico en forma de polvo o en tabletas, debiendo disolverlo en dos cucharadas de agua y agregárselo a la fruta. También es posible utilizar el jugo de limón o ácido cítrico, pudiendo exprimir un poco sobre las frutas antes de congelarlas. 

¿Es posible congelar la fruta entera?

Si. En el caso de las frutas como las frambuesas, fresas, moras y arándanos, es posible congelarlas enteras, al igual que las cítricas. Sin embargo, las frutas que suelen oxidarse es mejor congelarlas en forma de pulpa. 

¿Fue útil esta información?
Actualizado por Andreina De Almeida Rodríguez, Nutricionista en Marzo de 2020. Revisión clínica por Tatiana Zanin, Nutricionista en Marzo de 2020.

Bibliografía

  • UNIVERSITY OF GEORGIA. Preserving food: freezing fruit. Disponível em: <https://nchfp.uga.edu/publications/uga/uga_freeze_fruit.pdf>. Acceso en 13 Mar 2020
Más sobre este tema: