Mala digestión: síntomas, causas y cómo tratar

Actualizado en octubre 2023

La mala digestión es una situación que puede ocurrir después de consumir alimentos muy grasos o beber demasiado líquido durante la comida, lo que ralentiza la digestión y causa la aparición de síntomas de mala digestión, como sensación de estómago lleno, gases, malestar abdominal, eructos frecuentes y náuseas.

Se recomienda acudir al médico cuando la sensación de estómago lleno es frecuente, con episodios diarios o cuando se repiten más de 8 veces al mes. En estos casos, el médico puede evaluar los síntomas presentados por la persona, analizar los hábitos alimentarios y recomendar la realización de exámenes para descartar otras causas de los síntomas.

En caso de mala digestión, se recomienda que la persona tenga una alimentación más ligera, evitando alimentos muy grasos y procesados. Además, puede ser útil consumir infusiones con propiedades digestivas, como el té de boldo o el té de hinojo, siempre que sean recomendadas por el médico, para aliviar los síntomas.

Imagem ilustrativa número 1

Síntomas de mala digestión

Los síntomas de mala digestión son:

  • Sensación de estómago lleno, incluso después de haber comido poco;
  • Gases;
  • Malestar y distensión abdominal;
  • Acidez y ardor estomacal;
  • Eructos frecuentes;
  • Náuseas y vómitos;
  • Diarrea o estreñimiento;
  • Dolor de cabeza;
  • Fatiga.

En presencia de síntomas frecuentes de mala digestión, es importante consultar a un gastroenterólogo para que realice una evaluación y pueda recetar medicamentos que ayuden a aliviar los síntomas. También se pueden recomendar medidas para prevenir el desarrollo de anemia y deficiencia de vitaminas, ya que la mala digestión puede interferir en la absorción de nutrientes en el intestino.

Principales causas

La mala digestión generalmente suele ser causada por malos hábitos alimentarios y es más común en personas que consumen alimentos altos en grasas y procesados, así como carnes, porque la digestión de estos alimentos es más difícil, lo que puede resultar en la aparición de síntomas.

Además, los síntomas de la mala digestión también pueden ocurrir cuando se consume una gran cantidad de líquidos durante la comida, ya que esto aumenta el volumen del estómago y ralentiza la digestión.

Esta situación también puede ser el resultado de comer muy rápido y no masticar los alimentos adecuadamente, lo que afecta directamente el proceso digestivo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la mala digestión debe ser indicado por un gastroenterólogo o médico general de acuerdo a los síntomas presentados por la persona. De forma general, puede prescribirse el uso de algunos medicamentos para aliviar los síntomas y mejorar la digestión, como Gaviscon y Melox plus, por ejemplo. Vea qué medicamentos tomar para la mala digestión.

También, existen algunos remedios caseros y naturales que también poseen propiedades digestivas y que podrían ser indicados como forma de complementar el tratamiento indicado por el médico, como leche de magnesia, té de boldo, té de hinojo y té de anís o manzanilla.

Otra buena opción es comer una rebanada de piña o papaya, o tomar alrededor de 50 mL de jugo de estas frutas sin agregarle agua para diluirla, ya que facilita y acelera la digestión, principalmente de comidas grasosas. Conozca algunos remedios caseros para combatir la mala digestión.

Qué comer

La dieta para combatir la indigestión debe tener principalmente alimentos que sean de fácil absorción y que no irriten el estómago como frutas frescas sin cáscaras y semillas, verduras cocidas, jugos de frutas naturales, pan y galletas sin relleno.

Los alimentos que deben evitarse son los que contienen muchas fibras y estimulen la producción de gases como los vegetales verdes con hojas, frijoles, huevos, embutidos y los ricos en grasas como mantequilla, requesón, leche y carnes rojas.

Además, también es importante evitar alimentos industrializados y procesados, ya que suelen ser ricos en grasa y conservadores que irritan el sistema digestivo. Conozca con más detalle cómo debe ser la dieta

Cuándo ir al médico

Se recomienda consultar a un gastroenterólogo o médico general cuando la sensación de mala digestión es frecuente, ocurriendo más de 8 veces al mes. Además, también se debe acudir cuando se notan síntomas como pérdida de peso, presencia de sangre en las heces o dificultad para tragar.

En la consulta, el médico evaluará los síntomas y recomendará la realización de exámenes que ayuden a identificar la causa de la mala digestión, como una endoscopia digestiva. Vea qué es y cómo se realiza una endoscopia.

Recomendaciones para la indigestión 

Algunas recomendaciones para mejorar la digestión son:

  • Mantener un horario regular para las comidas;
  • Comer con tranquilidad, lentamente y masticar bien los alimentos;
  • Mantener una posición erecta para comer;
  • Comer con frecuencia y en pequeñas cantidades, aproximadamente cada 3 horas;
  • Evitar las situaciones de estrés y agitación;
  • Suprimir el tabaco y las bebidas alcohólicas y también el café;
  • Limitar el consumo de chicles, ya que pueden causar ingestión de aire (aerofagia);
  • No realizar ejercicio físico, ni antes ni después de las comidas.

También es importante no tomar líquidos durante las comidas y tampoco acostase inmediatamente después de comer.