Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

5 consejos para cuidar la salud del pene

Secar el pene luego de orinar y lavarlo adecuadamente después de cada relación sexual son algunos de los cuidados que garantizan una buena higiene íntima, la cual debe ser realizada para no perjudicar la salud íntima del hombre y evitar el surgimiento de enfermedades o infecciones graves. 

El pene es un órgano que necesita cuidados apropiados y que debe ser lavado con precaución para garantizar la remoción de toda la suciedad. 

5 consejos para cuidar la salud del pene

Algunos pasos indispensables en la higiene íntima del hombre son los siguientes:

1. Secar el pene después de orinar

Aunque muchos hombres piensen que no es necesario secar el pene, esto realmente no es así, pues la humedad y los restos de orina que quedan pueden ocasionar el desarrollo de hongos y de otro tipo de infecciones. 

Por lo tanto, lo ideal es que, luego de orinar, se pase un trozo de papel higiénico en la abertura del pene para secar restos de orina, antes de colocarse de nuevo la ropa interior. 

2. Lavar adecuadamente el pene al bañarse

Para lavarlo adecuadamente, se debe retraer el prepucio, que es la piel que recubre el glande del pene, limpiarlo con jabón íntimo con un pH entre 5 y 6 y luego removerlo con abundante agua.

Es importante retirar todas las secreciones blancas que son producidas de forma natural por el pene, lavando todos los pliegues del glande. Este lavado debe llevarse a cabo al bañarse, por lo menos, una vez al día.

Después de bañarse, también es indispensable secar bien el pene con la toalla, con el fin de disminuir la humedad en la zona y evitar el surgimiento de infecciones por hongos o bacterias. 

3. Lavar el pene después de tener relaciones sexuales

Luego de cualquier relación sexual, los genitales deben lavarse apropiadamente para garantizar la remoción de los residuos de esperma y otras secreciones. Asimismo, este lavado también es muy importante luego de haber utilizado un preservativo durante la relación sexual, con la finalidad de eliminar los restos de lubricante.  

4. Cambiar de ropa interior siempre que sea necesario 

Para mantener una buena higiene, es importante cambiar de ropa interior luego de actividades físicas, relaciones sexuales y, por supuesto, después de bañarse. Además, la ropa interior siempre debe ser de algodón, pues los materiales sintéticos dificultan la transpiración de la piel y aumentan la acumulación de sudor, lo que a su vez incrementa el riesgo de infecciones y enfermedades del pene. 

5. Dormir sin ropa interior

Dormir sin ropa interior previene el surgimiento de hongos e infecciones, pues de esta forma se evita la acumulación de humedad, manteniendo la piel seca y fresca. Asimismo, el uso de ropa interior durante la noche puede potenciar el aumento de la temperatura en los testículos, lo que podría perjudicar la calidad del esperma. 

Consecuencias de la mala higiene del pene

La falta de higiene, aparte de incrementar el surgimiento de olores desagradables o de infecciones por hongos o bacterias, también puede aumentar el riesgo de inflamaciones en el pene, como la balanitis, que provocan síntomas desagradables como comezón, dolor, calor, enrojecimiento, secreción amarillenta y ardor en el pene. 

En caso de que surja de forma muy frecuente, la inflamación del pene también puede producir alteraciones en la células de la zona, lo que podría causar una situación de cáncer. 

Asimismo, la falta de higiene igualmente puede tener impacto en la mujer, pues gracias a la falta de cuidados por parte del hombre, esta queda más expuesta a bacterias y hongos causantes de enfermedades. 

Vea en el siguiente video cómo lavar el pene correctamente para evitar enfermedades:

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje