Balón gástrico: qué es, cómo funciona y cómo es la cirugía

Revisión médica: Dr. Arthur Frazão
Oftalmólogo
febrero 2021

El balón gástrico, también conocido como balón intragástrico, es una técnica que consiste en la colocación de un balón en el interior del estómago para ocupar parte del espacio y hacer que la persona coma menos, facilitando así la pérdida de peso. 

Generalmente, para colocar el balón es realizada una endoscopia donde este es colocado en el estómago y después es rellenado con suero fisiológico. Este procedimiento es bastante rápido y es realizado bajo sedación; por esta razón, no es necesario permanecer hospitalizado. 

El balón gástrico puede llevar a la pérdida de alrededor de un 13% del peso original durante los primeros 6 meses de uso. Este procedimiento es indicado en personas con IMC superior a 30 o 35 kg/m2 y con enfermedades asociadas como presión alta o diabetes.

Cómo se realiza la cirugía de balón gástrico

La colocación del balón gástrico demora, unos 30 minutos aproximadamente y, por lo general, la persona no necesita permanecer hospitalizada, debiendo reposar entre dos a tres horas en la sala de recuperación antes de que le den el alta para poder regresar a casa. 

Esta técnica incluye varios pasos:

  1. Es utilizado un medicamento para sedar a la persona, provocando un sueño leve que permite reducir la ansiedad y facilitar todo el procedimiento;
  2. Son introducidos tubos flexibles por la boca hasta el estómago, los cuales llevan una microcámara en la punta que permite observar el interior del estómago;
  3. El balón, aún vacío, es introducido por la boca y después llenado dentro del estómago con suero y un líquido azul que sirve para tornar la orina o las heces azules o verdosas en caso de que el balón se rompa. 

Para garantizar la pérdida de peso y los resultados, mientras se usa el balón es muy importante seguir una dieta orientada por un nutricionista, con pocas calorías y que deberá ser adaptada en el primer mes después del procedimiento. Conozca más sobre cómo debe ser la dieta luego de la cirugía

Asimismo, es importante realizar un programa regular de ejercicio que, junto con la dieta, debe ser mantenido después de retirar el balón, con la finalidad de evitar volver a engordar. 

Cuándo y cómo se quita el balón

La remoción del balón gástrico es realizada, generalmente, 6 meses después de haber sido colocado, siendo este procedimiento semejante al de colocación, en el que es aspirado el líquido y retirado el balón a través de endoscopia bajo sedación. El balón debe ser removido, pues el material con el que está fabricado se degrada con los ácidos estomacales. 

Después de la remoción es posible colocar otro balón 2 meses más tarde, no obstante, muchas veces no es necesario, puesto que si la persona adopta un estilo de vida saludable logrará mantener el peso sin necesidad de utilizar el balón. 

¿A qué edad se puede colocar?

No existe una edad a partir de la cual se pueda colocar un balón gástrico; por esta razón, la técnica puede ser considerada como forma de tratamiento cuando el grado de obesidad es muy elevado. 

No obstante, en el caso de los niños es siempre aconsejado esperar al fin de la fase de crecimiento, pues el grado de obesidad puede disminuir a lo largo de esta fase. 

Ventajas y desventajas del balón gástrico

La colocación de un balón gástrico, además de ayudar a perder peso, tiene otras ventajas como:

  • No provoca alteraciones del estómago ni del intestino porque no se retira parte del estómago y/o del intestino, como es en los casos de la cirugía bariátrica;
  • Tiene pocos riesgos porque no es un método invasivo;
  • Es un procedimiento reversible, pues fácilmente puede vaciarse y extraerse. 

Asimismo, la colocación del balón engaña al cerebro, pues su presencia en el estómago envía la información de que está permanente lleno, incluso si el paciente no ha comido. 

Sin embargo, a pesar de estas ventajas, es un método que podría no ayudar a mantener la pérdida de peso a lo largo del tiempo, pues una vez retirado el balón, si no se mantienen hábitos alimentarios saludables, la persona puede volver a aumentar de peso nuevamente. De hecho, algunos estudios científicos han corroborado esta situación.

Posibles riesgos

La colocación del balón intragástrico para adelgazar puede provocar náuseas, vómitos y dolor de estómago durante la primera semana mientras el organismo se adapta a la presencia de este. 

En casos menos usuales, el balón puede romperse y desplazarse hacia el intestino, pudiendo provocar su obstrucción y generar síntomas como hinchazón abdominal, estreñimiento y orina verdosa. En estos casos se debe acudir de inmediato al hospital para remover el balón. 

Contraindicaciones

La colocación del balón gástrico está contraindicado en personas con una hernia hiatal >5 cms, úlcera estomacal o duodenal activa, resección quirúrgica previa del estómago, enfermedad inflamatoria intestinal, neoplasia gastrointestinal, anomalías orofaríngeas, sangrado gastrointestinal activo, trastornos de la coagulación, enfermedad varicosa, enfermedad alcohólica o abuso de drogas, enfermedad psiquiátrica, embarazo, uso de anticoagulantes o medicamentos antiinflamatorios y enfermedades cardiovasculares, pulmonares o cerebrovasculares.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em febrero de 2021. Revisión médica por Dr. Arthur Frazão - Oftalmólogo, em junio de 2020.

Bibliografía

  • BORGES, Alana C.; ALMEIDA, Paulo César; FURLANI, Stella M. T. et al. Balões intragástricos em obesos de alto risco em um centro brasileiro: experiência inicial. Rev Col Bras Cir. Vol 45. 1 ed; 2018
  • HAN KIM Seung; CHUN Hoon et al. Current status of intragastric balloon for obesity treatment. World Journal of Gastroenterology. 22. 24; 5495–5504, 2016
Revisión médica:
Dr. Arthur Frazão
Médico general
Médico general especialista en Oftalmología por la Universidad Federal de Rio Grande do Norte en el 2008, con registro profesional en el CRM/PE 16878.