Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Dentición- Nacimiento de los primeros dientes del bebé

Los primeros dientes del bebé generalmente surgen alrededor de los 6 u 8 meses de edad y, mientras algunos bebés no presentan ninguna alteración en el comportamiento, otros pueden presentar señales como: 

  1. Agitación e irritabilidad;
  2. Salivación abundante;
  3. Encías inflamadas y doloridas;
  4. Comezón en las encías;
  5. Ganas de masticar todos los objetos que encuentra;
  6. Dificultad para comer;
  7. Falta de apetito;
  8. Dificultad para dormir.

También pueden surgir síntomas como fiebre y diarrea, por lo que el bebé suele estar mucho más irritado de lo normal. Una de las posibles causas de la diarrea es que el niño suele llevarse las manos y los juguetes a la boca para rascarse las encías, y estas pueden que no estén muy limpias, pudiendo contraer alguna infección intestinal.

Algunos bebés pueden presentar los primeros dientes a partir de los 3 meses de edad, mientras que otros sólo presentan los síntomas de nacimiento de los dientes alrededor del primer año de edad.

Dentición- Nacimiento de los primeros dientes del bebé

Qué hacer para aliviar la incomodidad

Para aliviar el dolor y la inflamación del nacimiento de los primeros dientes, los padres pueden realizar un masaje con las puntas de los dedos en las encías o darle juguetes fríos para que el bebé muerda, por ejemplo. Vea otras técnicas naturales de aliviar la incomodidad del bebé.

Si al bebé se le pone la barbilla o alrededor de la boca roja e irritada por la baba, se puede colocar la crema que se utiliza para la dermatitis del pañal porque contiene vitamina A y zinc, que ayudan a proteger y regenerar la piel.

Cómo cuidar los dientes de leche

Los primeros dientes del bebé deben comenzar a cuidarse antes de que nazcan porque los dientes de leche preparan el terreno para los dientes definitivos, dándole forma a las encías y creando el espacio para los dientes definitivos.

Para ello, los padres deben limpiar las encías, las mejillas y la lengua con un paño o una gasa húmeda al menos 2 veces al día y, principalmente, antes de acostar al bebé. 

Con la aparición del primer diente de leche se debe comenzar a crear el hábito de cepillarlos, para hacerlo existen cepillos especiales de acuerdo a la edad que son más fáciles para que los padres puedan utilizarlos. Estos cepillos son de cerdas suaves y flexibles para evitar lastimar la delicada encía del bebé, lo ideal es cepillarlo sólo con agua o con una pasta dental especial, las cuales son fabricadas con ingredientes naturales y no contienen flúor, por lo que es importante leer su composición antes de usarla.

La primera consulta del bebé al odontólogo debe ser inmediatamente después de la aparición del primer diente.
 

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...