Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Bronquitis asmática: qué es, sintomas y tratamiento

La bronquitis asmática es un término ue no es aceptado por toda la comunidad médica y que, por esto, no siempre es considerado como un diagnóstico, siendo muchas veces llamada apenas bronquitis o asma. Sin embargo, este término es utilizado cuando ocurre una inflamación de los bronquios pulmonares por causa de una alergia, causando la aparición de síntomas como dificultad para respirar y sibilancias o ruidos al respirar. 

La bronquitis asmática es una enfermedad que no se contagia, ya que no se transmite de un individuo a otro. Sin embargo, existen varios casos en que están presentes factores genéticos involucrados que pueden ser transmitidos de generación en generación. 

Sus causas están relacionadas con algún tipo de alergia respiratoria, pero las personas que tienen alguna tendencia a sufrir de otras alergias como alergias alimentarias o alergias en la piel tienen más probabilidades de desarrollar una bronquitis asmática. 

Bronquitis asmática: qué es, sintomas y tratamiento

Cómo saber si es bronquitis asmática

Los principales signos y síntomas de la bronquitis asmática pueden ser:

  1. Dificultad para respirar y sensación de que el aire no llega a los pulmones;
  2. Sensación de peso en el pecho;
  3. Tos nocturna;
  4. Presencia de una pequeña cantidad de flema, similar a la clara de huevo;
  5. Sibilancias o ruidos al respirar;
  6. Puntas de los dedos y la boca ligeramente azulados.

Los síntomas del asma pueden surgir en cualquier momento y a cualquier edad y, por esto, es importante seguir el tratamiento con los medicamentos recetados por el médico. El diagnóstico de la bronquitis asmática puede ser realizado por un neumonólogo a través de la observación de los síntomas, auscultación de los pulmones, de la prueba de espirometría y de la prueba de alergia. 

¿La bronquitis asmática tiene cura?

Bronquitis asmática: qué es, sintomas y tratamiento

La bronquitis asmática puede curarse cuando la alergia que causa la bronquitis consigue eliminarse, y se puede conseguir a través del uso de algunas vacunas indicadas por el neumonólogo o el alergólogo. 

Sin embargo, en la mayoría de los casos como la alergia no puede curarse, la bronquitis asmática tampoco tiene cura, y por ello el individuo deberá seguir el tratamiento de por vida.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la bronquitis asmática puede realizarse con el uso de medicamentos que desinflaman los bronquios pulmonares y facilitan el paso del aire, recetados por el neumonólogo. Algunos ejemplos de medicamentos utilizados son el salbutamol y el budesonida, los cuales vienen en una especie de "bombita" que el individuo debe llevar consigo para cualquier sitio a donde vaya, debiendo usarla siempre que sienta falta de aire. Además de esto, se recomienda la ingesta de medicamentos antiinflamatorios para prevenir las crisis de asma. 

Vea paso a paso cómo utilizar la bombita correctamente

La fisioterapia también puede ser un recurso para el tratamiento de la bronquitis asmática, siendo útil para mejorar la capacidad respiratoria y el condicionamiento físico de la persona. En estas sesiones se realizan ejercicios respiratorios que fortalecen los músculos involucrados en la respiración, expandiendo la capacidad pulmonar.

Principales causas

La bronquitis asmática es causada por una alteración genética que cuando se asocia a factores ambientales puede desencadenar una inflamación crónica de las vías respiratorias, lo que hace con que se estrechen los canales por donde pasa el aire dentro de los pulmones, estando relacionada a una alergia respiratoria que puede desencadenarse cuando el individuo se expone a situaciones como:

  • Estar cerca de animales con pelo como perro o gato;
  • En lugares muy polvorientos;
  • En lugares con moho o con mucha humedad;
  • En lugares muy fríos;
  • Estrés o emociones muy fuertes.

Normalmente la bronquitis asmática se diagnostica en la infancia, pero se puede desarrollar en cualquier fase de la vida, siendo más común en individuos que poseen algún tipo de alergia.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje