8 repelentes caseros para eliminar los mosquitos

Actualizado en febrero 2024
Evidencia científica

Los repelentes caseros y naturales contra mosquitos, como el clavo de olor o el zacate limón, pueden ser usados en el cuerpo. Además, también hay repelentes que pueden ser utilizados en el ambiente, como el repelente de vinagre o el electrónico, al que se le puede poner cáscara de limón, por ejemplo.

Estos repelentes caseros pueden utilizarse especialmente para prevenir la picadura del mosquito Aedes Aegypti, que transmite el dengue, zika y chikungunya, o mosquitos que causan la malaria o fiebre amarilla, además de los zancudos. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta que el tiempo de eficacia de los repelentes caseros es relativamente baja, haciendo que sea necesario volverlos a aplicar con mayor frecuencia que los repelentes de farmacia.

Los repelentes caseros también son buenas opciones para personas que no desean o no pueden utilizar productos químicos, ya sea en forma de repelente corporal o ambiental.

Imagem ilustrativa número 2

Principales repelentes para el cuerpo

Algunos repelentes para el cuerpo son:

1. Repelente con clavo de olor

El repelente casero con clavo de olor es rico en eugenol, un aceite esencial con propiedades insecticidas que repelen al mosquito Aedes aegypti que causa el dengue, zika y chikungunya, además de moscas y hormigas.

Este repelente casero puede utilizarse por adolescentes y adultos, incluyendo mujeres embarazadas, y el tiempo máximo de duración de ese repelente en la piel es de 3 horas. Vea otros beneficios del clavo de olor.

Ingredientes:

  • 500 ml de alcohol de cereal;
  • 10 g de clavo de olor;
  • 100 ml de aceite de almendras o mineral.

Modo de preparación:

Colocar el alcohol y el clavo de olor en un frasco oscuro con tapa, lejos de la luz, durante 4 días. Revolverlo 2 veces al día, por la mañana y por la noche. Colar y juntar el aceite, agitando ligeramente y colocar el repelente en un recipiente con spray.

Esta loción también puede utilizarse en superficies que suelen tener hormigas, ya que es una buena forma de alejarlas. Si las hormigas suelen estar en el azúcar, lo que puede hacer es aplicar unas gotas dentro del azucarero.

2. Repelente de aceite de eucalipto

El repelente casero de aceite de eucalipto contiene mentoglicol, que es un repelente natural de mosquitos, incluso del Aedes aegypti, y también de las garrapatas como Borrelia burgdorferi que causa la enfermedad de Lyme.

Este repelente puede ser utilizado por embarazadas y niños mayores de 3 años y su tiempo de duración es de hasta 6 horas.

Ingredientes:

  • 15 gotas de aceite de eucalipto;
  • 3 a 4 cucharadas de aceite de almendras o mineral;
  • ¼ de taza de agua.

Modo de preparación:

Mezclar los ingredientes y colocar en un frasco de spray. Aplicar la solución en la piel y cada 6 horas. Esta solución repelente también puede usarse en el ambiente.

3. Repelente de zacate limón

El repelente casero de zacate limón, también conocido como citronela o malojillo, se realiza a partir del aceite esencial de esta planta y contiene citronelal, citronelol y geraniol en su composición con propiedades insecticidas contra el mosquito del dengue, malaria y fiebre amarilla, además del zancudo.

El tiempo de duración de este repelente es de 2 horas y puede causar irritación en los ojos o alergia en la piel y no debe ser utilizado por embarazadas, niños y personas con presión alta. Vea otros beneficios del zacate limón.

Ingredientes:

  • 5 gotas de aceite esencial de zacate limón o malojillo;
  • 1 cucharada de aceite de coco o aceite de semilla de girasol.

Modo de preparación:

Mezclar los ingredientes y colocarlos en un recipiente con spray. Aplicarlo en la piel, diseminando en las áreas expuestas al mosquito como los brazos y piernas. Evitar aplicar en el rostro y lavar las manos después de la aplicación para evitar el contacto accidental con los ojos, boca y nariz.

El zacate limón puede utilizarse en velas o difusores para alejar a los mosquitos.

4. Repelente de lavanda

Este repelente, hecho con aceite esencial de lavanda puede utilizarse como repelente casero para bebés, a partir de los 2 meses de edad para prevenir la picadura del mosquito del dengue, zika y chikungunya, además de zancudos.

El repelente casero con lavanda calma e hidrata la piel, y el tiempo de acción es de aproximadamente 3 horas. Este repelente casero no debe ser usado por embarazadas.

Ingredientes:

  • 1 empaque de 150 ml de crema hidratante;
  • ​1 cucharada de aceite esencial de lavanda.

Modo de preparación:

En un recipiente de vidrio mezclar muy bien la crema hidratante y el aceite, posteriormente mezclar en un frasco limpio y seco. Aplicar diario en todas las áreas del cuerpo expuesta al mosquito.

5. Repelente de menta de gato

La menta de gato es una planta medicinal que contiene nepetalactona, un componente de este aceite esencial con acción insecticida contra el mosquito Aedes aegypti causante del dengue, zika y chikungunya, y contra el mosquito de la malaria.

Este repelente casero está hecho con aceite esencial de esta planta y tiene un tiempo máximo de acción de hasta 7 horas. El repelente de menta de gato no debe ser utilizado por embarazadas ni por niños.

Ingredientes:

  • ½ cucharadita de aceite esencial de menta de gato;
  • 1 taza de aceite de almendras.

Modo de preparación:

Mezclar los ingredientes y colocar en un recipiente con spray. Aplicar en la piel y diseminar. Lavarse las manos después de la aplicación.

Repelentes para ambientes

Imagem ilustrativa número 9

Algunas opciones de repelentes ambientales caseros y naturales son:

1. Repelente con vinagre

El repelente casero con vinagre es una buena opción para alejar al mosquito del dengue, zika y chikungunya, debiendo utilizarse solo en el ambiente.

Ingredientes:

  • 1 taza de vinagre;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación:

Mezclar los ingredientes y colocar en un atomizador. Aplicar la solución en ventanas y puertas.

2. Repelente para moscas

Un ejemplo de repelente casero para moscas es colocar clavo de olor en la mitad de un limón o de una naranja.

El clavo de olor posee propiedades que irritan a los insectos y estas propiedades se potencian en contacto con estas frutas cítricas.

Ingredientes:

  • 10 g de clavo de olor;
  • 1 naranja o 1 limón.

Modo de preparación:

Poner los clavos de olor en la parte externa de la fruta y dejar al aire libre. Para potenciar el efecto se puede cortar la naranja o el limón por la mitad y esparcir los clavos en el interior. Además, se puede exprimir un poco la fruta, el jugo se hace más evidente y tiene mayor acción en conjunto con los clavos.

3. Repelente electrónico

Un buen repelente casero contra mosquitos y otros insectos es utilizar la cáscara de limón o de naranja en el repelente electrónico, en lugar de las pastillas repelentes que utiliza.

Este repelente puede no ser suficiente para alejar a los mosquitos, por lo que también se recomienda utilizar un repelente en la piel.

Ingredientes:

  • 1 pedazo rectangular de cáscara de limón o de naranja;
  • 1 aparato electrónico repelente.

Modo de preparación:

Colocar la cáscara de limón o de naranja en el repelente electrónico donde normalmente se colocan las pastillas repelentes. Cambiar todos los días la cáscara de limón o de naranja.

Además de estos repelentes naturales, existen también algunos repelentes comerciales como el Off, que pueden ser usados por embarazadas y niños y que ayudan a proteger contra la picadura del mosquito. Vea otros consejos en el vídeo a continuación:

youtube image - ¡Repelente natural para alejar los mosquitos!

Cómo utilizar los repelentes

Los repelentes caseros para el cuerpo pueden utilizarse en toda la piel expuesta a los mosquitos, como brazos, cara y piernas, sin embargo se debe tener cuidado de no aplicarlo muy cerca de los ojos o mucosas como la boca o nariz, ya que pueden causar irritación. Además, se recomienda lavar las manos después de la aplicación para evitar el contacto accidental con los ojos, boca y nariz.

Otra recomendación importante es pulverizar repelentes caseros en spray en la ropa, porque el piquete del mosquito puede atravesar tejidos muy finos, llegando a la piel.

Los repelentes caseros para ambientes pueden utilizarse en forma de spray, aplicando en lugares en que el mosquito pueda entrar como ventanas o puertas, o ser utilizado en aparatos electrónicos ambientales.