Artrosis de cadera: qué es, síntomas y tratamiento

La artrosis en la cadera, también llamada osteoartrosis, es un desgaste de la articulación que produce síntomas como dolor localizado en la cadera, que surge principalmente durante el día y al caminar o permanecer sentado por mucho tiempo. 

Este padecimiento causa degeneración de los cartílagos, siendo muy común que surja en la cadera, ya que es una región que soporta buena parte del peso del cuerpo y que está siempre en movimiento y, generalmente se presenta en personas mayores de 45 años, per también puede manifestarse en personas más jóvenes, principalmente en el caso de atletas que utilizan mucho esta articulación. 

El tratamiento debe estar orientado por el ortopedista, y consiste en el alivio de los síntomas con el uso de medicamentos y fisioterapia. La cirugía puede considerarse en el último de los casos, cuando no hay mejoría con el tratamiento clínico, hecha a través del raspado de la parte inflamada o de la sustitución de cartílago por una prótesis de cadera. 

Artrosis de cadera: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas más comunes de la artrosis de cadera incluyen:

  • Dolor en la cadera, que empeora al caminar, permanecer sentado por mucho tiempo o al acostarse de lado sobre la articulación afectada; 
  • Caminar cojeando, necesitando un bastón para apoyar mejor el peso del cuerpo;
  • Sensación de adormecimiento u hormigueo en la piernas;
  • El dolor puede ir de la cadera hasta la rodilla en la parte interna de la pierna;
  • Dolor de tipo ardor en los gemelos de las piernas;
  • Dificultad para mover la pierna por la mañana;
  • Sensación de arena al mover la articulación;
  • Dificultad para cortarse las uñas de los pies, ponerse los calcetines, amarrarse los zapatos o levantarse de la silla, cama o sofá que sean más bajos. 

Esta enfermedad es causada por el desgaste de la articulación de la cadera, generalmente en personas genéticamente predispuestas, que se presenta con la edad avanzada. Sin embargo la artrosis en la cadera también puede surgir en jóvenes, debido a traumatismos locales causados por deportes, como correr y el levantamiento de peso, por ejemplo. Conozca otras enfermedades que pueden causar dolor en la cadera.

¿La artrosis en la cadera es motivo de jubilación?

En algunas personas, los síntomas pueden ser tan intensos que pueden incapacitar las actividades del día a día e, incluso, puede ser motivo de jubilación. Pero, para evitar esto, es necesario seguir el tratamiento y acompañamiento médico rigurosamente. 

Cómo se confirma el diagnóstico

El diagnóstico de la osteoartrosis de cadera es orientado por el ortopedista después de evaluar los síntomas y verificar las placas de rayos X de la cadera Algunas palabras que pueden estar escritas en el informe de rayos X, y que sugieren artrosis de cadera son: estrechamiento del espacio articular, esclerosis subcondral, osteofitos marginales, quistes o geodas.

Otros exámenes que el médico puede pedir son tomografía computarizada, que puede informar sobre la existencia de un tumor óseo, y la resonancia magnética, que puede servir para evaluar el estado de la cabeza del fémur. 

Posibles causas de artrosis en la cadera 

La artrosis de cadera sucede debido al desgaste natural de esa articulación, debido a la edad, o por traumatismos frecuentes, como carreras de larga distancia, por ejemplo. En estos casos, la cabeza del fémur que encaja perfectamente en el acetábulo de la cadera deja de encajar por completo. La superficie articular queda irregular y áspera, y da origen a los osteofitos, lo que causa dolor y disminución de la capacidad de movimiento. 

Algunas situaciones que favorecen la instalación de la osteoartrosis de cadera son:

  • Artritis reumatoide;
  • Espondilitis anquilosante;
  • Diabetes;
  • Artritis séptica;
  • Displasia de cadera;
  • Traumatismo en la zona o traumatismo de repetición (carreras).

De esta forma, es importante mantener estas situaciones controladas para conseguir eliminar el dolor y evitar el progreso de la artrosis. 

Es muy común que una persona que tiene artrosis de un lugar, tenga también en otros, como en las rodillas u hombros, por ejemplo. Conozca más a fondo la causa y qué hacer en caso de artrosis. 

Cómo se realiza el tratamiento

Artrosis de cadera: qué es, síntomas y tratamiento

Las principales formas de tratamiento son:

1. Cambio de hábitos

Algunos cambios que pueden ser útiles para el alivio del dolor y del empeoramiento de la cadera son: disminuir la frecuencia o intensidad de la actividad física que está causando la artrosis, reducir el peso y usar bastón, apoyándolo siempre en la mano opuesta al lado en donde se tiene dolor para disminuir la sobrecarga en al cadera. 

2. Medicamentos

Medicamentos analgésicos, prescritos por el médico como dipirona o paracetamol, pueden ser usados hasta 4 veces al día, para aliviar los síntomas. Cuando estos son muy intensos, puede hacerse uso de analgésicos más potentes, como tramadol, codeína y morfina, además de inyección de corticoides directamente en la cadera. 

Los antiinflamatorios, como diclofenaco y ketoprofeno, o corticoides, como prednisona, están indicados solamente en períodos de empeoramiento de los síntomas, y no deben tomarse do forma rutinaria, debido al riesgo de causar lesión renal y de úlcera en el estómago. 

Es posible utilizar suplementos como colágeno hidrolizado, glicosamina o condroitina, que actúan para ayudar a renovar el cartílago y mejorar la artrosis en algunas personas. 

3. Fisioterapia

El tratamiento fisioterapéutico puede hacerse con el uso de aparatos que alivian el dolor, uso de bolsas térmicas, masajes, tracción manual y ejercicios, para mejorar la amplitud, lubricación y función de la articulación, debiendo ser hecho diariamente o, por lo menos, 3 veces a la semana. 

4. Ejercicios

Los ejercicios, como hidrogimnasia, Pilates, bicicleta u otros ejercicios que no empeoren el dolor son importantes para fortalecer la musculatura y proteger las articulaciones del cuerpo. Por ello, se recomienda fortalecer los músculos del muslo, y hacer estiramientos, así como ejercicios funcionales. 

Los ejercicios pueden iniciarse con fajas elásticas, pero es importante ir aumentando el grado de dificultad usando pequeños pesos que pueden llegar hasta los 5 kg en cada pierna. 

5. Cirugía

La cirugía para artrosis debe ser hecha cuando los otros tratamiento no son suficiente para controlar el dolor. Consiste en retirar el cartílago dañado parcialmente o completamente, y, en algunos casos, es necesaria que sea sustituida por una prótesis de cadera. 

Después del procedimiento es necesario mantenerse en reposo por cerca de 10 días, lo cual varía de acuerdo con la necesidad de cada persona. En los casos en que se hace la colocación de la prótesis de cadera, la recuperación tarda un poco más, siendo necesario mantenerse con sesiones de fisioterapia por alrededor de 1 año o más, para que los movimientos se recuperen de la mejor forma. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: