Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Causa de la tos alérgica y cómo tratarla

La tos alérgica es un tipo de tos seca persistente que surge cuando el individuo entra en contacto con la sustancia alergénica, que puede ser polvo, los pelos del animal de estimación o el polen de las flores y de los árboles, por ejemplo. Este tipo de tos es más común en la primavera y en el otoño, aunque puede surgir también en el invierno pues los ambientes tienden a estar más cerrados en esta época del año, generando acumulación de sustancias alergénicas en el aire.

Causa de la tos alérgica y cómo tratarla

Síntomas de la tos alérgica

Los síntomas de una tos alérgica son:

  • Tos seca, que nunca tiene flema o cualquier otra secreción;
  • Tos seca persistente, que ocurre varias veces al día pero especialmente por las noches;
  • Tos irritativa, que cuando comienza parece que no va a parar.

El individuo puede tener alergia respiratoria y no saber. Para aclarar esta duda lo ideal sería realizar un test de alergia, recomendado por un alergólogo o un neumonólogo. Los hijos de padres alérgicos tienen mayores probabilidades de desarrollar una alergia respiratoria y por esto son más propensos a sufrir de tos seca persistente. 

Causas de la tose alérgica

Algunas posibles causas de la tos alérgica son:

  • Alergia al polvo;
  • Alergia al polen de las flores.

Generalmente las causas de la tos alérgica están relacionadas a una alergia respiratoria y por esto el paciente puede sufrir además de la tos de una Rinitis o Sinusitis.

Tratamiento para la tos alérgica

El tratamiento para la tos alérgica debe ser hecho en base a la causa, sin embargo se recomienda la ingestión de algún medicamento anti-histamínico bajo orientación médica y evitar el contacto con la sustancia alergénica. El médico podrá indicar también la ingestión de un jarabe para la tos alérgica, que además de combatir la alergia calmará la garganta, disminuyendo los síntomas de la tos.

Lo que puede tomar para la tos alérgica es té de llantén o jarabe de miel con orégano, ya que poseen propiedades antitusígenas que ayudan a calmar la tos. 

Jarabe para la tos alérgica

Un buen ejemplo de jarabe para tos alérgica es el Hidroxicina, pero este medicamento sólo debe ser utilizado bajo orientación médica. Su acción es conectarse a los receptores de histamina y amenizar los síntomas y molestias consecuentes de la alergia.

Tratamiento casero para la tos alérgica

Un buen tratamiento casero para la tos seca, que es una de las características de la tos alérgica, es tomar un jarabe de miel con propóleo diariamente, pues él mantendrá la región de la garganta debidamente limpia e hidratada, disminuyendo así la incidencia de la tos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel;
  • 3 gotas de extracto de propóleo.

Método de preparación

Mezclar muy bien los ingredientes y tomar a seguir. Es recomendado tomarlo 2 a 3 cucharadas por día. 

A pesar de que este remedio casero ayuda a calmar la tos, el tratamiento para la tos alérgica siempre debe hacerse con la ingestión de medicamentos para la alergia, bajo prescripción médica.

Más sobre este tema:
Carregando
...