Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo guardar los alimentos en el refrigerador para que no se dañen

Para mantener los alimentos en el refrigerador por más tiempo sin correr el riesgo de que se dañen, es necesario cocinar y almacenar adecuadamente los alimentos y prestar atención a la limpieza de la cocina, las encimeras y las manos.

Asimismo, se debe mantener la temperatura del refrigerador siempre por debajo de los 5 ºC, pues, mientras más baja esté la temperatura, más lento será el crecimiento de los microorganismos que dañan los alimentos y causan infecciones intestinales, como gastroenteritis, que genera síntomas como dolor abdominal agudo y diarrea. 

Cómo guardar los alimentos en el refrigerador para que no se dañen

Alimentos que pueden congelarse

Es posible guardar los alimentos en el congelador para que duren más tiempo, prácticamente todos los alimentos se pueden congelar, aunque algunos necesiten de ciertos cuidados específicos. Algunos alimentos que pueden congelarse son:

  • Yogur: puede ser útil si se quiere llevar para un pícnic porque, a la hora de consumirlo, ya debe estar descongelado;
  • Restos de un pastel de cumpleaños: pueden guardarse en un recipiente limpio y seco, como en un envase viejo de helado, colocando una hoja de servilleta por debajo. Para descongelarlo, basta dejarlo dentro del refrigerador. Una vez descongelado, el pastel no puede volver a congelarse; 
  • Sobras de las comidas: en recipientes propios de plástico sin BPA o de vidrio, siempre bien identificados. Para descongelarlas, usar el microondas o dejarlas descongelando dentro del refrigerador;
  • Carnes: pueden guardarse dentro en las mismas bolsas donde vienen de la carnicería, en el embalaje que viene del supermercado o dentro de recipientes cuadrados o rectangulares, los cuales permiten un mayor aprovechamiento del espacio;
  • Vegetales, verduras y frutas: pueden guardarse en bolsas de congelación de diversos tamaños, siempre cortados y secos antes de congelarse. Para congelar bananas, descascarar primero y enrollar cada una en film plástico, son excelentes para preparar batidos de fruta.
  • Queso y jamón rebanados: pueden almacenarse dentro de envases de plástico sin BPA bien cerrados o en recipientes de vidrio con tapa;
  • Pan francés, baguete o pan de forma: pueden congelarse en bolsas de congelación o, individualmente, envuelto en film plástico. 

Vea cómo congelar la pulpa de fruta.

Vida útil de los alimentos en el refrigerador

Aunque un alimento tenga un buen aspecto en el refrigerador, puede estar contaminado con hongos y bacterias; por esta razón, se debe siempre respetar la fecha de vencimiento de cada uno. La tabla a continuación muestra la vida útil que los alimentos tienen cuando son almacenados de forma correcta en el refrigerador:

AlimentoDuraciónObservaciones
Queso en rebanadas5 díasEnvolver en film plástico
Queso entero o en pedazos1 mes--
Carnes crudas2 díasEn el empaque
Tocino y salchichas1 semanaFuera del empaque original 
Longaniza3 días

Fuera del empaque original 

Jamón rebanado

5 díasEnvolver en film plástico
Pescados y crustáceos crudos1 díaMantener cubierto
Aves crudas2 díasEnvolver en film plástico
Huevos3 semanas--
Frutas5 a 7 días--

Verduras, berenjena, tomate

5 a 7 díasMantener en bolsas plásticas
Crema de leche3 a 5 días--
Mantequilla3 meses--
Leche4 días--
Enlatados abiertos3 díasRetirar de la lata y guardar en recipiente cerrado
Comida lista3 díasGuardar en recipiente cerrado

Para que los alimentos duren más tiempo, es importante guardarlos en recipientes de vidrio o de plástico limpios y con tapa, de forma tal que no entren en contacto con otros alimentos, especialmente con los crudos. 

Cómo organizar los alimentos en el refrigerador

Cada alimento en el refrigerador debe ser almacenado en recipientes o bolsas cerradas para que no tenga contacto con otros productos que puedan estar contaminados. Además, no se debe atiborrar el refrigerador para que el aire frío circule con más facilidad y conserve los alimentos por más tiempo. 

Para reducir el riesgo de contaminación de los alimentos, el refrigerador debe estar organizado de la siguiente forma:

  • Parte superior: yogures, quesos, mayonesa, patés, jamón y huevos;
  • Parte intermedia: en la repisa superior colocar los alimentos cocidos;
  • Repisa inferior: carnes y pescados crudos o en proceso de descongelación;
  • Gaveta: frutas y vegetales frescos;
  • Puerta: leches, aceitunas y otras conservas, condimentos, mantequilla, jugos, jaleas, agua y otras bebidas. 

Un consejo para conservar los vegetales y verduras picados por más tiempo es lavar y secar bien cada vegetal antes de colocarlo en el refrigerador, cubriendo el recipiente de almacenamiento con papel toalla para absorber el exceso de agua que se forme en el ambiente frío. 

Asimismo, en el caso de la leche, es importante que su consumo sea realizado de acuerdo con la indicación en el rótulo; puesto que, como la recomendación es colocarla en la puerta del refrigerador, esta queda expuesta a más variaciones de temperatura debido al abrir y cerrar del mismo, lo que puede favorecer al desarrollo de microorganismos nocivos y ocasionar infecciones, incluso, estando dentro del plazo de validez. 

Alimentos que no necesitan estar en el refrigerador

La lista siguiente indica los alimentos que no necesitan ser guardados en el refrigerador:

  1. Cebolla, porque se daña más rápido que en la despensa;
  2. Ajo, porque puede perder sabor y enmohecerse más rápido;
  3. Tomate, porque pierde el sabor;
  4. Papa blanca o camote, porque se secan y demoran más tiempo para cocinarse;
  5. Pimienta en conserva, porque ya tiene ingredientes que evitan que se dañe;
  6. Todo tipo de pan, porque se seca rápidamente;
  7. Miel o melaza, porque se cristalizan;
  8. Frutas como banana, manzana, pera, mandarina o naranja, porque pierden sus antioxidantes, lo ideal es comprar en poca cantidad;
  9. Frutas como papaya, sandía, melón o aguacate, después de cortadas, pueden meterse en el refrigerador envueltas con film plástico;
  10. Calabaza, porque pierde líquido y, por esta razón, necesita ser almacenada en un lugar oscuro y ventilado;
  11. Mantequilla de cacahuate y nutella, porque se endurecen y resecan, por esta razón, deben estar siempre bien tapados dentro de la despensa o en una repisa limpia.
  12. Zanahoria, porque se seca y pierde el sabor, es preferible colocarla en un sitio ventilado y oscuro;
  13. Chocolates, aunque estén abiertos, porque se endurecen y tienden a cambiar su olor y sabor; nunca colocarlos cerca de la cebolla;
  14. Cereales para el desayuno, porque se tornan menos crocantes;
  15. Condimentos y especias como orégano, perejil, pimienta en polvo, pimentón en polvo, porque pueden humedecerse y perder su sabor;
  16. Salsas industrializadas como Ketchup y mostaza, porque contienen conservantes que los mantienen por mucho tiempo incluso a temperatura ambiente;
  17. Galletas, aunque esté abierto el paquete, porque la humedad puede tornarlas menos crocantes y cambiarles el sabor. 

Los huevos a temperatura ambiente sólo duran 10 días, por esta razón, pueden guardarse en el refrigerador porque la temperatura fría ayuda a conservarlos.

Cuando la fruta está muy madura, se aconseja colocarla en el refrigerador porque este frena el proceso de maduración y hace que la misma dure más tiempo; sin embargo, para conservar mejor las frutas y los vegetales, se aconseja comprar únicamente lo suficiente para la semana porque, de esta forma, no corren el riesgo de dañarse fácilmente en la despensa ni hay necesidad de guardarla en el refrigerador. 

Cómo guardar las sobras de las comidas

Cómo guardar los alimentos en el refrigerador para que no se dañen

Los alimentos calientes no deben colocarse en el refrigerador porque, además de dañar el funcionamiento del aparato, podrían permitir el desarrollo de microorganismos que se encuentren en algún alimento dañado dentro del refrigerador, por ejemplo. Por esta razón, para guardar las sobras del almuerzo o de la cena, dejarlas enfriar primero y después guardarlas en el refrigerador. 

Por otra parte, para congelar las sobras de una comida, estas se deben colocar en un recipiente de plástico sin BPA o de vidrio con tapa propia. Cuando se esté sin tiempo, es posible guardar el plato listo para comerlo otro día, o también congelar el arroz, el frijol y la carne en recipientes separados.

La forma más correcta de congelar las sobras es colocarlas en el recipiente que se desee, el cual debe estar siempre limpio y seco, y después colocarlas dentro de una bandeja con agua fría y cubitos de hielo, puesto que esto alterará rápidamente la temperatura, permitiendo que el alimento dure más tiempo. 

Cómo eliminar el mal olor del refrigerador

Cómo guardar los alimentos en el refrigerador para que no se dañen

Para ejecutar una buena limpieza en el refrigerador y eliminar el mal olor, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Desconectar el refrigerador de la toma de corriente y colocar en la basura toda la comida que pueda estar dañada;
  • Retirar las gavetas y repisas y lavarlas con agua caliente y detergente. Luego, aplicar vinagre o limón y dejar secar al aire libre o pasar un paño limpio;
  • Limpiar todo el refrigerador con agua y detergente;
  • Limpiar el exterior con un paño limpio y suave;
  • Limpiar la bobina del condensador con un cepillo;
  • Colocar las repisas y organizar los alimentos nuevamente;
  • Conectar el aparato y regular la temperatura de 0 a 5 ºC. 

Si el refrigerador se mantiene limpio en el día a día, se debe realizar una limpieza más profunda cada 6 meses; sin embargo, si normalmente se encuentra sucio y con restos de alimentos, la limpieza general debe hacerse mensualmente. 

Consejos para la limpieza de la cocina

La higiene en la cocina es necesaria para reducir el riesgo de contaminación de los alimentos en el refrigerador, siendo importante lavar los utensilios, la esponja y los paños del fregadero con agua y detergente después de su utilización; además, es necesario limpiar la encimera y el escurridor de vajilla al menos 1 vez a la semana, aplicando limón, vinagre o cloro para ayudar a limpiar.

Un buen consejo para limpiar la esponja de lavar platos es mojarla y calentarla en el microondas durante 1 minuto de cada lado. Asimismo, al picar carnes, pescados y vegetales, se recomienda utilizar una tabla diferente para cada tipo de alimento, y utilizar un bote de basura con tapa para que los restos alimenticios no queden expuestos a los insectos. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje