Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es Quiste de Baker, cuáles son sus síntomas y tratamiento

El quiste de Baker, también conocido como quiste poplíteo, es un bulto que surge en la parte trasera de la rodilla debido a la acumulación de líquido de la articulación, causando dolor y rigidez en la zona que empeora con el movimiento de extensión de la rodillas y durante la actividad física.

Generalmente, el quiste de Baker es resultado de otros problemas en la rodilla, como artritis, lesión en el menisco o desgaste del cartílago, por lo que no necesita tratamiento, desapareciendo cuando la enfermedad que lo causa es controlada. Lo más común es que se localice entre el músculo gastrocnemio medial y el tendón semimembranoso.

Sin embargo, aunque es raro, el quiste de Baker puede romperse produciendo dolor intenso en la rodilla o pantorrilla, pudiendo ser necesario tratarlo en el hospital con cirugía.

Quiste de Baker
Quiste de Baker
Quiste de baker
Quiste de baker

Síntomas del quiste de Baker

Normalmente, el quiste de Baker no manifiesta síntomas evidentes, siendo descubierto en un examen realizado por otro motivo, o durante la evaluación de la rodilla en consulta con el ortopedista o con un fisioterapeuta.

Algunos signos y síntomas que pueden indicar que puede haber un quiste de Baker detrás de la rodilla son:

  • Hinchazón detrás de la rodilla, como si fuera una bola de ping pong;
  • Dolor en la rodilla;
  • Rigidez al mover la rodilla.

Cuando surgen síntomas de problemas en la rodilla se recomienda consultar a un ortopedista para hacer exámenes, como ultrasonido de la rodilla o resonancia magnética, y diagnosticar el problema, iniciando el tratamiento adecuado. Los rayos X no evidenciarán el quiste, pero podrían ser útiles para evaluar la osteoartritis, por ejemplo.

Generalmente el quiste puede palparse cuando la persona se sienta boca abajo con la pierna estirada y cuando la pierna se dobla 90º. Es bueno verificar que el quiste tenga bordes bien delimitados y se mueve para arriba y para abajo, siempre que la persona levanta o baja la pierna.

Cuando el quiste de Baker se rompe, la persona siente un dolor fuerte y repentino en la parte trasera de la rodilla, que puede irradiarse hacia la pantorrilla, pareciéndose a veces a una trombosis venosa profunda.

Tratamiento para el quiste de Baker

El tratamiento para el quiste de Baker en la rodilla, normalmente no es necesario, sin embargo, en caso de que el paciente presente mucho dolor, el médico puede recomendar el tratamiento fisioterapéutico que debe incluir, por lo menos, 10 consultas para aliviar los síntomas. El uso de ultrasonido puede ser útil para la reabsorción del contenido líquido del quiste.

Además, también pueden ser utilizadas compresas congeladas o inyecciones de corticoides en la rodilla para reducir la inflamación de la articulación y aliviar el dolor. La aspiración del líquido también puede ser una buena solución para quitar el quiste de Baker, pero sólo se recomienda cuando hay dolor intenso, como forma de aliviar los síntomas, debido a que la posibilidad de que vuelva a surgir es alta. Conozca más sobre el tratamiento del quiste de Baker.

Cuando el quiste de Baker se rompe puede ser necesario una intervención quirúrgica para aspirar el líquido en exceso de la rodilla, a través de una artroscopia.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje