Blefaritis: síntomas, causas y tratamiento

La blefaritis es la inflamación en el borde de los párpados que provoca el surgimiento de lagañas, costras y otros síntomas como enrojecimiento, comezón y sensación de tener un objeto extraño en el ojo. Esta alteración es común y puede surgir de un día para otro, en personas de cualquier edad, y es causada por una alteración en las glándulas de Meibomio, responsables de mantener el equilibrio de la humedad ocular.

En la blefaritis, estas glándulas presentan dificultad para secretar grasa (componente de las lágrimas humanas), que se acumula en el párpado, dando como resultado los síntomas y aumentando el riesgo de desarrollo de bacterias en la zona, lo que torna la inflamación más complicada.

Ante la presencia de signos y síntomas de blefaritis, es importante acudir al oftalmólogo para que sea indicado el tratamiento más adecuado, el cual normalmente implica el uso de colirios para limpiar los ojos y, en los casos donde hay signos de infección, puede recomendarse también el uso de colirios antibióticos.

Conozca más sobre las causas de comezón en los ojos.

Blefaritis: síntomas, causas y tratamiento

Principales síntomas

La blefaritis no es una enfermedad contagiosa y los síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento e hinchazón de los párpados;
  • Presencia de costras y descamación en los párpados;
  • Comezón e irritación en los ojos;
  • Sensación de que hay un objeto extraño en el ojo;
  • Lagrimeo constante;
  • Fotofobia, que es la molestia ante la presencia de fuentes luminosas.

Además, otros síntomas que acostumbran a estar presentes son la pérdida de pestañas y durante el sueño los párpados pueden pegarse, siendo difícil abrir los ojos al despertar.

El aumento de contaminación, exceso de grasa en la piel, polvo, aire seco y el uso de aire acondicionado de forma excesiva pueden facilitar el desarrollo de blefaritis.

Causas de la blefaritis

La principal causa de la blefaritis es la alteración en el funcionamiento de las glándulas de Meibomio, que están localizadas en los párpados y poseen la función de secretar grasa con el objetivo de revestir la superficie de los ojos y evitar que las lágrimas se evaporen, dando origen a una película lagrimal que es responsable por lubricar y mantener saludable la superficie de los ojos.

De esta forma, cuando estas glándulas presentan alteraciones, hay acumulación y retención de grasa dentro de las mismas, aumentando la oleosidad de la superficie de los ojos, lo que torna la región más susceptible a la proliferación de bacterias, las cuales suelen estar presentes en los casos de blefaritis. Asimismo, la inflamación de los párpados también puede estar relacionada con enfermedades de la piel como rosácea o dermatitis o puede ser consecuencia de alergia a colirios, por ejemplo.

Es importante que el oftalmólogo sea consultado para que pueda ser identificada la posible causa de la blefaritis y, de esta manera, sea iniciado el tratamiento más adecuado.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la blefaritis es simple y puede hacerse limpiándose correctamente de los ojos, utilizando un colirio para limpiarlos y remover las costras y las lagañas. Además de esto, también puede ser útil la colocación de una compresa tibia en los ojos diariamente durante 2 a 3 minutos, alrededor de 3 a 4 veces al día, hasta que los síntomas remitan. Conozca más sobre los tipos de colirio.

Cuando el individuo padece blefaritis causada por rosácea ocular, se recomienda el uso de antibióticos en forma de comprimidos. Sin embargo, el médico también puede indicar el uso de pomadas antibióticas que contengan tetraciclina o sulfa, que deben ser aplicadas en los ojos antes de dormir, ya que pueden generar visión borrosa.

Remedios caseros para la blefaritis

En el tratamiento casero para la inflamación de los párpados debe optarse por el consumo de alimentos antiinflamatorios como salmón, naranja y acerola para acelerar la cura. Vea más ejemplos de alimentos que ayudan a curar la blefaritis más rápido.

Además, las compresas de manzanilla pueden ayudar a calmar la piel e irritación, aliviando los síntomas. Basta preparar un té de manzanilla con 1 cucharada de flores de manzanilla en 1 taza de agua hirviendo, dejar reposar durante 5 minutos, colar y está listo para usarse.

Para limpiar correctamente los ojos durante la blefaritis, usted debe:

  • Lavar las manos;
  • Colocar algunas gotas de colirio o té de manzanilla en un hisopo, gasa o compresa;
  • Ver hacia arriba cunado limpia el párpado inferior y cerrar el ojo cuando limpia el párpado superior;
  • Lavar nuevamente las manos.

Otra opción consiste en lavar el párpado con la espuma formada con un champú infantil neutro y agua, pues no es irritante para los ojos.

No se debe intentar retirar las costras sin utilizar el colirio, porque su remoción puede dejar la zona muy sensible e irritada.

Mientras estos síntomas estén presentes debe evitarse al máximo utilizar maquillaje y lentes de contacto para acelerar el proceso de curación. El tiempo de tratamiento puede variar de semanas a 1 o 2 meses, tomando en cuenta que los casos que tardan más, existen enfermedades asociadas que también deben ser correctamente tratadas para que la blefaritis pueda resolverse.

Signos de mejoría

Los signos de mejoría surgen después del inicio del tratamiento, con la caída de las costras y la disminución de la irritación ocular.

Signos de empeoramiento

Son caracterizados por la permanencia o agravamiento de los síntomas, existiendo pus y señales de infección como fiebre, y por eso, si estos signos surgieran debe acudir de nuevo al médico.

Posibles complicaciones

Pueden surgir complicaciones debido al aumento de las bacterias, lo que desencadenaría signos más fuertes de alergia, como comezón intensa e irritación en los ojos. Estos también pueden ocurrir debido a la mala higiene de los ojos o de la aplicación incorrecta de os medicamentos recomendados, por eso, en estos casos el médico podrá recomendar el uso de corticosteroides en pomada.

La mejor forma de evitar la blefaritis es evitar restregarse las manos en los ojos y mantener el área debidamente limpia.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • DIAS, Maurílio R.; GUARESCH, Bianca Luiza V.; BORGES, Clainijane R. Blefarite: epidemiologia, etiologia, apresentações clínicas, tratamento e evolução de nossos pacientes. Rev Bras Oftalmol. Vol 78. 5 ed; 300-303, 2019
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE OFTALMOLOGIA PEDIÁTRICA. Disfunção das glândulas meibomius. Disponible en: <https://sbop.com.br/disfuncao-das-glandulas-de-meibomius/>. Acceso en 06 Jul 2021
Más sobre este tema: