Bolitas en la lengua: 5 causas y qué hacer

mayo 2022

Las bolitas en la lengua pueden ser causadas al haberse quemado la lengua con alimentos muy calientes o por haber ingerido alimentos ácidos, los cuales irritan las papilas gustativas. Además, una mordedura accidental de la lengua, también puede ocasionar estas bolitas, así como dolor e incomodidad para hablar y masticar.

No obstante, estas bolitas en la lengua también pueden surgir por una infección de transmisión sexual, como el VPH, e incluso por situaciones más graves como un cáncer de boca.

Por lo general, estas bolitas desaparecen espontáneamente al cabo de unos días, sin embargo, si no desaparecen en un máximo de 15 días, se debe consultar a un médico general para que realice una evaluación, identifique cuál es el problema e indique el tratamiento más adecuado. 

Las principales causas que pueden ocasionar bolitas en la lengua son:

1. Inflamación o irritación de las papilas gustativas

Las papilas gustativas son pequeñas estructuras presentes en la lengua, responsables por el sentido del gusto. No obstante, debido a la ansiedad, consumo de alimentos muy ácidos o calientes, o consumo de cigarrillos, puede haber inflamación o irritación de de las papilas, lo que da como resultado el surgimiento de bolitas rojas en la lengua, disminución del sentido del gusto y, en ciertos momentos, dolor al momento del cepillado dental. 

Qué hacer: En el caso de que las bolitas rojas en la lengua representen inflamación o irritación de las papilas gustativas, es importante ir al dentista para que se eviten posibles infecciones y también evitar la ingesta de alimentos que puedan empeorar la situación, como piña, kiwi o café caliente, por ejemplo. 

2. Aftas

Las aftas son pequeñas bolitas ulceradas planas que pueden surgir en cualquier parte de la boca, incluyendo la lengua, y que pueden causar incomodidad para comer y hablar. Las aftas pueden surgir debido a diversas causas, como el aumento del pH de la boca debido a una mala digestión, mordedura de la lengua, estrés, uso de aparatos dentales y deficiencias de vitaminas. Conozca algunos consejos para curar las aftas.

Qué hacer: Normalmente, las aftas desaparecen en algunos días, sin embargo, en caso de que sean grandes o no cicatricen luego de 15 días, se recomienda ir al dentista para que pueda ser investigado y establecido el mejor tratamiento. Vea en el vídeo a continuación cómo acabar con las aftas:

3. VPH 

El VPH es una enfermedad de transmisión sexual cuya manifestación clínica más común es el surgimiento de verrugas en la región genital. No obstante, la infección por VPH puede ocasionar la aparición de heridas o bolitas en la parte lateral de la lengua, labios o paladar. Las heridas en la boca pueden tener la misma tonalidad de la piel o poseer una coloración roja o blanca, pudiendo ser semejante a las afta. Conozca más sobre el VPH en la boca

Qué hacer: al ser identificados los primeros signos de VPH, es importante ir al médico para que pueda iniciarse el tratamiento, el cual se realiza con el uso diario de pomadas específicas, de acuerdo con la indicación del médico. Conozca cómo se realiza el tratamiento para el VPH

4. Candidiasis oral

La candidiasis oral, también llamada sapito, es una enfermedad causada por la proliferación aumentada del hongo Candida albicans en la boca, ocasionando la formación de placas y bolitas blanquecinas en la garganta y en la lengua. Esta infección es más común en bebés, gracias al poco desarrollo de su sistema inmune y falta de higienización de la boca luego de ser amamantado; y en adultos que poseen el sistema inmunológico comprometido. Conozca cómo identificar y tratar la candidiasis oral

Qué hacer: al percatarse de la presencia de placas blanquecinas en la boca, es importante acudir al dentista para que pueda iniciarse el tratamiento, el cual, normalmente, se realiza con medicamentos antifúngicos, como por ejemplo la nistatina o miconazol. Además de eso, es importante realizar de forma correcta la higiene bucal.

Vea cómo cepillarse los dientes correctamente

5. Clamídia oral

La clamidia es una enfermedad infecciosa transmitida a través de la relación sexual genital, anal u oral sin protección. A pesar de que la clamidia oral no es transmitida a través de besos o al compartir vasos o cubiertos, puede transmitirse fácilmente a través de una relación sexual oral cuando su compañero (a) está infectado.

Las bolitas en la lengua causadas por la clamidia no suelen doler y normalmente se acompañan de otros síntomas como enrojecimiento en la boca, puntitos blancos y dolor de garganta.

Qué hacer: en caso surjan síntomas después de haber realizado sexo oral, es importante consultar a un médico para que se realice una evaluación y se indique el tratamiento más adecuado, el cual puede implicar el uso de antibióticos. Conozca más sobre la clamidia.

6. Cáncer bucal

Uno de los síntomas del cáncer oral es el surgimiento de bolitas en la lengua semejantes a las aftas, que producen dolor, sangran y crecen con el pasar del tiempo. Además de eso, se pueden observar rojas o blancas en la garganta, encía o lengua, y pequeñas heridas superficiales, lo que puede dificultar la masticación y el habla del paciente. Conozca otros síntomas del cáncer de boca

Qué hacer: en caso de que los síntomas no desaparezcan luego de 15 días, es importante consultar a un médico general o un dentista para que pueda realizar el diagnóstico y, de esta forma, iniciar el tratamiento, el cual en este caso se realiza con la remoción del tumor, seguido de sesiones de radio o quimioterapia. Conozca cuáles son las opciones de tratamiento para el cáncer oral. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em mayo de 2022. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em noviembre de 2019.
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.

Tuasaude en Youtube

  • Cómo eliminar LAS AFTAS rápidamente

    02:20 | 239273 visualizações