10 síntomas del síndrome de Asperger (y cómo tratar)

Revisión médica: Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
febrero 2022

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que forma parte del espectro autista, el cual se caracteriza porque el niño tiene dificultad para relacionarse y comunicarse, para entender sus emociones y lo que ocurre a su alrededor.

La intensidad de los síntomas puede variar de un niño a otro, pudiéndose notar más en unos que en otros, siendo en algunos casos difícil de diagnosticar. Por este motivo, muchas personas descubren que sufren este síndrome en la edad adulta, cuando comienza a presentar depresión o episodios intensos y recurrentes de ansiedad.

Al contrario del autismo, estos individuos no presentan alteraciones a nivel de su aprendizaje, que de hecho puede encontrarse por encima del promedio, y es común que las personas diagnosticadas con este síndrome sientan la necesidad de crear rutinas fijas en su vida. Vea las diferencias de este síndrome con el autismo.

Para saber si un niño padece de Síndrome de Asperger, es necesario acudir a un pediatra, psicólogo o psiquiatra infantil, el cual evaluará la presencia de algunos signos y síntomas presentes en esta condición, como:

1. Dificultad para relacionarse con otras personas

Los niños y adultos con este síndrome generalmente muestran dificultad para relacionarse con otras personas, ya que presentan un pensamiento rígido y dificultades para entender las propias emociones y las ajenas, lo que hace parecer que no se preocupan con los sentimientos y necesidades de otras personas.

2. Dificultad para comunicarse

Las personas con el síndrome de Asperger no logran comprender el significado de cambios del tono de la voz, expresiones faciales, gestos corporales, ironía o sarcasmo, por lo que sólo consiguen entender lo que se les dice de forma literal.

De igual forma, también se presentan dificultades para expresar aquello que piensan o sienten, no compartiendo intereses o aquello que piensan con otras personas, además de evitar mantener contacto con los ojos de otra persona.

3. No comprender las reglas

Es común que, en la presencia de este síndrome, las personas no logran poseer un sentido común o respetar las reglas como esperar detrás de una fila, esperar su turno para hablar en una conversación, seguir las indicaciones para la realización de un trabajo en equipo, por ejemplo. Esto hace que la interacción social de estas personas sea cada vez más difícil.

4. Desarrollo normal del lenguaje

Los niños con este síndrome tienen un desarrollo normal, así como el período para aprender a hablar, escribir o pensar, teniendo en muchos casos, una inteligencia superior al promedio.

5. Comportamientos repetitivos

Las personas con este síndrome necesitan tener una rutina bien estructurada, ya que, de lo contrario, pueden confundirse. Modificaciones en el orden o en los horarios para las actividades o compromisos no son bien aceptados.

6. Intereses específicos e intensos

Es común que estas personas mantengan la atención puesta por mucho tiempo en determinadas actividades y permanezcan entretenidos con el mismo tema, como un objeto.

7. Poca paciencia

Es común que las personas que padecen de este síndrome tengan dificultad para comprender la necesidad de los otros, por lo que muchas veces se les considera rudos en su forma de actuar. Además, es común que no les guste conversar con personas de su misma edad, ya que prefieren un diálogo más formal y con mucha profundidad sobre un tema específico.

8. Falta de coordinación motora

Puede haber una falta de coordinación de movimientos que normalmente son desorganizados y torpes. Es común que los niños con este síndrome tengan una postura corporal extraña.

9. Descontrol emocional

En el síndrome de Asperger, hay dificultad para comprender las sensaciones y, cuando están sobrecargados emocionalmente, pueden tener dificultad para regular las reacciones, pudiendo aburrirse u obsesionarse.

10. Hipersensibilidad a los estímulos

Hay mayor sensibilidad a los estímulos, como luces, sonidos y texturas, las cuales pueden exaltar o irritar a la personas de una forma exagerada.

Cómo se realiza el diagnóstico

Para diagnosticar el síndrome de Asperger, los padres deben llevar al niño a consulta con un psiquiatra infantil cuando noten los síntomas, para que se realice una evaluación física y psicológica del niño que ayude a confirmar el diagnóstico.

Cuanto más precoz sea hecho el diagnóstico e iniciadas las intervenciones de tratamiento al niño, mejor será su adaptación al ambiente y calidad de vida.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para el síndrome de Asperger tiene como objetivo promover la calidad de vida y la sensación de bienestar de la persona. Por esto, es importante que el tratamiento se inicie inmediatamente después del diagnóstico, y lo ideal es que sea durante la infancia, para obtener los mejores resultados a lo largo del tratamiento.

Normalmente, el tratamiento es llevado a cabo por un equipo multidisciplinario, coordinando las terapias de manera que se complementen a lo largo del tiempo, consistiendo en: 

1. Acompañamiento psicológico

El acompañamiento psicológico es fundamental en el síndrome de Asperger, ya que durante las sesiones es donde se observan las principales características del síndrome, lo que permite identificar situaciones en las que estas características se ponen de manifiesto. Además, el tratamiento con el psicólogo es una forma de animar a la persona a hablar y convivir con alguien “desconocido”, que no forma parte de su día a día.

Aún así, es importante que los padres, amigos y profesores participen en este proceso, ya que pueden reforzar lo desarrollado durante las sesiones y apoyar la evolución. Algunos ejemplos de lo que los padres y maestros pueden hacer para ayudar a un niño con síndrome de Asperger son:

  • Dar órdenes sencillas, breves y claras, como por ejemplo: "guarda el rompecabezas en la caja después de jugar" y no "guarda tus juguetes después de jugar";
  • Preguntarle al niño en el momento exacto por qué está actuando de esa manera;
  • Explicar de forma clara y calma que algunas actitudes, como decir una grosería o arrojar algo a otra persona es desagradable o no es aceptable para los demás, para intentar que el niño no vuelva a cometer el mismo error;
  • Evitar juzgar al niño o a la persona por los comportamientos que tiene.

Además, de acuerdo con el comportamiento que presente el niño o la persona, el psicólogo puede realizar juegos que pueden ayudar a facilitar la convivencia o ayudarlo a comprender por qué tuvo una determinada actitud y el impacto de sus acciones, una vez que muchas veces no logra comprender lo que está bien y lo que está mal.

2. Sesiones de fonoaudiología

Como en algunos casos la persona con síndrome de Asperger puede tener dificultad para hablar con otras personas, las sesiones con el fonoaudiólogo pueden ayudar a estimular el habla y en la construcción de las frases. Además, las sesiones también ayudar a modular el tono de voz, ya que en algunos casos la persona puede hablar muy alto o gritando, así la situación no lo amerite.

Además de ayudar en la convivencia con otras personas, a través de la estimulación del habla, el fonoaudiólogo también puede ayudar a que la persona exprese sus sentimiento de forma adecuada, los cuales son identificados con la ayuda del psicólogo.

3. Uso de medicamentos

No existe un medicamento específico para tratar el síndrome de Asperger, sin embargo, cuando existen signos de ansiedad, depresión, hiperactividad o déficit de atención, el psicólogo puede encaminar al niño para un psiquiatra, de manera que sea recomendado el uso de medicamentos antidepresivos y/o ansiolíticos que ayuden a controlar los signos y síntomas de estas alteraciones, promoviendo así la calidad de vida. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em febrero de 2022. Revisión médica por Dr.ª Sani Santos Ribeiro - Pediatra y neumóloga infantil, em febrero de 2019.

Bibliografía

  • AUTISMO E REALIDADE. Síndrome de Asperger e Autismo de Alta Funcionalidade Kit de Ferramentas. 2010. Disponível em: <http://autismo.institutopensi.org.br/wp-content/uploads/manuais/Manual_para_Sindrome_de_Asperger.pdf>. Acceso en 22 jun 2020
  • NATIONAL AUTISTIC SOCIETY. Asperger syndrome. Disponível em: <https://www.autism.org.uk/about/what-is/asperger.aspx>. Acceso en 03 jun 2020
Abrir la bibliografía completa
  • THE NATIONAL AUTISTIC SPCIETY. What is Asperger syndrome?. Disponível em: <https://www.sabp.nhs.uk/application/files/4215/1964/9052/What_is_Asperger_Syndrome.pdf>. Acceso en 03 jun 2020
Revisión médica:
Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
Médica graduada en la Universidad Federal de Río Grande con CRM nº 28364 y ​​especialista en Pediatría por la Sociedad Brasileña de Pediatria.