Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la ceguera nocturna, síntomas y tratamiento

La ceguera nocturna, conocida científicamente como nictalopia es la dificultad para enfocar en ambientes con poca luz, como en la noche, cuando está más oscuro. Sin embargo, personas con esta alteración pueden tener una visión completamente normal durante el día.

Sin embargo, la ceguera nocturna no es un enfermedad, si no un síntoma o complicación de otro problema, como xeroftalmia, cataratas, glaucoma o retinopatía diabética. De esta forma, es importante consultar siempre a un oftalmólogo para evaluar la presencia de otra enfermedad ocular e iniciar el tratamiento adecuado.

Así, la ceguera nocturna tiene cura dependiendo de la causa, especialmente cuando el tratamiento se indica para la causa correcta y se inicia de manera precoz 

Qué es la ceguera nocturna, síntomas y tratamiento

Síntomas y principales causas

El síntoma principal de la ceguera nocturna es la dificultad para enfocar en ambientes oscuros, especialmente cuando se cambia de un ambiente con mucha luz a otro más oscuro, como sucede al entrar en casa o durante una puesta de sol, por ejemplo. De esta forma, las personas con ceguera nocturna que no reciben tratamiento deben evitar manejar hacia el final del día o durante la noche, para garantizar la seguridad. 

Esta dificultad para enfocar se produce cuando los niveles de una coloración de los receptores de la retina, conocida como rodopsina, se encuentran disminuidos, afectando la capacidad del ojo para procesar los objetos con poca luz. 

Estos receptores generalmente se afectan por la falta de vitamina A, la cual causa xeroftalmia, pero también pueden estar alterados ante la presencia de otras enfermedades oculares como glaucoma, retinopatía, miopía o retinitis pigmentosa, por ejemplo. 

Tratamiento para ceguera nocturna

El tratamiento para la ceguera nocturna depende de la causa que está produciendo las alteraciones en los receptores de la retina. Por eso, algunas técnicas utilizadas incluyen: 

  • Lentes o lentes de contacto: se utilizan especialmente en los casos de miopía para mejorar la vista;
  • Colirios: permiten controlar la presión en el ojo en casos de glaucoma, mejorando los síntomas;
  • Suplementos de vitamina A: son recomendaos en casos de xeroftalmia por deficiencia de vitamina A;
  • Cirugía: se utiliza para tratar cataratas en ancianos y mejorar la vista.

Además, en caso de que se identifique otra enfermedad de la retina, el médico puede solicitar exámenes como una tomografía óptica o ecografía para confirmar y adaptar el tratamiento, lo cual puede ser mas tardado.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje