Baños de asiento: qué son, para qué sirven y cómo hacerlos

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero
enero 2021

Los baños de asiento son un tipo de tratamiento que tiene como objetivo aliviar los síntomas de las enfermedades que afectan la región genital, como infección por el virus del herpes, candidiasis o infección vaginal, por ejemplo. 

Este procedimiento sirve para complementar el tratamiento recomendado por el médico y puede ser realizado con aceites esenciales, bicarbonato de sodio o vinagre, por ejemplo, de acuerdo con el objetivo del baño. 

Para qué sirven

Los baños de asiento tienen como objetivo complementar el tratamiento indicado por el médico para enfermedades que afectan la región íntima de hombres y mujeres, tales como vaginosis bacteriana, herpes genital, candidiasis o ardor en la vagina, por ejemplo, puesto que ayudan a limpiar la zona, disminuir el riesgo de infección y aumentar la circulación sanguínea de la región, favoreciendo la cicatrización. 

Asimismo, también pueden recomendarse para aliviar los síntomas y la incomodidad causada por hemorroides o diarrea, o pueden ser igualmente indicados para disminuir los síntomas luego de la realización de cirugías en la región genital o perineal (perineo).

Cómo hacer los baños de asiento

Los baños de asiento son simples y consisten en preparar una palangana o recipiente amplio y limpio con los ingredientes para el baño y permanecer sentado de 15 a 30 minutos. Aparte de la palangana, también es posible realizar el baño de asiento en un bidé o en una bañera de inmersión, por ejemplo. 

Por lo general, se aconseja que sean realizados de 2 a 3 veces a la semana para que se puedan aprovechar los beneficios, y se recomienda que luego el baño sea llevado a cabo de 1 a 2 veces por semana para evitar que los síntomas vuelvan a surgir. 

Es indispensable tener en cuenta que el baño de asiento no sustituye el tratamiento recomendado por el médico, por lo que se sugiere consultar un ginecólogo o un urólogo para que sea indicado el tratamiento más adecuado para la situación y pueda evitarse la progresión de la enfermedad. 

Los ingredientes utilizados en este procedimiento pueden variar de acuerdo con el objetivo del tratamiento, pudiendo ser realizado con bicarbonato de sodio, vinagre o aceites esenciales. 

Conozca a continuación algunas opciones de baños de asiento:

1. Para hemorroides

Una opción de baño de asiento para hemorroides es el realizado con árnica, pues esta es una planta medicinal que posee propiedades antiinflamatorias, sedantes y cicatrizantes, por lo que ayuda a aliviar las molestias causadas por las hemorroides. 

De esta forma, para este baño de asiento basta mezclar 20 g de té de árnica y 3 litros de agua caliente en una palangana, y luego sentarse sobre el agua durante 15 minutos. 

Conozca otras opciones de baño de asiento para hemorroides

2. Para ardor vaginal

Un buen baño de asiento para el ardor vaginal causado por la candidiasis es elaborado con el aceite esencial de Melaleuca alternifolia, popularmente conocido como árbol de té de hoja estrecha, pues posee propiedades antimicóticas que combaten el agente causal de la enfermedad. Conozca todos los beneficios del aceite de melaleuca

Para preparar este baño de asiento, basta colocar 1 litro de agua tibia y 5 gotas de aceite esencial de melaleuca en una palangana, sentarse dentro durante 20 a 30 minutos y realizar un lavado vaginal con esta misma agua. Asimismo, se puede añadir 1 gota de aceite esencial de melaleuca en una toalla sanitaria y utilizarla durante el día. 

Este baño de asiento también puede ser empleado en caso de comezón en la vagina o flujo vaginal blanco, tipo leche cuajada, pues estos también son síntomas de candidiasis. 

3. Para infección urinaria

Un excelente baño de asiento para la infección urinaria es el realizado con vinagre, pues este ingrediente es capaz de alterar el pH de la zona íntima y disminuir la capacidad de adherencia de las bacterias a la uretra y a la vejiga. 

Para elaborar este baño, se debe colocar 3 litros de agua tibia en una palangana y añadir 2 cucharadas de vinagre, mezclar bien y luego sentarse sin ropa íntima durante al menos 20 minutos. 

Conozca otras opciones de baño de asiento para la infección urinaria

4. Para herpes genital

Un excelente baño de asiento para el herpes genital es el realizado con bicarbonato de sodio, pues puede ayudar en la cicatrización de las lesiones, disminuyendo el riesgo de transmisión de la enfermedad y la incomodidad causada por las lesiones. 

Para elaborar el baño para el herpes genital, se debe colocar 600 ml de agua tibia en una palangana, añadir una cucharada de bicarbonato de sodio, mezclar bien y sentarse dentro durante 15 minutos, de 2 a 3 veces al día. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em enero de 2021. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em enero de 2021.

Bibliografía

  • ABASCAL, kathy; YARNELL, Eric. Botanical Treatments for Hemorrhoids. Alternative and complementary therapies. 285-289, 2005
  • UHN. Having a Sitz Bath at Home. Disponível em: <https://www.uhn.ca/PatientsFamilies/Health_Information/Health_Topics/Documents/Having_a_Sitz_Bath_at_Home_Portuguese.pdf>. Acceso en 25 nov 2020
Abrir la bibliografía completa
  • SOARES, Ricardo; VIEIRA-BAPTISTA, Pedro; TAVARES, Sara. Vaginose citolítica: uma entidade subdiagnosticada que mimetiza a candidíase vaginal. Acta Obstet Ginecol Port. Vol 11. 2 ed; 106-112, 2017
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitorerapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.