Alzheimer precoz: 13 síntomas y a qué edad puede surgir

El Alzheimer precoz también se le conoce como "demencia presenil", es un enfermedad genética que comienza antes de los 65 años, por lo general, entre los 30 y los 50 años, y ocurre por el exceso de una proteína llamada tau y beta amiloide en el cerebro, específicamente en la parte responsable del habla y la memoria.

El Alzheimer precoz conduce a la pérdida de la cognición y tiene como síntoma principal, falta o pérdida de memoria, aunque también puede haber confusión mental, agresividad y dificultad para realizar las actividades de la rutina diaria.

Cuando surgen los primeros síntomas, muchas veces son confundidos con estrés y distracción, por lo que es muy importante estar atento, especialmente cuando hay antecedentes familiares de la enfermedad, ya que el diagnóstico al momento de iniciarse, es importante para que la persona pueda ser tratada antes del agravamiento de los síntomas y la enfermedad tenga una mayor posibilidad de ser controlada fácilmente.

Alzheimer precoz: 13 síntomas y a qué edad puede surgir

Principales síntomas

El Alzheimer causa la pérdida de la cognición de manera rápida y sin motivo aparente, lo que hace visible los siguientes síntomas:

  1. Olvidar cosas comunes, como sí comió o no;
  2. Fallas frecuentes en la memoria, como salir de casa y olvidar el camino para donde se dirigía;
  3. Confusión mental, como no saber dónde se encuentra o que estaba haciendo en el lugar;
  4. Guardar objetos en lugares inapropiados, como el teléfono dentro del refrigerador;
  5. Permanecer en silencio por largos períodos cuando está conversando;
  6. Insomnio, dificultad para dormir o despertarse varias veces por la noche;
  7. Dificultad al realizar cuentas simples, como 3 x 4, o pensar con lógica;
  8. Pérdida de los movimientos, como dificultad para ponerse de pie solo;
  9. Angustia y depresión, como tristeza que no pasa y el deseo de aislarse;
  10. Hipersexualidad, pudiendo ocurrir masturbación en público o tener lenguajes inapropiados;
  11. Irritabilidad en exceso por no recordar ciertas cosas o no entender determinada situación;
  12. Agresividad, como golpear familiares y amigos, arrojar objetos contra la pared o al suelo;
  13. Apatía, como si nada importara.

En caso de sospecha de Alzheimer en usted o de alguien cercano, realice el siguiente test de 10 preguntas sobre el día a día, que muestra si existe el riesgo de padecer Alzheimer:

Test rápido de Alzheimer: Realice el test y descubra cuál es la posibilidad de padecer esta enfermedad.

Iniciar la prueba
Imagen ilustrativa del cuestionario
¿Cómo se encuentra su memoria?
  • Tengo buena memoria, a pesar de haber pequeños olvidos que no interfieren en mi día a día.
  • A veces olvido algunas cosas como la pregunta que me hicieron, olvido compromisos y dónde dejé las llaves.
  • Suelo olvidar lo que hice en la cocina, en la sala o en el cuarto y también lo que estaba haciendo.
  • No logro recordar información simple y reciente como el nombre de quien acabo de conocer, aunque me esfuerce mucho.
  • Es imposible recordar dónde estoy y quién son las personas a mi alrededor.
¿Sabe qué día es hoy?
  • Generalmente soy capaz de reconocer las personas, lugares y sé qué día es hoy.
  • No recuerdo muy bien qué día es hoy y tengo una leve dificultad para recordar fechas.
  • No sé bien en qué mes estamos, pero soy capaz de reconocer lugares familiares, pero me quedo medio confundido en lugares nuevos y me puedo perder.
  • No recuerdo exactamente quiénes son mis familiares, dónde vivo y no recuerdo nada de mi pasado.
  • Lo único que sé es mi nombre, pero a veces recuerdo el nombre de mis hijos, nietos u otros familiares.
¿Es todavía capaz de tomar decisiones?
  • Soy completamente capaz de resolver problemas cotidianos e lidio bien con cuestiones personales y financieras.
  • Tengo dificultad para entender algunos conceptos abstractos como porqué una persona puede estar triste, por ejemplo.
  • Me siento poco seguro y tengo miedo de tomar decisiones, por lo que prefiero que los decidan por mí.
  • No me siento capaz de resolver ningún problema y la única decisión que tomo es que quiero comer.
  • No soy capaz de tomar ninguna decisión y soy totalmente dependiente de ayuda de personas.
¿Aún tiene una vida activa fuera de casa?
  • Sí, logro trabajar normalmente, hago compras, estoy involucrado con la comunidad, iglesia y otros grupos sociales.
  • Sí, pero estoy comenzado a tener alguna dificultad para conducir, pero aún me siento seguro y sé lidiar con situaciones de emergencia o que no están planeadas.
  • Sí, pero soy incapaz de permanecer solo en situaciones importantes y necesito de alguien para que me acompañe en mis compromisos sociales para lograr parecer una persona "normal" ante los demás.
  • No, no salgo de casa solo porque no tengo la capacidad y necesito ayuda siempre.
  • No, soy incapaz de salir de casa solo y me encuentro muy enfermo para eso.
¿Cómo se encuentran sus habilidades dentro de casa?
  • Buenas. Continúo haciendo tareas dentro de casa, tengo pasatiempos e intereses personales.
  • No tengo ganas de hacer nada dentro de casa, pero si me insisten, puedo intentar hacer algo.
  • Dejé por completo mis actividades, así como mis pasatiempos e intereses más complejos.
  • Lo único que sé es tomar un baño por mi cuenta, vestirme y ver televisión y no soy capaz de hacer otra tarea dentro de casa.
  • No soy capaz de hacer nada solo y necesito ayuda para todo.
¿Cómo es su higiene personal?
  • Soy totalmente capaz de cuidarme, vestirme, tomar un baño y usar el sanitario.
  • Estoy comenzando a tener un poco de dificultad para cuidar de mi propia higiene personal.
  • Necesito que otros me recuerden que tengo que ir al sanitario, pero logro hacer mis necesidades solo.
  • Necesito ayuda para vestirme y limpiarme. A veces me orino en la ropa.
  • No logro hacer nada solo y necesito que otra persona cuide de mi higiene personal.
¿Su comportamiento está cambiando?
  • Tengo un comportamiento social normal y no hay ningún cambio en mi personalidad.
  • Tengo pequeños cambios en mi comportamiento, personalidad y control emocional.
  • Mi personalidad está cambiando poco a poco, antes era muy simpático y ahora soy un poco malhumorado.
  • Dicen que cambié mucho y ya no soy la misma persona. Soy evitado por mis viejos amigos, vecinos y familiares lejanos.
  • Mi comportamiento cambió mucho y me volví una persona difícil y desagradable.
¿Logra comincarse bien?
  • No tengo ninguna dificultad para hablar o escribir.
  • Estoy comenzando a tener alguna dificultad para encontrar las palabras correctas y me toma más tiempo para completar mi razonamiento.
  • Es cada vez más difícil encontrar las palabras correctas y he tenido dificultad para nombrar objetos y noto que tengo menos vocabulario.
  • Es muy difícil comunicarme, tengo dificultad con las palabras, par entender lo que me dicen y no sé bien leer o escribir.
  • Simplemente no logro comunicarme, no hablo casi nada, no escribo y no entiendo muy bien lo que me dicen.
¿Cómo se encuentra de humor?
  • Normal, no noto ningún cambio en mi humor, interés o motivación.
  • A veces estoy triste, nervioso, ansioso o deprimido, pero sin grandes preocupaciones en la vida.
  • Permanezco triste o ansioso todos los días y eso se ha vuelto cada vez más frecuente.
  • Todos los días me siento triste, nervioso, ansioso o deprimido y no tengo ningún interés o motivación para realizar ninguna tarea.
  • La tristeza, depresión, ansiedad y el nerviosismo son mis compañeros diarios y perdí totalmente el interés en las cosas y ya no tengo motivación en nada.
¿Logra concentrarse y prestar atención?
  • Tengo una atención perfecta, buena concentración y buena interacción con todo lo que está a mi alrededor.
  • Estoy comenzando a tener dificultades para prestar atención en alguna cosa y me quedo somnoliento durante el día.
  • Tengo alguna dificultad para prestar atención y poca concentración, por lo que puedo permanecer mirando fijamente hacia un punto o con lo ojos cerrados durante algún tiempo, incluso sin dormir.
  • Paso buena parte del día durmiendo, no presto atención a nada y cuando converso digo cosas sin lógica o que no tienen relación con el tema de conversación.
  • No logro prestar atención a nada y estoy completamente desconcentrado.
Anterior Siguiente

¿A qué edad aparece el Alzheimer precoz?

Normalmente el Alzheimer precoz aparece entre los 30 y 50 años, sin embargo, no existe una edad exacta para que se inicie, pues existen casos de aparición tanto a los 27 como a los 51 años, por ello, se recomienda que las personas con antecedentes familiares, permanezcan atentos a los síntomas, ya que muchas veces pueden pasar por alto y confundirse con estrés y distracción.

En el caso de Alzheimer precoz, los síntomas de la enfermedad aparecen de forma mucho más rápida que en los ancianos y la incapacidad de cuidarse a sí mismo surge muy temprano.

De tal manera, si existe la menor sospecha de padecer esta enfermedad, se recomienda acudir a un neurólogo para obtener el diagnóstico correcto e iniciar el tratamiento adecuado lo más temprano posible, ya que la enfermedad a pesar de no tener cura, puede retrasar su evolución.

Cómo se confirma el diagnóstico

El diagnóstico del Alzheimer precoz se realiza a través de la observación de los signos y síntomas de la enfermedad, exclusión de otros tipos de demencia, test de memoria y cognición, relatos de la persona y familiares, confirmar si existe compromiso del cerebro a través de examen de imagen, como resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC) del cráneo.

Cómo se realiza el tratamiento

Actualmente no existe un tratamiento para el Alzheimer precoz, el neurólogo que acompaña el caso, puede recetar medicamentos para reducir los impactos de los síntomas en la vida de la persona, como donepezilo, rivastigmina, galantamina o memantina, que ayudan a mantener las funciones cognitivas mentales.

Además de medicamentos para mejorar la calidad del sueño y el humor, por ejemplo, se recomienda iniciar la psicoterapia. También puede ser recomendado cambios en la alimentación, dando preferencia a los alimentos naturales e incluyendo la actividad física en la rutina diaria.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • U.S. NATIONAL LIBRARY OF MEDICINE. Alzheimer's Disease. Disponible en: <https://medlineplus.gov/alzheimersdisease.html>. Acceso en 18 Sep 2020
  • LANCET NEUROL. The diagnosis of young-onset dementia. 2010. Disponible en: <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2947856/>. Acceso en 18 Sep 2020
  • NATIONAL INSTITUTES OF HEALTH. What Are the Signs of Alzheimer's Disease?. Disponible en: <https://www.nia.nih.gov/health/what-are-signs-alzheimers-disease>. Acceso en 18 Sep 2020
Más sobre este tema: