Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Balanitis: síntomas, causas y tratamiento

La balanitis es la inflamación de la cabeza del pene, que cuando alcanza el prepucio se llama balanopostitis, y provoca síntomas como enrojecimiento, comezón e inflamación de la región. Esta hinchazón, en la mayoría de los casos, es causada por la infección del hongo Candida albicans, pero también puede ocurrir por una infección bacteriana o, simplemente, debido a una alergia al tejido de la ropa íntima o a algún producto de higiene personal.

Aunque pueda ocurrir en cualquier hombre o en los niños, la balanitis es más frecuente en aquellos que no fueron circuncidados, ya que existe más facilidad para que la suciedad y las bacterias se acumulen por debajo de la piel del prepucio.

Cuando surgen los primeros síntomas de balanitis, es importante consultar al urólogo, en el caso de los hombres, o al pediatra en el caso de los niños para que sea examinado, y una vez diagnosticada la enfermedad el médico prescriba el tratamiento a seguir para acabar con la incomodidad. 

Balanitis: síntomas, causas y tratamiento

Principales síntomas

Además del enrojecimiento en la cabeza del pene, la balanitis puede provocar otros síntomas como:

  • Comezón intensa;
  • Mal olor;
  • Presencia de flujo blanquecino;
  • Dolor o ardor al orinar.

En algunos casos puede ser difícil retraer el prepucio, ya que ésta se inflama, por lo que si surgen estos síntomas mencionados se debe acudir al urólogo o al pediatra, para identificar la causa e iniciar el tratamiento adecuado.

Causas de balanitis

La principal causa de la balanitis es la candidiasis, que ocurre cuando el hongo Candida albicans se desarrolla en exceso y causa una infección en la capa de la piel más superficial del pene. Vea cómo identificar y tratar la candidiasis en el hombre.

Sin embargo, existen otras causas que pueden ocasionar irritación en el pene como mala higiene personal; alergia a algún producto higiénico o al tejido de la ropa interior; infección por bacterias; o enfermedades de transmisión sexual. Además de esto, algunas enfermedades de la piel como eczema o psoriasis también pueden surgir en la región íntima causando balanitis. 

Cómo se realiza el tratamiento

La mayoría de las balanitis pueden ser tratadas con la realización de una higiene adecuada de la región y con el uso de ropa interior de algodón para que la piel pueda respirar. Sin embargo, cuando los síntomas no mejoran el médico puede identificar la causa e iniciar un tratamiento más específico. 

Generalmente el tratamiento médico incluye el uso de pomadas como:

  • Pomadas corticoides como Hidrocortisona: se pueden utilizar en todos los casos para mejorar los síntomas;
  • Pomadas antifúngicas como Nistatina, Clotrimazol o Terbinafina: se utilizan para tratar el exceso de hongos;
  • Pomadas antibióticas como Clindamicina o Mupirocina: utilizadas en los casos de infección por bacterias.

Si a pesar de utilizar las pomadas los síntomas continúan o vuelven a surgir, es necesario evaluar la presencia de algún tipo de alergia que pueda estar siendo causada por un jabón específico u otro producto de higiene. En estos casos, se debe evitar la sustancia que provoca la alergia para aliviar los síntomas de una vez por todas. 

Después del tratamiento, para evitar que la balanitis surja nuevamente, se debe mantener el pene siempre limpio y seco, se debe evitar le uso de productos que puedan irritar la piel, y se debe utilizar preservativo en todas las relaciones sexuales, para disminuir el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. 

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...