Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo identificar y tratar las aftas en niños y bebés

Las aftas en los bebés también conocidas como estomatitis, llagas, postemillas se caracterizan por pequeñas heridas en la boca, generalmente amarillentas en el centro y rojizas por fuera, que pueden aparecer en la lengua, en el paladar, en el interior de las mejillas, en las encías, al fondo de la boca o en la garganta del bebé.

Las aftas son una infección causada por un virus y por ser dolorosas, principalmente al masticar o tragar, hacen que el bebé se enoje, llore, no quiera comer o beber y se babee mucho. Además de esto, pueden causar fiebre, mal aliento, dificultad para dormir e incluso se pueden hasta inflamar los ganglios del cuello.

Normalmente, las aftas desaparecen en 1 o 2 semanas, sin embargo, los síntomas mejoran de 3 a 7 días aproximadamente cuando se realiza el tratamiento. El tratamiento se puede hacer con medicamentos analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno, orientados por el pediatra y con la adopción de algunos cuidados como ofrecer líquidos, preferiblemente fríos, para que el niño no se deshidrate.

Cómo identificar y tratar las aftas en niños y bebés

Las aftas y el algodoncillo en el bebé son infecciones diferentes, ya que el algodoncillo es causado por un hongo y se caracteriza por puntos blancos similares a la leche que también pueden surgir en cualquier región de la boca. Conozca más sobre el sapito en bebés.

Opciones de tratamiento para las aftas en el bebé

Normalmente, los síntomas de afta mejoran en alrededor de 7 a 14 días, sin embargo, hay algunas formas de tratamiento que pueden reducir la molestia y acelerar la recuperación. Estas son:

1. Medicamentos para afta

Los medicamentos más utilizados en el tratamiento de las aftas son los analgésicos como Ibuprofeno o Paracetamol, ya que alivian la inflamación y el dolor de la afta, reduciendo la incomodidad sentida por el bebé.

Estos medicamentos sólo se deben utilizar con la orientación del pediatra, ya que las dosis varían según el peso del niño.

2. Medicamentos para afta infantil

Algunos ejemplos de pomadas para afta en el bebé son las cremas con acetónido de triamcinolona, que tienen un efecto más rápido que los analgésicos y estimulan la cicatrización. Estas pomadas pueden ser tragadas sin que exista riesgo para el bebé, pero su efecto desaparece más rápido que los medicamentos orales, ya que necesitan estar en contacto con la llaga.

3. Otros cuidados caseros

Aunque los remedios tienen un gran efecto para aliviar el dolor y acelerar el tratamiento, hay algunos cuidados que se pueden hacer en casa para garantizar aún más comodidad para el bebé, estos son:

  • Ofrecerle agua, jugos naturales o batidos de frutas, para que el bebé no se deshidrate;
  • Evitar darle bebidas gaseosas y ácidas al bebé, ya que empeoran el dolor;
  • Darle alimentos fríos y sin condimentos como por ejemplo gelatina, sopa fría, yogur o helado, porque los alimentos calientes aumentan el dolor;
  • Limpiarle la boca al bebé con una gasa o algodón húmedo con agua fría para aliviar el dolor.

Además de esto, es importante que durante el tratamiento el bebé no vaya a la guardería, ya que puede transmitirle el virus a otros niños.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje