Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo identificar y tratar los síntomas extrapiramidales

Los síntomas extrapiramidales son una reacción del organismo que surgen cuando un área del cerebro responsable por la coordinación de los movimientos, llamada sistema extrapiramidal, es afectada como consecuencia del efecto secundario de algunos medicamentos como por ejemplo el Metoclopramida, Quetiapina o Risperidona. También puede ocurrir en ciertas enfermedades neurológicas como la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Huntington o como secuela de un ACV. 

Movimientos involuntarios como temblores, contracturas musculares, dificultad para caminar, lentitud de los movimientos o inquietud, son algunos de los principales síntomas extrapiramidales, y pueden surgir después del uso del medicamento o puede ir apareciendo muy lentamente con el paso de los meses e inclusive años.

Cuando surge como consecuencia de una enfermedad neurológica, suelen ir evolucionando lentamente, a lo largo de los años, a medida que la enfermedad va empeorando. 

Cómo identificar y tratar los síntomas extrapiramidales

Cómo identificar

Una vez que este tipo de medicamentos produce un efecto sobre las neuronas, los síntomas extrapiramidales más frecuentes son: 

  • Dificultad para mantenerse tranquilo;
  • Sensación de inquietud, moviendo mucho los pies o las piernas, y dificultad para mantenerse parado y quieto (acatisia);
  • Cambios del movimiento como temblores, movimientos involuntarios (discinesia) y espasmos musculares (distonía);
  • Movimientos lentos o caminar arrastrando los pies;
  • Alteraciones en los patrones de sueño;
  • Dificultad para concentrarse;
  • Cambios en la voz;
  • Dificultad para tragar;
  • Movimientos involuntarios de la cara.

Muchas veces estos síntomas pueden ser confundidos como signos de otros problemas psicológicos como ansiedad, ataques de pánico, síndrome de Tourette o hasta síntomas de ACV.

¿Cuáles son las causas?

Los síntomas extrapiramidales pueden surgir como efecto secundario de algunos medicamentos, inmediatamente después de la primera dosis o demorar algunas semanas o meses para surgir y, por esto, cuando aparecen se aconseja consultar al médico que recetó el medicamento para evaluar la necesidad de reducir la dosis o realizar ajustes en el tratamiento. Además de esto, aunque pueden ocurrir en cualquier persona, son más frecuentes en mujeres y en pacientes ancianos. 

Estos síntomas también pueden surgir como consecuencia de una enfermedad neurológica, siendo la enfermedad de Parkinson la principal representante. Otras enfermedades neurológicas incluyen enfermedades degenerativas como la enfermedad de Huntington, demencia por cuerpos de Lewy, secuelas de un ACV o de una encefalitis, y distonias o mioclonias, por ejemplo.

Medicamentos que pueden causar síntomas extrapiramidales

Algunos de los medicamentos que se han visto implicados con mayor frecuencia en el surgimiento de síntomas extrapiramidales son:

Tipo de medicamentoEjemplos
AntipsicóticosHaloperidol, Clorpromazina, Risperidona, Quetiapina, Clozapina, Olanzapina, Ziprarizona, Aripiprazol;
AntieméticosMetoclopramida, Bromoprida, Ondansetrón;
AntidepresivosFluoxetina, Sertralina, Paroxetina, Fluvoxamina, Citalopram, Escitalopram;
AntivertiginososCinarizina, Flunarizina.

¿Qué hacer cuando surgen?

Cuando surge algún síntoma extrapiramidal es muy importante consultar, lo más pronto posible, al médico que recetó el medicamento que puede estar causando el surgimiento de los síntomas. No se recomienda dejar de tomar el medicamento o cambiarlo sin indicación médica.

El médico puede realizar algunos ajustes en el tratamiento pudiendo cambiar el medicamento utilizado, sin embargo, cada caso debe ser evaluado individualmente. Además de esto, a lo largo del tratamiento con este tipo de medicamentos es necesario frecuentar al médico varias veces para ser evaluado nuevamente, así no existan efectos secundarios asociados.
 

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...