Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento para el Impétigo

El tratamiento para el impétigo se realiza bajo la orientación del médico, el cual suele prescribir la aplicación de una pomada antibiótica 3 a 4 veces por día, durante 5 a 7 días, directamente en la herida hasta desaparecer los síntomas. Es importante, que el tratamiento se inicie lo más rápido posible para evitar que la bacteria alcance regiones más profundas de la piel, cause complicaciones y dificulte el tratamiento.

El impétigo es más frecuente en los niños y es contagioso, por eso se recomienda que el niño o la persona infectada, no asista a la escuela o al trabajo hasta que haya un control de la enfermedad. Durante el tratamiento es importante separar ropas, toallas, sábanas y objetos de uso personal, para evitar la propagación de la enfermedad a otras personas.

Cuando la persona presenta pequeñas heridas con costras en la piel, se pueden eliminar con agua y jabón, que generalmente es suficiente. No obstante, cuando las heridas son grandes, de más de 5 mm de diámetro, no se debe remover la costra, pero si colocar la pomada o la loción recetada por el médico.

Tratamiento para el Impétigo

Medicamentos para el Impétigo

Para tratar el impétigo, el médico normalmente recomienda el uso de pomadas antibióticas, como por ejemplo: Neomicina, Mupirocina, Gentamicina, Retapamulina, Bacitracina, Ácido Fusídico o Nebacetina. Sin embargo, el uso constante o frecuente de esas pomadas pueden llevar a la resistencia bacteriana, por lo que no son indicadas por más de 8 días o de forma frecuente.

Algunos otros medicamentos para impétigo que pueden ser indicadas por el médico son:

  • Loción antiséptica, como el Merthiolate, por ejemplo, para eliminar otros microorganismos que puedan estar presentes y causar complicaciones;
  • Amoxicilina y ácido clavulánico, que puede ser usado en bebés y niños, cuando hay muchas lesiones o signos de complicaciones;
  • Antibióticos en comprimidos, como Eritromicina o Cefalexina, cuando hay muchas lesiones en la piel.

Asimismo, el médico puede recomendar la aplicación de suero fisiológico para ablandar las heridas, aumentando la efectividad de la pomada. El tratamiento puede realizarse durante 7 o 10 días, debiendo mantenerlo durante el período indicado por el médico, así las heridas en la piel hayan desaparecido antes de culminarlo. 

Signos de mejoría y empeoramiento

Los signos de mejoría comienzan a surgir entre 3 a 4 días después del inicio del tratamiento, con la disminución del tamaño de las heridas. Después de 2 o 3 días de inicio del tratamiento la persona ya puede volver a la escuela o trabajo porque la enfermedad deja de ser transmisible.

Los signos que pueden indicar que el impétigo está empeorando suelen surgir cuando no se inicia o se realiza el tratamiento correctamente, el primer signo puede ser la aparición de nuevas heridas en la piel. En este caso, el médico puede solicitar un antibiograma para identificar la bacteria causante de la infección y así poder indicar el antibiótico más adecuado.

Posibles complicaciones

La complicaciones debido al impétigo son raras y afectan más a personas que tienen el sistema inmune comprometido, como por ejemplo, personas en tratamiento contra el SIDA o cáncer, o personas con enfermedades autoinmune. En estas situaciones, puede haber aumento de las heridas en la piel, celulitis, osteomielitis, artritis séptica, neumonía, glomerulonefritis o septicemia.

Algunas signos que indican que puede haber complicaciones, son orina oscura, ausencia de orina, fiebre y escalofríos, por ejemplo.

Qué hacer para no tener impétigo de nuevo

Para evitar tener impétigo nuevamente, se debe seguir el tratamiento indicado por el médico hasta que las heridas estén totalmente curadas. A veces, las bacterias quedan almacenadas dentro de la nariz por largos periodos de tiempo y si el niño coloca el dedo dentro de la nariz para remover alguna suciedad o por hábito, sus uñas podrán lesionar la piel y la proliferación de esas bacterias puede suceder nuevamente.

También es importante evitar cubrirse las heridas de la piel con mucha ropa, debido a que esto no permite que la piel respire, lavarse la nariz a diario con suero fisiológico a diario y mantener las uñas cortas, limpias y limadas para evitar que ocurran lesiones en la piel al rascarse las heridas y que estas se infecten.

El tratamiento debe realizarse por el período indicado por el médico, esto permitirá combatir las bacterias que allí se encuentran y evitar el impétigo recurrente. Conozca más sobre la transmisión del impétigo.

Cuidados para prevenir el contagio de la enfermedad a otros 

Para evitar transmitir el impétigo se recomienda que la persona se lave bien las manos con agua y jabón varias veces al día. Asimismo, debe evitar el contacto directo con otras personas y compartir platos, vasos, cubiertos u objetos personales. En el caso de los padres, es importante que luego de tratar las heridas del niño, se laven muy bien las manos, esto evitará que se contagien con la enfermedad.

En cuanto a la alimentación no debe ser especial, pero si es importante que se ingiera más agua o líquidos como jugos de frutas naturales o tés, esto permitirá acelerar la recuperación y evitar la resequedad de la piel, que podría empeorar las lesiones. 

Es importante bañarse a diario y aplicar los medicamentos en todas las heridas. Asimismo, las toallas para limpiarse la cara, las manos y el cuerpo, las sábanas y la ropa, deben lavarse separadas del resto de la familia, con agua caliente y jabón para no propagar la enfermedad.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje